Colapsadas, plantas de tratamiento en Ensenada

Fotos: Enrique Botello
Edición Impresa lunes, 11 abril, 2022 9:00 PM

Las seis plantas de aguas residuales están diseñadas para tratar 946 litros, pero solamente operan 723 litros por segundo; para modernizar El Gallo y El Naranjo se requiere una inversión total de 252 millones de pesos (mdp). CESPE solamente programó invertir 4.4 mdp en la primera y 2.5 mdp en la planta Noroeste durante 2022

El tema hídrico en Ensenada se ha centrado en las fuentes de abastecimiento, disponibilidad del recurso y redes de distribución, pese a que desde el verano pasado, el asunto ha dado visos de ser una verdadera bomba de tiempo: las plantas de tratamiento.

La Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) El Gallo, construida en 1976, ha acaparado las miradas por la contaminación provocada en Playa Hermosa, sin embargo, las otras cinco plantas atraviesan una realidad no muy distinta.

“Contamos con seis plantas de tratamiento en Ensenada que en su conjunto nos permiten, con su capacidad de diseño, 946 litros (por segundo), sin embargo, estamos operando solamente para 723, dada la situación que presentan las plantas El Gallo y El Naranjo, que actualmente se encuentra colapsada por el clarificador”, declaró en 2021 el director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos, Jaime Alcocer Tello, ante diputados de la Comisión de Hacienda del Congreso local.

La situación más crítica se presenta precisamente en esas dos plantas. El Naranjo tiene capacidad diseñada para 500 litros y opera 492; El Gallo, diseñada para 225 litros por segundo, opera 135 litros, según datos de la propia paraestatal.

Planta tratamiento CESPE

El Sauzal tiene un diseño de 120 litros por segundo, pero opera 40; la planta Noreste puede tratar 56, aunque llega a 40; Maneadero tiene capacidad para 30 y procesa 12; por último, Francisco Zarco alcanza hasta 15 litros, pero trata cuatro.

Paradójicamente, el tratamiento del agua sigue mal, ya que, si contara con los mil 165 litros por segundo provenientes de siete fuentes (900 actualmente, es decir, hay un déficit de 265 litros), el problema sería aún mayor.

“Hay situaciones en el resto de las plantas que tenemos que invertir si queremos mantener el saneamiento adecuado, entre otras cosas que se pueden observar”, reconocería el ingeniero Alcocer Tello en su exposición de motivos.

 

NECESARIOS 290 MILLONES, DESTINAN 6.9

La preocupación en el discurso no se refleja en inversión, al menos no en la contemplada en el plan de inversión 2022, ya que, de 917 millones de pesos programados en el Presupuesto de Egresos, solamente 60 millones se destinarán a inversión pública; 6.9 millones de pesos irían a plantas de tratamiento: 4.4 millones al Gallo y 2.5 millones de pesos a la planta Noreste.

De acuerdo con la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (CESPE), los 60 millones de pesos de inversión propuestos representan sólo el 3.6% de la inversión real necesaria para garantizar la operación adecuada del organismo, con base en el diagnóstico técnico. Peor aún, cuatro de las seis plantas requieren una inversión crítica de 65.5 millones, inversión prioritaria de 120 millones y un total de 290 millones de pesos entre 2022 y 2027, sin contar los 21 millones de pesos para el Cárcamo El Ciprés.

La PTAR El Naranjo necesita una inversión crítica de 35 millones de pesos y prioritaria de 115 millones de pesos, para dar un total de 150 millones; para rehabilitar el Cárcamo El Ciprés, se necesita invertir de manera crítica 10 millones, prioritaria por otros 11 millones, para un total de 21 millones de pesos.

De acuerdo con estimaciones de la propia CESPE, El Gallo requiere 12.5 millones de pesos como inversión crítica, mientras que de manera prioritaria serían 89.5 millones de pesos, para un total de 102 millones. Este año se han programado 4.4 millones de pesos para invertir.

Esta PTAR se encuentra en condiciones críticas para su operación, por carecer de recursos financieros para dar mantenimiento preventivo e inversión, según consta en el reporte de la CESPE.

La planta Noreste necesita una inversión crítica de 2.5 millones y prioritaria de 13.5 millones, esto es, un total de 16 millones de pesos. De la planta en Maneadero, la paraestatal calcula que de manera crítica hace falta invertir 16 millones y 6 de manera prioritaria, en total 22 millones de pesos.

Según se desprende del Diagnóstico General de la Infraestructura Hidráulica Ensenada-San Quintín y del Programa Estratégico de Recuperación de la Infraestructura Hidráulica y Sanitaria 2022-2027, de manera crítica se requiere una inversión de 413.85 millones de pesos, inversión prioritaria de 729.39 millones y en total, mil 143 millones de pesos en 12 acciones, entre estas, las rehabilitaciones de las cuatro plantas y un cárcamo, es decir, casi la mitad de las obras.

En cuanto al Programa de Ampliación de Cobertura y Sostenimiento de los Servicios de Agua Potable y Drenaje 2022-2027, se enlistan siete obras con una inversión total de 321.75 millones de pesos.

 

NUEVO RETRASO EN REPARACIÓN EL GALLO

La reparación de la PTAR El Gallo no quedó lista el 27 de marzo, como habían anunciado a inicio del mismo mes, el secretario para el Manejo, Saneamiento y Protección del Agua, Francisco Bernal Rodríguez, y el director de la CESPT, Jaime Alcocer Tello.

El miércoles 6 de abril, durante la conferencia de prensa de la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda, Bernal dio a conocer que el 11 de abril se programó la nueva fecha para reiniciar operaciones en la planta que se encuentra contaminando Playa Hermosa desde mediados de 2021.

Planta de trataiento “El Gallo” en ensenada

El funcionario estatal dijo que se generó un retraso en la proveeduría del equipamiento, por lo que prácticamente se tuvo que rehabilitar el equipo de manera provisional; en junio llegarán otras piezas.

Por su parte, la mandataria reveló que el mismo miércoles, antes de la conferencia de prensa hubo reunión con integrantes de su gabinete, en la que se trató el tema de las plantas de tratamiento. Y pidió públicamente Bernal Rodríguez atender la puesta en operación de la planta El Gallo.

El 2 de marzo, tanto Bernal Rodríguez como Alcocer Tello anunciaron vía comunicado que el día 4 concluiría la fabricación de la pieza para el clarificador de la PTAR El Gallo, la cual se requiere para operar correctamente.

El titular de la paraestatal detalló que la pieza que se mandó a fabricar es la transmisión del rotor central, la cual sería enviada a Ensenada el 10 de marzo para ser montada en la estructura de la planta, quedando lista en un máximo de 10 días para ser puesta en operación el 27 de marzo.

En ese sentido, el secretario de Manejo, Saneamiento y Protección del Agua informó que, a más tardar, el jueves 10 de marzo estaría lista la pieza (transmisión del rotor central del clarificador), para ser embarcada a Ensenada. Llegaría el miércoles 16 de marzo.

Además, indicó que el montaje y las adecuaciones en la estructura de la planta El Gallo quedarían listas en un máximo de 10 días, razón por la cual su puesta en operación se programó para el 27 de marzo.

 

PLAYA HERMOSA REBASA NIVELES PERMITIDOS

De acuerdo con el más reciente muestreo de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, las playas Hermosa y Conalep rebasaron los niveles de 200 enterococos por cada 100 mililitros, lo que las clasifica como no aptas para actividades recreativas.

Por su parte, el 22 de marzo, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) inició la toma de muestras de mar en 17 estados costeros del país, el cual se lleva a cabo en más de 290 playas de los principales 75 destinos turísticos del país; consiste en la recolección de agua de mar en seis ocasiones en distintas fechas para garantizar resultados representativos de su calidad.

Esta medición es utilizada para determinar qué playas son aptas y no aptas con el fin de informar si existe o no un riesgo sanitario. Hasta el cierre de edición, jueves 7 de abril, los resultados no habían sido publicados en la página de Cofepris.

Mientras tanto, representantes de organismos surfistas denunciaron la contaminación de playas y la privatización ilegal de accesos costeros mediante la presentación del documental “Ellas y el Mar”. Solicitaron a las autoridades municipales de Ecología y Medio Ambiente, Presidencia y Cabildo, trabajar en equipo con asociaciones civiles para salvar las playas, tanto por las especies marinas, como por quienes se dedican al deporte de las olas.

Además de lidiar con temas ambientales (arrojo de desechos y el desagüe de la CESPE), ahora se ven afectados con el acceso a las playas Tres Emes y Stacks, debido a personas que han adquirido predios en la zona y han cerrado de manera ilegal.

En ese sentido, el subdirector de Ecología y Medio Ambiente afirmó que por parte del gobierno de Ensenada se han presentado las primeras denuncias pertinentes ante organismos como la Semarnat y Profepa.

Ambas partes acordaron promover mesas de trabajo conjuntas entre gobierno municipal, organismos surfistas y autoridades federales para evitar que se siga dañando a la comunidad deportiva.

Comentarios

Tipo de Cambio