FBI busca a víctimas de “depredador sexual” que trabajó en Embajada de EU en México

Destacados martes, 26 octubre, 2021 10:12 AM

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos solicitó información a la ciudadanía para ubicar a más víctimas de Brian Jeffrey Raymond, ex primer secretario de la Embajada de Estados Unidos en México, quien habría abusado de al menos 24 mujeres en ambos países durante 14 años, a quienes fotografiaba desnudas, e incluso, algunas de ellas fueron violentadas sexualmente cuando se encontraban inconscientes.

Raymond, un ciudadano estadounidense de 45 años de edad, mantenía guardados en dispositivos electrónicos y en su cuenta de iCloud -sistema de almacenamiento nube o de Apple- cientos de fotografías y videos, creados entre mayo del 2006 y mayo del 2020, que mostraban a por lo menos 24 mujeres inconscientes que estaban parcial o totalmente desnudas.

Varias de ellas experimentaron pérdida de la memoria durante el tiempo que estuvieron con el ahora ex funcionario estadounidense y no tenían conocimiento de las fotografías, de los videos o de haber tenido contacto físico, por lo que fue calificado por el Departamento de Justicia de EE.UU. como un “depredador sexual”.

“La investigación de Raymond comenzó el 31 de mayo del 2020, cuando una mujer desnuda fue vista pidiendo ayuda a gritos desde el balcón de la residencia de Raymond en la Ciudad de México. Raymond admitió haber tenido relaciones sexuales con ella, pero la mujer contó que no tenía memoria de los eventos después de consumir bebidas y comida proporcionados por Raymond”, señaló el FBI en un comunicado.

El pasado 23 de julio Raymond se declaró culpable en Estados Unidos de dos cargos de abuso sexual y otro por transporte de material obsceno. Admitió que tuvo relaciones sexuales con dos de las víctimas presentadas en las grabaciones, cuando ambas eran incapaces de evaluar la naturaleza de la conducta o de dar su consentimiento. Dichos delitos ocurrieron en un departamento arrendado por la Embajada de EE.UU., ubicado en la calle Hipólito Taine, de la colonia Polanco, en la alcaldía Miguel Hidalgo.

La mano de Raymond es visible en fotografías y videos manipulando los ojos, bocas y extremidades de sus víctimas y tocando sus cuerpos. También se ve al ahora ex funcionario estadounidense acostado en la cama con mujeres inconscientes en dos diferentes ocasiones.

Antes de trabajar en la capital de la República Mexicana, Raymond trabajó durante muchos años en la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés). Según con la investigación oficial, el ahora ex funcionario estadounidense, conoció a muchas de sus víctimas a través de aplicaciones móviles de citas, como Tinder, tanto en EE.UU. como en otros países.

Raymond estuvo viviendo en la Ciudad de México y trabajando en la Embajada estadounidense desde agosto del 2018 hasta mayo del 2020. La sentencia para el ex funcionario estadounidense está programada para el 7 de febrero del 2022 en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Washington D.C., después de una audiencia probatoria previa a la sentencia que comenzará el 31 de enero del 2022.

Por tal motivo, el FBI y la Oficina de Investigaciones Especiales del Servicio de Seguridad Diplomática (DSS, por sus siglas en inglés) están buscando información acerca de cualquier víctima potencial adicional antes de la sentencia, ya que algunas de las mujeres que aparecen en las fotografías recuperadas y videos aún no han sido identificadas.

Si una persona ha sido víctima de Brian Jeffrey Raymond, o cree haber sido violentada, o si tiene información relacionada con el caso puede alertar al Buró Federal de Investigaciones estadounidense en el siguiente enlace: fbi.gov/BrianJeffreyRaymond. También se puede contactar a los investigadores a través del correo electrónico ReportingBJR@fbi.gov, o, por teléfono llamando al 1-800-CALL-FBI.

LA DETENCIÓN DEL “DEPREDADOR SEXUAL” ESTADOUNIDENSE

Raymond fue detenido el 31 de mayo del 2020, después de que una mujer desnuda e “histérica” pidiera ayuda a gritos desde el balcón del departamento que habitaba mismo que le fue proporcionado por la Embajada de EE.UU desde el 2018. Elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC-CDMX) se pusieron en contacto con la Seguridad Diplomática de la sede diplomática estadounidense, para informar de lo ocurrido.

La institución estadounidense confirmó a los elementos de la SSC-CDMX que Raymond contaba con “un carnet rojo” que lo acredita para no ser molestado en su persona, por lo que personal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana capitalina se limitó a acompañar a la víctima a interponer su denuncia ante la Fiscalía Especializada en Delitos Sexuales.

Por contar con inmunidad diplomática, Raymond no fue procesado en México y fue trasladado a territorio estadounidense, donde fue aprehendido por coerción y tentativa. El Gobierno de EE.UU. tiene jurisdicción en las viviendas que son propiedad de la Embajada.

Al detener en la capital mexicana al ex empleado diplomático estadounidense, de entonces 44 años de edad, el FBI le incautó un teléfono móvil y una computadora portátil, donde le encontraron cerca 400 fotografías y videos en los que, presuntamente, se ve a Raymond abusar de muchas mujeres.

Según la información divulgada por diversos medios estadounidenses, la mujer que fue auxiliada por elementos de la SSC-CDMX en el departamento de Polanco, estaba profundamente drogada y no podía caminar, por lo que fue trasladada a un hospital de la Cruz Roja, donde se le encontraron lesiones vaginales, anales y bucales, así como moretones en todo el cuerpo.

El ex empleado diplomático afirmó que tuvieron relaciones sexuales, sin embargo, la mujer de entonces 29 años de edad, señaló que estas no fueron consentidas y que no recordaba el acto sexual, ni haber pedido ayuda. Relató que había conocido a Raymond en la aplicación móvil de citas Tinder y que bebió vino con él.

Raymond -quien renunció a su cargo- fue trasladado a Estados Unidos un día después y se le incautaron el teléfono celular y la computadora. El ex empleado diplomático trató de borrar varios archivos, pero las autoridades federales estadounidenses pudieron recuperar material que databa desde el 2011.

Las imágenes revelan que Raymond presuntamente drogó a varias mujeres, después comprobaba ante la cámara que estuvieran desmayadas, levantándoles los párpados y abusaba de ellas mientras las grababa. Las víctimas que aparecen en sus vídeos no recuerdan los hechos.

Una mujer detalló que después de beber con Raymond se despertó con un mensaje de texto del ex empleado diplomático estadounidense, en el que le preguntaba si tenía resaca. Por su parte, los fiscales del Departamento de Justicia de EE.UU. han informado de que la víctima no tenía idea de que había sido agredida sexualmente, hasta que los agentes le mostraron los vídeos.

En el historial de búsqueda del sospechoso se repetían los siguientes términos: “chica negra desmayada”, “sueño profundo”, “Ambien” y “Zopiden mezclado con alcohol”, ambos medicamentos para dormir. Las entrevistas con las otras mujeres que aparecen en los vídeos están todavía en curso, indicó la agencia española EFE.

Linda López, jueza del Distrito Sur de California, en San Diego, donde está detenido Raymond, lo calificó como “depredador sexual” y le negó el derecho de fianza. La defensa del ex empleado diplomático pidió su libertad bajo caución hasta el juicio que le espera, al argumentar que Raymond es vulnerable al coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-1), porque alrededor de esa fecha fue operado del corazón y que tenía que cuidar a su madre.

Sin embargo, la magistrada López, negó la fianza, luego de comprobar que al menos cuatro de los encuentros de Raymond se realizaron durante la pandemia y que el ex empleado diplomático tiene poca relación con su familia. Ahora el sospechoso enfrenta una posible condena de 20 años de cárcel, pero podría tener una sentencia mayor si hay más víctimas que declaren.

Además, la Fiscalía de EE.UU. considera que Raymond, que habla español y chino mandarín a la perfección y que ha viajado a más de 60 países por trabajo y “por placer”, con un estilo de vida “extremadamente acomodado”, presenta riesgo de fuga. “El acusado es un experimentado depredador sexual que representa una amenaza para las mujeres”, detalla en un documento presentado ante la Corte Sur del Distrito de California.

Raymond, que trabajaba para una agencia del Gobierno estadounidense en la Embajada, está acusado de “coerción y seducción” y entre las pruebas en su contra hay 25 videos hallados en su teléfono móvil que muestran a “mujeres desnudas e inconscientes”.

“La investigación del Gobierno ha revelado 22 supuestas víctimas hasta la fecha”, tanto en México como en Estados Unidos, nueve de las cuales habrían sido abusadas en el departamento que le facilitó la Embajada en la Ciudad de México.

Durante su periodo en México, entre agosto de 2018 y el 1 de junio de 2020, el acusado “usó su residencia para mantener una conducta sexual criminal […] desnudando, fotografiando y grabando al menos a nueve mujeres inconscientes”, detalla el auto.

Hasta ese momento, la Embajada de EE.UU. en México, dirigida entonces por el embajador Christopher Landau, no emitió declaración alguna. Por su parte, el director general para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Roberto Velasco Álvarez, precisó a las 17:09 horas del 29 de octubre del 2020, que las autoridades mexicanas colaboraban con sus homólogas estadounidenses en la operación conjunta que llevó a la detención Raymond.

Ello con fin de llevar a la justicia el caso de “una potencial serie de abusos sexuales en ambos países”. Asimismo, el funcionario federal mexicano indicó que el Gobierno de México enfatizaba su rechazo categórico a cualquier forma de violencia de género.

Comentarios

Tipo de Cambio