Fabulosamente excepcionales

Espectáculoz lunes, 21 marzo, 2022 10:31 AM

Ciudad de México.- La segunda y última jornada del Festival Vive Latino celebrada la tarde y noche de ayer en las instalaciones del Autódromo Hermanos Rodríguez, remontó todas las expectativas de los asistentes, y es que de por si el nombre de bandas como Pixies, Los Fabulosos Cadillacs, y el más novel, C. Tangana, ya imponían un retrato sin igual de emociones y momentos memorables, la realidad es que sus capítulos por separado volcaron la locura desenfrenada, los cánticos de las masas, bailes de libertad, tragos de cerveza, y el regocijo de una reunión con la música.

El primero en aparecer fue el rapero español Antón Álvarez Alfaro, popularmente conocido como C. Tangana, quien en la tarima del Escena Indio demostró porque es una de las personas más influyentes y creativas del país ibérico, gozando de un público que atiborró su delimitación en el Foro Sol, en donde inyectó de energía y efervescencia de “Still rapping”, “Te olvidaste”, y “Cambia!”, mismo que cantó acompañado por el cantante de regional mexicano Adriel Favela y su banda.

La interpretación de “Ateo”, “Párteme la cara”, “Demasiadas mujeres”, “Me maten”, “Ingobernable”, “Los tontos”, “Tranquilísimo”, “Llorando en la limo”, “Tú me dejaste de querer”, “Antes de morirme” y “Un veneno”, completaron la presentación de C. Tangana, quien impuso el hip hop en el Vive Latino con una mezcla de bachara, reggaetón y flamenco.

Coronándose como uno de los clásicos en la historia del Encuentro Iberoamericano de Cultura Musical, la banda argentina Los Fabulosos Cadillacs saltó al escenario con una puesta en escena consagrada, vigente, y fabulosamente excepcional de ska, reggae, punk, y cumbia, en la que incluyó la interpretación ceremonial del “Genio del dub”, “Calaveras y diablitos”, “Demasiada presión”, y “Estoy harto de verte con otros”.

Como un repaso de sus éxitos, discografía, e historia musical y letrística, Los Fabulosos emprendieron su viaje ante más de 60 mil personas que avivaron la capital mexicana desde el Foro Sol, donde juntos celebraron la vida, volver a estar juntos para disfrutar de la música, los ritmos, estilos, y cuentos vueltos versos para celebrar como “Carnaval toda la vida”, “Vos sabes”, “Los condenaditos”, “Manuel Santillán el León”, y “Saco azul”.

Con la Luna semi cubierta por una noche fría y de frondosas nubes, los Cadillacs entonaron “Vasos vacíos” y después “Siguiendo la Luna”, provocando el éxtasis del Vive Latino, a lo que agregaron: “Mal bicho”, “Matador”, y “El Satánico Dr. Cadillac”, para despedirse entre tambores, trompetas, guitarras, el retumbar del imponente bajo del Flavio Cianciarullo, y la interpretación magistral de Vicentico de “Yo no me sentaría en tu mesa”.

Con temas como “Where is my mind?”, “Here comes your man”, y “Human crime”, la banda estadounidense Pixies demostró el poder de la magia de su fusión de punk rock surf, y en voz de Black Francis, acariciaron su propuesta de capítulos dinámicos entre sonidos fuertes, y silencios, con letras surrealistas sobre extraterrestres, incesto y violencia bíblica.

Apoderándose del escenario Claro O Music, los Pixies amalgamaron con rock alternativo a miles de melómanos capitalinos que siguieron a unísono sus canciones, momento que el cuarteto apreció y agradeció repetidas ocasiones.

Comentarios

Tipo de Cambio