Experimenta momento enriquecedor

Foto: Cortesía.- Comparte Natalia Traven créditos con Clint Eastwood.
Espectáculoz lunes, 20 septiembre, 2021 1:00 PM

Se sumó a carteleras la cinta de Warner Bros “Cry Macho”, ambientada en la frontera con Texas en los 70, dirigida y protagonizada por la leyenda hollywoodense Clint Eastwood, en la que los actores mexicanos Natalia Traven y Eduardo Minett comparten créditos. Experiencia de la que la también productora y maestra de actuación, de 51 años, platicó con ZETA.

“Interpreto a Marta, una mujer mexicana que cría a cuatro nietas y conoce a Mike Milo (Eastwood). ‘Cry Macho’ retrata personajes muy humanos, complejos y de gran fortaleza, porque habla de perderse y reencontrarse para reinventarse”, relató Traven, quien afirma que trabajar con legendario actor es uno de los acontecimientos más importantes en su carrera histriónica.

“Estoy conmovida, nunca imaginé estar en el lugar de Meryl Streep, compartir todas las escenas con él, filmar de corrido, verle con gran fortaleza, disciplina y siempre de buen humor e intercambiar momentos en los cortes. Fue una experiencia enriquecedora, humana y profesional dando vida a una abuela, en un etorno femenino, cálido y acogedor junto a cuatro nietas, ante un equipo amoroso y profesional detrás de cámaras, escenarios increíbles de Nuevo México y amaneceres brutales que nos implicaban trabajar a otro ritmo, haciendo cine, literal, como antes, aunque en equipos compactos por la pandemia”, detalló la histrión sobre la película basada en la novela “Cry Macho”.

Escrita por Nathan Nash, relata la historia de una ex estrella de rodeo que, devolviendo un favor al encontrarse con el problemático hijo de un antiguo jefe y regresarlo a Texas, conoce la cultura mexicana.

Para concluir, en entrevista vía Zoom, la también docente de Filosofía en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) reflexionó que esta oportunidad cinematográfica llegó a su vida tras 30 años de persistencia, disciplina, constancia, amor y goce, cualidades perdidas en las nuevas generaciones: “Mi generación creció con mucho rigor. Soy una actriz muy disciplinada y estructurada, pero creo que se ha perdido esa sensación de estar dispuestos a construir al personaje con riqueza y complejidad. Se pierde la pasión. Esta generación no tiene claro su objetivo y su visión de futuro es pesimista, como que les cuesta un poco implicarse en la escena, comprometer su energía. Están como acostumbrados a estar sobre estimulándose”.

Comentarios

Tipo de Cambio