Mayores de 40, no vacunados, están intubados

Fotos: Jorge Dueñes/ Jóvenes en bares de la Plaza del Zapato en Tijuana
Destacados viernes, 30 julio, 2021 3:57 PM

Más de 700 mil personas en Baja California no se vacunaron contra la COVID-19, ya sea por negación, enfermedad, viajes u otras circunstancias. Sin embargo, ahora los mayores de 40 años están cayendo en hospitales con riesgo de ser intubados o perder la vida por la falta de esa protección. El resto de la población relaja las medidas de prevención

 

A raíz de la vacunación de personas mayores de 18 años han aumentado los contagios de COVID-19 en Baja California. Jóvenes que volvieron a la normalidad, relajaron las medidas y no se han mantenido en resguardo, han incrementado la cifra de activos, confirmados y hospitalizados, pero en mayores de 40 que no se quisieron vacunar.

A partir de la semana del 15 al 21 de julio comenzó el aumento de casos activos al registrar un máximo de 418 el 17 de julio, sin embargo, fue el 25 del mismo mes cuando el Estado tuvo 550 casos activos nuevos, cifra que no alcanzaba desde que comenzó la segunda ola, el 7 de diciembre de 2020.

Si bien, la diferencia entre diciembre de 2020 y julio de 2021 es la vacunación y el 72% de inmunidad de rebaño que ya se tiene, la mayoría de quienes están llegando a los hospitales y siendo intubados, son personas que no se quisieron vacunar en su momento.

La mayoría, mayores de 40 años, sin embargo, la movilidad que se vive en la región y se disparó el fin de semana del 4 de julio, Día de la Independencia de Estados Unidos, es promovida por la gente menor a este grupo etario.

El 23 de julio se reportaron 61 personas hospitalizadas sin ningún tipo de vacuna o con esquema incompleto, de ellos, 29 fueron intubados, el más joven un paciente de 30 a 34 años de edad, mientras que el grueso fueron seis pacientes de 45 a 49, y seis de 55 a 59 años.

Sin embargo, de los 32 pacientes no intubados de ese día, dos eran menores de 10 a 14 años, que obviamente no estaban inmunizados, y dos más en el grupo de 15 a 19 años.

El 24 de julio fue el día que se reportó la mayor cantidad de pacientes hospitalizados sin vacuna -82-, aunque no significa que son nuevos casos, ya que, si la persona que ingresó al hospital el día previo, permanece en el mismo, se vuelve a contabilizar.

De esos 82 hospitalizados, 48 son no intubados, donde nuevamente se encuentran dos menores de 10 a 4 años, y otros dos de 15 a 19; mientras que en el grupo de intubados hay ocho de 55 a 59 años, seis de 45 a 49 y de 50 a 54 años.

El 28 de julio se tuvo mayor cantidad de pacientes intubados de 55 a 59 años, diez en todo BC, contra diez hospitalizados en el mismo rango de edad, todos ellos sin ningún esquema de vacunación.

Bares con gran afluencia de jóvenes 

 

A REVENTAR

En recorrido realizado por ZETA, se pudo constatar que jóvenes de 18 a 29 años atiborran los bares y antros de Tijuana en Zona Río, en específico Plaza Fiesta, Lumi y Green Witch.

Después de las 22:00 horas, ambos bares se empezaron a llenar de adultos jóvenes, al grado de tener que hacer fila de más de 15 minutos para entrar, y aglomerándose en los pasillos de la plaza.

Al interior, el aforo estaba al 100%, sin mantener la distancia mínima de 1.5 metros y, aunque de vez en cuando los meseros disipaban grupos de personas que se ponían a bailar, estos eran ignorados en cuestión de minutos.

César Heredia, director de Inspección y Verificación Municipal, comentó a este Semanario que ese fin de semana iniciaron temprano las inspecciones por diversos bares y restaurantes, lo que tal vez motivó a que respetaran sus horarios.

“Este fin de semana se portaron bien los bares, no hubo clausuras porque empezamos desde temprano haciendo multas, y como que sí respetaron los horarios”, reiteró el funcionario municipal.

Sin embargo, ambos bares comenzaron a saturarse de gente después de las 23:00 horas y permanecieron abiertos hasta antes de las 05:00 del día siguiente.

EL PROBLEMA ES LA MOVILIDAD

Alonso Pérez Rico, secretario de Salud en Baja California, comentó a ZETA que el problema de que haya más personas mayores de 40 años en el hospital, no es porque los jóvenes no se resguarden, sino de la movilidad de toda la comunidad.

“El tema de cómo se están infectando es muy sencillo: no hay forma de parar 100 por ciento las cadenas de transmisión, si hay movilidad. La movilidad te condiciona a que vaya a haber cadenas de transmisión, y lo que estamos viendo es que, a medida que se limita la movilidad, se limitan las cadenas, le agregamos el factor vacuno, y los que se están infectando son los no vacunados”, precisó.

Quienes no se han vacunado en BC representan un reto para la secretaría, al ser alrededor del 21% de la población mayor a 18 años.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indican que Baja California tiene 3 millones 769 mil 020 personas mayores de 18 años, y el 21% no está vacunado, es decir, 791 mil 494.2 personas no cuentan con algún tipo de inmunización, ya sea por enfermedad al momento de las jornadas, porque son antivacunas, porque no estaban en la entidad o simplemente porque no quisieron.

“Los no convencidos, que ahorita ya se están convenciendo -de vacunarse- en algún punto, en Baja California, el que no se vacunó fue porque no quiso, porque vacuna había”, dijo el secretario Pérez Rico.

Una de esos no vacunados es Francis Nava, de 33 años, quien al momento de las jornadas de vacunación de Johnson & Johnson estaba enferma y tenía contraindicado inocularse, por lo que debía esperar a terminar el tratamiento, pero para ese entonces ya se había enviado el restante de la vacuna a Sonora.

“¿Qué hay de los que sí queremos, pero no podemos porque estamos enfermos? Qué más quisiera poder ir a vacunarme, después de tanto tiempo de estar esperando, pero mi doctor dijo que no podía, tendré que esperar más”, mencionó a ZETA.

Fotos: Jorge Dueñes

NO LLEGA LA JOHNSON

Desde el 23 de julio se anunció que el gobierno de California, Estados Unidos, donaría 5 mil dosis más de vacuna Johnson & Johnson, la cual sería destinada a Mexicali, su Valle y San Felipe, para continuar con la inmunización de rebaño y avanzar en la inmunización de esta frontera.

De esta manera iniciaría un programa piloto para, al menos, abrir de manera gradual la frontera entre ambos estados.

El domingo 25 de julio, en la transmisión diaria del gobernador Jaime Bonilla Valdez, reiteraron la donación de la vacuna, pero ya no de 5 mil dosis, sino 35 mil; el resto sería repartida entre los municipios de la Zona Costa y probablemente llegaría en el transcurso de la semana que termina. Pero el tema no se volvió a tocar en ninguna de las transmisiones del mandatario, ya no hablaron de cantidades ni de su llegada.

Información obtenida por ZETA refiere que, al ser un acuerdo entre estados, el Ejército Mexicano no estaría a cargo de su resguardo.

“La información que tenemos del Condado de San Diego, es que el día de ayer -27 de julio- iba a cruzar, se atrasó por un problema de Thermo King, que son detalles muy finos que no queremos, para nada, comprometer la vacuna, ya vimos las cartas de donación que ya están aprobadas y estamos esperando al cruce”, dijo el titular de Salud.

La propia secretaría determinará quiénes, cuándo y dónde se van a realizar las jornadas de vacunación, ya que tienen el compromiso de que Mexicali y sus alrededores sean los primeros en aplicarse, debido a la alta incidencia en casos activos y por 100 mil habitantes.

Sin embargo, en esta ocasión no precisó cuántas dosis llegarían al Estado, o bien, si habría varias donaciones, “están por definirnos si son las 5 mil, si nos van a dar 20 mil o 10 mil en forma inicial, pero el resto vienen en camino, tenemos mucha fe”, aseveró Alonso Pérez Rico.

RESTRICCIONES BASADAS EN CIENCIA

Debido al aumento de casos activos en BC -550 el 24 de julio-, Alonso Pérez Rico anunció una serie de reforzamientos a protocolos de seguridad e higiene con base en la ciencia.

Ello consiste en el uso de un medidor de dióxido de carbono, con el que llegarán a los comercios a determinar no sólo si se cumple con el aforo, sino con las corrientes de aire adecuadas para el lugar.

“Estamos viendo que el resto de los estados está teniendo la tercera ola, ya habíamos dicho que íbamos a tener una tercera ola, eso es inevitable, y pues ya la estamos teniendo, por lo que ahora vamos a tener medidas más efectivas”, reveló.

El medidor de dióxido de carbono también se utilizará en los salones de clases, ahora que se inicie el nuevo ciclo escolar con el sistema semipresencial, “con un medidor podremos decir si está mal ventilado o si se tienen muchos alumnos”.

Además, se instalarán filtros en el aeropuerto y centrales camioneras, pues se dieron cuenta que de ahí están surgiendo brotes, ya que expusieron a 180 personas al virus SARS-CoV-2, donde el 10% -18 personas- salieron positivas en un solo viaje.

 

Comentarios

Tipo de Cambio