Teléfono de empleado de Caliente desaparecido fue hallado en área de Flamingos: cónyuge

Foto: Ramón T. Blanco Villalón
Destacados miércoles, 4 mayo, 2022 6:45 PM

La esposa Óscar Gómez Islas reveló que el dispositivo móvil se localizó cerca de una gasolinera y que personal de Caliente lo recuperó y lo entregó a la autoridad competente “en blanco”, “reseteado”

 

Menos de 24 horas después de que el empleado de Corporación Caliente Óscar Gómez Islas desapareciera el 18 de abril, su teléfono celular fue localizado a la altura del kilómetro 6.5 de la carretera Tijuana-Rosarito, según reveló este miércoles su cónyuge, Azul Chavarría.

La mujer relató que al día siguiente de la desaparición de Óscar, alguien contestó en su celular alrededor de las 9:00 horas, luego de que ella hubiera estado marcando reiteradamente a ese dispositivo.

Refirió que le contestaron “unos niños” y que ella colgó para solicitarle a “un compañero” de su esposo que se comunicara; de modo que en su oportunidad “él se acercó por el teléfono” y lo entregó a personal de la empresa, agregó.

Sin embargo, comentó que en el ínter ella volvió a marcar y tomó la llamada una mujer.

“Ella me dice sabe qué, mis hijos salen a correr en las mañanas, entrenan box, ellos encontraron el teléfono, pero yo les dije que entreguen el teléfono, que no se lo pueden quedar”, citó.

Según puntualizó, el celular “estaba en el área de por Flamingos, donde está la gasolinera Chevron”.

La estación de gasolina se ubica sobre la carretera Tijuana-Rosarito, en la colonia Cañón de la Pedrera, frente a lo que se conoció como Hotel Flamingos.

“Soy muy mala para ubicar, pero en esa zona, hay un canal, hay un puentecito y ahí estaba tirado” el dispositivo móvil, describió Azul Chavarría.

Detalló que imágenes en poder de la Fiscalía General del Estado dan cuenta de que el vehículo pick up asignado a su esposo, propiedad de Corporación Caliente, estuvo estacionado por alrededor de dos horas en el área.

“En los videos también que obtiene la fiscalía se observa la camioneta Tundra que estaba asignada a mi esposo, ahí se meten, me comentan que es una privada”, expuso y agregó: “En el video se observa que la Tundra, que es esta camioneta, ingresa, después de si no me equivoco dos horas aproximadamente sale en reversa y agarra camino, es donde tiran el teléfono, donde está este canal y se presume que es cuando sale a Rosarito por la carretera libre”.

Recordó que posteriormente (el 20 de abril) la unidad vehicular apareció en el V Municipio de Baja California, “incendiada”.

Del teléfono sostuvo que una vez que fue recuperado por el compañero de su esposo, él se lo entregó al jefe inmediato de Gómez Islas, Manuel Espinoza, identificado como secretario particular del presidente de Caliente, el ex alcalde de Tijuana Jorge Hank Rhon.

A propósito del dispositivo señaló: “lo recupera personal de Hipódromo y lo entregan a su jefe inmediato, porque al fin de cuentas como es una herramienta de trabajo que le proporcionó la empresa, ellos se lo quedan en su poder, ya cuando la fiscalía lo solicitó pues sí se lo dieron, pero la fiscalía me informó que el teléfono iba en blanco, estuvo reseteado”.

Recordó que ya van 16 días de la desaparición de Gómez Islas, quien llevaba laborando 23 años en Caliente y el 18 de abril desapareció luego de ser privado de su libertad sobre el bulevar Agua Caliente.

Azul Chavarría observó que ella no ha tenido “los resultados esperados” con las indagaciones emprendidas. Aprovechó para solicitar que si alguien posee información que pudiera concurrir a la investigación la proporcione.

“Le ruego a toda la ciudadanía que si tienen algún dato” lo compartan, dijo.

Mencionó parecerle increíble que habiendo “tantas cámaras en la ciudad” no se cuente con mayores elementos que pudieran ser de utilidad.

Sobre el último día que vio a su esposo, relató que a las 6:45 de la tarde, después de comer, él salió de casa en razón de que tenía una cita con el jefe de escoltas de Corporación Caliente, Antonio Vera Palestina.

Para entonces a Gómez Islas se le responsabilizaba de un faltante de “2 mil dólares” al interior de la empresa. Supuestamente iba ver al jefe de escoltas en el ánimo de demostrar que él no era responsable de ese ilícito, acto del que incluso estaba realizado “una investigación” por su cuenta.

“Cabe señalar que cuando él sale a comer regularmente él ya no regresa a la oficina, él se queda en casa, a menos que haya una comisión él sale, pero de lo contrario ya no vuelve a la oficina, en esta ocasión lo cita el señor Vera, él regresa (a las instalaciones de la empresa) y al siguiente día por la mañana es cuando veo por redes sociales un video de un levantón y al verlo lo reconozco que es él a quien se llevan”, reveló la esposa.

Finalmente pidió “la intervención del Ejército, para que apoyen la investigación” y a efecto de que les dé protección a ella y su familia. “Porque tengo temor de que quieran hacerme lo mismo que le hicieron a él, puesto que desde ese día no estoy tranquila, no puedo salir tranquila”, asentó.

 

Comentarios

Tipo de Cambio