Ómicron en California y sólo el 50% de los mexicanos vacunados

Doctor Francisco Moreno Sánchez
Destacados viernes, 3 diciembre, 2021 5:12 PM

López Obrador reiteró que la vacuna de refuerzo se aplicaría este mes a adultos mayores, pero no dijo a partir de qué día. Sin fundamento científico aún, el Presidente aseguró que esta dosis atacará la nueva variante de COVID-19. “Se calcula que con la variante Ómicron una persona puede infectar a 20”: especialista. En la cuarta ola del coronavirus, en Sudáfrica están hospitalizando más niños con insuficiencia respiratoria

 

 

La variante de COVID-19 conocida como Ómicron ya está en Estados Unidos, incluso en el vecino Estado de California, y en México, el 50% de la población aún no cuenta con esquema completo de vacunación.

Ante la aparición de la nueva cepa, la Organización Mundial de la Salud recomendó aumentar la aplicación de la vacuna contra el coronavirus. Sin embargo, “en México nos estamos tardando mucho en tener esquemas completos” de inmunización, dijo el doctor Francisco Moreno Sánchez, director de Medicina Interna del Hospital ABC en Ciudad de México.

“Hay países como los Emiratos Árabes, como Singapur, como Portugal, como Chile, que tienen un porcentaje altísimo ya de vacunados y ellos ya están ahorita en la vacunación con refuerzos, sin embargo, qué pasa con México. México ha puesto muchas vacunas, pero México se planteó la necesidad de vacunar únicamente a mayores de 18 años, y entonces la realidad es que el 50% de los mexicanos siguen sin recibir un esquema completo”, abundó el experto.

Alertó que con la variante Delta, “la enfermedad ha afectado más a niños y a jóvenes”. A decir del médico internista infectólogo, “esto habla de la necesidad de vacunar a este grupo de edad, porque si no, vamos a empezar a tener un aumento en la distribución de hospitalizados y desafortunadamente de fallecidos en estos grupos de edad”.

En ese contexto, como parte de la campaña nacional de vacunación, actualmente apenas se están aplicando dosis a personas de entre 15 y 17 años.

Según se dio a conocer el jueves 2 de diciembre, el hospital Chris Hani Baragwanath en Sudáfrica está recibiendo pacientes COVID menores a 5 años con insuficiencia respiratoria, quienes requieren de oxígeno. Ello ha constituido un aumento en las hospitalizaciones a ese sector poblacional.

Moreno Sánchez lamentó que cuando en México se ha llegado a vacunar a entre 800 mil y 900 mil personas diariamente, ahora se está vacunando en promedio a 175 mil al día. “Necesitamos aumentar la vacunación”, insistió, y en caso de que haya dosis que no se estén aplicando, urgió a que con mayor razón se debe reforzar la estrategia.

A ese respecto, se habla de que “hay 40 millones de vacunas en México que todavía no se aplican”, lo cual tampoco está comprobado, aclaró.

El mes pasado, el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, advirtió que se “presentan pequeños indicios de una cuarta ola” de COVID-19 en la República Mexicana, luego de que un alza de contagios en ese nivel ya impactó a Europa, al igual que a Sudáfrica.

Moreno Sánchez refirió que la semana pasada fue la primera en ocho semanas que en México se tuvo “un incremento con el número de casos del 4%”. De ahí que preocupe “que pudiera venir una cuarta ola, y todo esto aún sin tomar en cuenta que acaban de descubrir una variante (Ómicron) que pudiera complicar aún más las cosas”.

El miércoles 1 de diciembre, mientras circulaba la noticia de que el primer contagio de Ómicron en Estados Unidos se registró en California, con un viajero que regresó de Sudáfrica el 22 de noviembre, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, festejaba con un evento multitudinario en el Zócalo capitalino sus primeros tres años de gobierno. Se trató de una concentración masiva en la que el uso de protección facial para evitar riesgos de contagio no fue obligatorio.

“El que quiera llevar cubre bocas, lo puede hacer”, indicó en su momento el primer mandatario, aun cuando utilizarlo constituye la mejor medida para hacer frente al coronavirus después de la vacuna, tal como afirmó Moreno Sánchez.

En el evento, que contó con la actuación de un mariachi, banda filarmónica y demás intérpretes musicales, tampoco se guardó la denominada sana distancia, otra de las medidas de prevención de la enfermedad respiratoria.

Sobre el uso del cubre bocas, Moreno Sánchez explicó que 53% de quienes contagian COVID-19, no saben que lo tienen, en razón de ser asintomáticos, de modo tal que utilizando esa protección pudieran evitar que personas con un sistema inmune debilitado se enfermen.

En cuanto a la recomendación de guardar distancia, recordó que “el virus se dispersa cuando una persona que está infectada habla, canta, se ríe, tose, estornuda y salen gotitas de secreción respiratoria”, de manera que si no hay separación entre la gente, esas gotas pueden llegar a los ojos (o la nariz o la boca), con lo que se dará lugar a la transmisión de la enfermedad.

Sin esas precauciones (uso obligatorio de cubre bocas y sana distancia) y con una estrategia de vacunación implementada a medias, pues alrededor del 50% de la población apenas cuenta con una dosis de vacuna contra el coronavirus cuando actualmente se recomienda contar con tres dosis, López Obrador celebró la primera mitad de su sexenio.

Doctor Francisco Moreno Sánchez

Tras el festejo, el jueves 2 en conferencia matutina, AMLO asentó que en diciembre se empezará a aplicar la tercera dosis a adultos mayores, sin aludir a una fecha precisa.

“Será este mes, porque queremos aplicar la dosis de refuerzo previendo, siempre lo hemos dicho, aquí lo he repetido, que íbamos a avanzar en la vacunación, porque vienen tiempos de frío, el invierno, que afecta mucho”, aseveró.

Moreno Sánchez advirtió que “la utilización de una tercera dosis es inevitable”, toda vez que “se ha visto que con el tiempo los anticuerpos decaen”. Sostuvo que cuando se aplica un refuerzo, “el número de anticuerpos se eleva”.

A decir del especialista, la Organización Mundial de la Salud “está comentando que el esquema completo de vacunación implique tres vacunas, es decir, que los boosters o los refuerzos sean prácticamente algo obligatorio”.

Sobre la conveniencia de reforzar el esquema, el médico internista infectólogo detalló: “Al comparar el descenso del número de anticuerpos con el aumento en infección y aumento en hospitalización, vemos que es evidente que conforme va pasando el tiempo y van cayendo los anticuerpos, empieza a haber más infecciones”, lo mismo que “más hospitalizaciones”. Tales consecuencias quedaron demostradas en el caso de tres vacunas (norteamericanas).

También indicó que la mortalidad y la hospitalización tienden a elevarse en los casos en que se cuenta con dos dosis, que en los que se cuenta con tres. De ahí que recalcara la importancia de la vacuna de refuerzo.

“Las personas que recibieron las vacunas en enero y febrero o marzo de este año, ya para finales de este año o principios van a haber perdido inmunidad y van a ser más susceptibles de volverse a enfermar, más si llega una variante que sea más complicada para el sistema inmune”.

Remarcó que “estamos entrando al invierno” y “el invierno del año pasado fue terrible, fue donde más fallecidos tuvimos”, por lo tanto, “todo esto lleva a que tengamos que seguir tomando las medidas de prevención”.

De acuerdo con el director de Medicina Interna, “la única forma de controlar esta pandemia es hacer muchas pruebas para detectar a las personas que estuvieron en contacto con los casos sintomáticos”, y sugirió que una vez que alguien resulta positivo al coronavirus, debe dar aviso de la situación a las personas con las que mantuvo contacto reciente “para que se hagan pruebas”, en el ánimo de “estar haciendo muchas pruebas y detectar a los casos asintomáticos que empiezan a transmitir la enfermedad”.

Asimismo, lamentó que “México es el país 165 en pruebas por millón de habitantes (…), solamente Haití y Nicaragua hacen menos pruebas en el Continente Americano que México, y eso ha favorecido que no se pueda controlar la dispersión de la enfermedad”.

 

ÓMICRON “PARECE SER MÁS TRANSMISIBLE QUE LA VARIANTE DELTA”

Sobre la variante Ómicron, Francisco Moreno Sánchez puntualizó que se descubrió el 23 de noviembre (en Sudáfrica) y “parece ser más transmisible” que la Delta.

Precisó que cuando con la variante original, una persona contagiaba a dos, con la Alfa a cinco y con la Delta a diez, “se calcula que con la variante Ómicron una persona puede infectar a 20”.

Y obvió: “Mientras más alto es el número de contagios, más va a predominar esa variante en el mundo, evidentemente es un virus que se vuelve mucho más contagioso, que va a enfermar a gente mucho más rápido”, y con el que mayor número de personas van a requerir hospitalización y terapias intensivas “en un tiempo corto”.

Puso de manifiesto que en Sudáfrica, Ómicron desplazó en cuestión de días a Delta, “esto habla de que (Ómicron) podría volverse en unas cuantas semanas, la variante que predominará en el mundo”.

Tras anunciarse la detección del caso de Ómicron en California el 1 de diciembre, al día siguiente se dio a conocer que autoridades de salud de Minnesota y Colorado confirmaron que en esos estados de la Unión Americana se registraron sendos casos de contagio de esa variante.

Recientemente, el Presidente de México mencionó que la tercera dosis será eficaz ante la Ómicron, “la vacuna ayuda, está probado y no hay ningún estudio que demuestre que no sirve para esta nueva variante”.

Abordado por ZETA en una sesión del Grupo 21 Tijuana, en la que participó como invitado especial, el doctor Francisco Moreno Sánchez admitió no tener una respuesta en cuanto a si la vacuna de refuerzo será efectiva para hacerle frente a Ómicron.

“Da la impresión de que sí, una tercera dosis te va ayudar contra la variante Ómicron, pero todavía no hay los estudios suficientes para saber; lo que sabemos es que la tercera dosis te ayuda contra la variante Delta, entonces, seguramente puede ayudar a la otra”, dilucidó.

Por lo que respecta a qué tan preparado se encuentra México para lidiar con la cuarta ola de COVID-19, respondió: “Creo que nos falta tener más gente vacunada, creo que la sociedad usa bastante el cubre bocas, yo creo que somos uno de los países donde el cubre bocas ha sido más aceptado, pero tenemos que reforzar eso”.

 

RESTRICCIONES EN EU

En un afán de frenar la propagación del coronavirus en su variante Ómicron, Estados Unidos exigirá a partir del lunes 6 de diciembre la presentación de la prueba PCR negativa a quienes viajen a ese país, ya sea que estén vacunados o no. El examen médico habrán de hacérselo 24 horas antes de tomar su vuelo.

La medida fue anunciada el jueves 2 por la administración del Presidente Joseph Biden, como parte de un esquema de prevención invernal contra COVID-19.

Según se dio a conocer, otras medidas contempladas en el plan de invierno tienen que ver con promover la tercera dosis a los mayores de edad, incrementar el número de vacunas a población infantil, aumentar el acceso a pruebas de forma gratuita en hogares y establecer mayor número de medidas de protección en los centros laborales.

 

Comentarios

Tipo de Cambio