La represión

Columnaz lunes, 6 septiembre, 2021 12:00 PM

Hace no muchos meses, el Gobernador Jaime Bonilla Valdez tuvo la intención de comprar Newsweek Baja California. Una franquicia de Newsweek en Español, a su vez proveniente de la revista Newsweek que en los Estados Unidos se edita desde 1933. A Bonilla no le gustan los reportajes que aparecen en la edición bajacaliforniana, y pretendió adquirir la revista/portal iniciando negociaciones con Teófilo García Pacheco, queriendo brincar al otro socio, el periodista y director, Marco Tulio Castro, a la sazón el autor y coordinador de las investigaciones que al Gobernador le molestan. Bonilla quería comprar el medio para controlarlo y, como lo hace en la mayoría de periódicos y portales locales, controlar la línea editorial para que no se redactaran críticas, sino se escribieran alabanzas. Como esa tan publicitada de que él es (en serio) el mejor gobernador de México. Total, no pudo cerrar el trato, y el señor Teófilo hasta denunciado por fraude terminó al intentar vender Newsweek a otros inversionistas locales. Esta semana, Marco Tulio Castro y sus reporteros están por publicar una investigación que involucra a la jefa del SAT Baja California, María Viridiana Soria Amador, a quien la Unidad de Inteligencia Financiera, que preside Santiago Nieto, ha señalado de ser parte del “cártel de la aduana”, y que además, reiteró Santiago Nieto, presentaron denuncia contra la funcionaria de Bonilla, ante la Fiscalía General del Estado (FGE). Previo a formar parte del equipo del Gobierno del Estado, Viridiana Soria fue administradora de la Aduana de Tijuana, pero la investigación que le sigue la UIF inició antes de su llegada a este puerto fronterizo. Castro solicitó, vía correo electrónico, la versión de la jefa del SAT local, para incluirla en el reportaje que aparecerá en los próximos días. No obtuvo respuesta, pero sí agresiones. Lo primero que hicieron en el gobierno de Bonilla, fue utilizar la columna política del periódico El Mexicano para señalar al director de Newsweek de “extorsionador”. Argumentando, falsamente (lo cual para el gobernador no es problema), que personajes de la política local lo han señalado en el centro del país, por pretender extorsionarlos con la amenaza de publicar notas que les afecten. La realidad es que el director Marco Tulio Castro no ha recibido reprimenda alguna por las investigaciones periodísticas que realiza. Lo segundo es que le enviaron un emisario, por parte de Viridiana Soria, para solicitarle que “a costa de lo que sea”, no publique la investigación, que le ofrecían “cualquier cosa”, a lo que el periodista se negó. Tanto ha sido el intento por censurar a Newsweek en el gobierno de Bonilla, que hasta periodistas han intervenido para evitar la publicación. Incluso presionando a Teófilo García, por cierto dueño del 70 por ciento del medio de comunicación. El reportaje sigue su curso, y lo que esperan ahora es que les “caiga” el SAT BC, creado por Bonilla, precisamente para hostigar, presionar y reprimir, en este caso, la libertad de expresión. Vaya gobierno, del “cártel de la aduana”, y la corrupción, a la represión.

Comentarios

Tipo de Cambio