10 mil empleos perdidos por COVID: Canirac BCS

Se registraron 12 fallecimientos por coronavirus en la última semana en el estado, La Paz y Los Cabos los de mayor registro
Destacadas BCS sábado, 9 octubre, 2021 10:10 PM

 

“Han sido miles de millones de pesos en pérdidas, y aún no se ha hecho un recuento total porque estamos esperando cerrar este año”, reconoce Lorena Hinojosa Oliva, representante regional de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados

 

 

 

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) ha reportado la pérdida de más de 10 mil empleos por el impacto que ha generado la pandemia derivada del virus SARS-CoV-2 (causante de la enfermedad COVID-19).

Según la Cámara, 237 restaurantes quebraron en 2020 al no poder solventar el pago de rentas, nóminas y servicios, lo cual generó una crisis económica que se sigue resintiendo.

“Han sido miles de millones de pesos en pérdidas, y aún no se ha hecho un recuento total porque estamos esperando cerrar este año, pero han sido muchos; puedo hablar en específico que el año pasado, perdimos aquí en Baja California Sur, solo en el sector restaurantero, más de 10 mil empleos directos, registrados ante el Seguro Social”, reconoce Lorena Hinojosa Oliva, representante regional de la Canirac.

La buena noticia es que por primera vez hay semáforo Verde en algunos municipios de Baja California Sur que traerá una recuperación paulatina a finales de 2021.

Sin embargo, la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) se excedió con los restaurantes, mientras que a los hoteleros los dejaron actuar por encima de la Ley.

“A estas fechas ya llevamos recuperados casi el 70% de esos que se perdieron, no estoy hablando de generación de nuevos, estamos creyendo firmemente que si llegamos a semáforo Verde, que es lo que esperamos, podamos para este diciembre tener recuperados los empleos que se perdieron, los debidamente registrados en el Seguro Social, y empezar con la recuperación de nuevos empleos”, confía Hinojosa.

En la última semana se registraron 12 fallecimientos por coronavirus en BCS: seis en La Paz, tres en Los Cabos, una en Comondú, una en Loreto y una más en Mulegé.

La Paz y Los Cabos tuvieron una ligera reducción de casos, el resto de los municipios siguen registrando incremento de contagios, lo que obliga al sector restaurantero a mantener las medidas sanitarias para evitar la propagación del virus, y hoy más que nunca se requiere el trabajo en equipo.

“El que lleguemos al semáforo Verde no significa que dejemos los protocolos de lado, creemos que si van a aperturar el comercio en general, el que no se ha permitido, se van a ampliar los horarios a los que teníamos antes de la pandemia, pero de ninguna manera se va a permitir que los protocolos se vayan eliminar. Vamos a continuar con los protocolos que ha especificado la autoridad y con los que hemos vivido todo este año y ocho meses”, apuntó la representante de la Canirac en el Estado.

Confirmó la COEPRIS 370 suspensiones de establecimientos por incumplir protocolos, los hoteles fueron respetados

La recuperación de los restauranteros se debió principalmente a la participación de la ciudadanía, más que de los gobiernos, ya que estos últimos sólo estuvieron presentes para sancionar. Sin advertencias, llegaron a clausurar negocios, por ello se perdieron muchos empleos. Les cerraron restaurantes por “no contar con protocolos sanitarios completos”, la penalización los dejó dos meses fuera y pagando rentas, afectando a los pequeños empresarios.

“Hemos tenido el respaldo de la comunidad, al principio, cuando los restaurantes estaban totalmente cerrados, nos solicitaban el servicio a domicilio, hoy ya está viniendo la gente a nuestros restaurantes, porque saben que estamos llevando a cabo los protocolos, nos hemos comportado todo este periodo como empresas responsables, tenemos siempre en mente el consumo interno, es algo que lo trabajamos muchísimo”, reiteró Lorena Hinojosa.

 

LUZ VERDE PARA RESTAURANTES

La Zona Norte de la entidad se encuentra con complicaciones, desde hace dos semanas se ha solicitado mayor énfasis en el cumplimiento de las medidas sanitarias y en reforzar los protocolos para reducir los contagios, pero no ha resultado del todo.

Se tiene luz verde para los restauranteros en el Sur de la entidad, pero hay algo que el Comité Estatal de Seguridad en Salud desconoce: Los Cabos ha operado en todo momento de la pandemia con luz verde, basta revisar las postales de los turistas en antros llenos, sin sana distancia y sin portar cubre bocas.

“Vale la pena enfocar el esfuerzo institucional y con la participación de la ciudadanía, para que el Norte del Estado también avance a niveles menos restrictivos de movilidad y cada vez más a lo que está pasando en Los Cabos y la Paz”, indicó el gobernador Víctor Manuel Castro Cosío.

De acuerdo con el Comité, BCS registra el menor índice en la velocidad de reproducción de COVID-19 en todo México. El índice de transmisión es de 0.72%, y en lo que se refiere a la positividad por cada cien pruebas COVID, la entidad disminuye de 19 a 14%.

Sin duda el sector más golpeado ha sido el restaurantero, que, aunado a las exigencias sanitarias de funcionamiento normal, la pandemia los convirtió casi en hospitales, con material quirúrgico por todos lados a fin de generar ganancias y seguir de pie, pero nadie los apoyó cuando más lo necesitaron.

El Comité Estatal de Seguridad en Salud reconoció que se deben incrementar los esfuerzos en la zona norte

“Después de un año ocho meses de vivir esta situación, por supuesto que estamos dando parabienes de que así sea, me preocupa la situación de los municipios del Norte, Loreto, Comondú y Mulegé, que todavía no se ve claro que pueda ser eso para ellos. Nos vamos a reunir con la Secretaría de Salud y con el comisionado estatal de la Coepris, vienen mis compañeros presidentes de todos los municipios, nosotros contentos por La Paz y Los Cabos de que se pueda dar esto, pero también pensando en nuestros compañeros es esta reunión”, expuso la titular de la Canirac en Sudcalifornia.

Sin embargo, muchas familias siguen sin operar, porque aunque el semáforo se ha mantenido en los últimos meses en Amarillo, gran parte de los ciudadanos dependen del semáforo Verde. Sus actividades se vieron mermadas, ya que los hoteles han desarrollado eventos que, fuera de ahí, están prohibidos. Banquetes, eventos sociales y toda la industria que los envuelve está “paralizada”, esta clase de actividades sólo operan según el Sistema de Alerta Sanitario cuando el semáforo lo permite.

“Estamos deseosos por aquellos compañeros que al día de hoy no pueden aperturar sus trabajos, que con el semáforo Verde ya lo podrían hacer. Es el caso de los compañeros, incluyéndome, que tenemos salones de banquetes, hay un sector amplio que no tiene trabajo y a través de estos eventos, mucha gente que depende de ellos, los conjuntos musicales, los mariachis, la gente que se dedica la decoración, los meseros, es una cadena grande también, que estamos deseando el semáforo Verde para poder trabajar”, reiteró Lorena Hinojosa.

Sin duda la ola de contagios será más fuerte que la tercera en BCS, la más letal en la historia de la pandemia.

“No queremos regresar a una situación de retraso, otra vez de confinamientos, otra vez de porcentajes de comensales en los restaurantes, restaurantes restringidos. Si damos un paso hacia el verde, hay que actuar con responsabilidad, para no perder ese color, esa apertura, y es una parte en la que nosotros estamos conscientes”, concluyó la representante de la Canirac.

 

La Paz y Los Cabos a Verde

Más de 10 mil empleos se perdieron durante la pandemia confirmó la CANIRAC

Era tan anhelado el semáforo Verde del Sistema de Alerta Sanitario de Baja California Sur, que gran parte de los comercios ya lo estaban pidiendo, sobre todo para incrementar el aforo de sus locales, mientras que en otros casos abrir de nuevo.

El Sur del Estado llegó a esa tonalidad del semáforo epidemiológico en las actividades económicas, aunque en los municipios del Norte siguen con complicaciones por el aumento de contagios de SARS-CoV-2 en las últimas semanas.

“Comondú quedará en Nivel 3 alto; Loreto se mantiene en Nivel 5 crítico, por las condiciones del municipio en sí mismo; Mulegé, debido al número de contagios, pasará a Nivel 4; y La Paz y Los Cabos se encontrarán en Nivel 1, considerado como la nueva normalidad. El acuerdo fue que se comunicara a la población”, anunció Zazil Flores Aldape, secretaria de Salud en Baja California Sur.

De acuerdo con el Comité Estatal de Seguridad en Salud, en esta “nueva normalidad” ya se permite la operación de salones de eventos para reuniones en todas las modalidades, embarcaciones para fiestas, centros nocturnos, discotecas y similares; bares, cantinas y similares; salas de juegos electrónicos, videojuegos y similares; servicio de spa, masajes y similares; así como a ferias, juegos mecánicos, circos y casinos.

Todas las actividades deberán cumplir con ciertas medidas para mantener su operación y garantizar que no se propague el virus.

“El uso de cubre bocas seguirá siendo una medida obligatoria, en todo establecimiento deberá asignar un comité o persona encargada de la implementación seguimiento y supervisión de las medidas para la nueva normalidad, se deberá continuar con los filtros de acceso en los establecimientos, que contemplen la supervisión para el correcto uso del cubre bocas en el ingreso y lavado de manos, gel antibacterial y contar con dispositivos dispensadores en áreas estratégicas”, detalló Flores Aldape.

Son muy específicas las medidas sanitarias a mantener y deben atenderse estrictamente, sólo así podrán operar los comercios; en caso de violentar los requerimientos, la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios impondrá sanciones, como suspensiones o clausuras.

El Semáforo Verde llegó al sur de la entidad, comerciantes ven con buenos ojos la recuperación

“Se seguirá atendiendo la medida de sana distancia, en los establecimientos con espacios cerrados, el uso de cubre bocas es obligatorio en todo momento y se deberá favorecer la ventilación de local. Los establecimientos deberán garantizar la distribución de su mobiliario, sillas y mesas en el caso de servicios de alimentos, respetando el 1.5 metros de distancia entre grupos de convivencia. En el caso de actividades recreativas al aire libre, playas y albercas, el uso del cubre bocas es obligatorio para el acceso del lugar, una vez dentro podrá retirarse, siempre y cuando se mantenga la sana distancia”, confirmó la secretaria de Salud, de manera que los filtros sanitarios y comités de vigilancia interna, son obligatorios en todo establecimiento.

Parece mentira, pero los bares y centros nocturnos han operado por meses con tranquilidad, así lo permitió el Comité Estatal de Seguridad en Salud y es algo que tiene debe investigarse.

“En los centros nocturnos, tales como bares, antros, tabledance y casinos, se va a contar con horario limitado de apertura máxima hasta las 02:00 horas y un aforo permitido de 80% de su capacidad total, o garantizar la medida de 1.5 metros de sana distancia”, finalizó la funcionaria estatal.

Comentarios

Tipo de Cambio