Escasea agua y alimento en Cefereso 17 de Michoacán por violencia

Fotos: Cortesía
Destacados miércoles, 14 julio, 2021 10:54 AM

Principales mandos del penal se encuentran ausentes y el personal dobla turnos

De continuar los conflictos violentos del crimen organizado en la región de Tierra Caliente, existe la posibilidad de que los alimentos y el agua se agoten al interior del penal federal de Buenavista Tomatlán, donde desde el domingo último se mantiene un estado de alerta máximo ante la incomunicación e incertidumbre en la que quedaron las instalaciones.

Manuel N., uno de los trabajadores penitenciarios, entrevistado al interior –vía telefónica- por semanario ZETA, advirtió que 80 de sus compañeros están refugiados en Buenavista, Apatzingán y Tepalcatepec “pues a ellos les tocó vivir esta jornada complicada de enfrentamientos y muertos allá afuera, no son de este estado y tampoco están en sus casas. Son de Jalisco”.

Ver también: https://zetatijuana.com/2021/07/alerta-maxima-en-cefereso-17-michoacan-por-balaceras-y-ausencias-laborales/

“Desde el domingo pasado tuvimos noticias de qué se generaron conflictos por grupos armados aquí en la región y abrieron tramos carreteros y destruyeron puentes, razón por la cual estamos incomunicados desde el fin de semana y en razón de esto aquí al interior hay estado de alerta máxima. Se cerraron los accesos del centro. Nadie puede entrar ni salir”, agregó el empleado administrativo.

El director general del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) 17 CPS Michoacán, Jorge Isaac Neri García, y el director técnico, Librado Carmona García (que ostentaba el mismo cargo en el Cefereso 1 Altiplano en 2015 cuando se fugó el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán), así como otros mandos se encuentran ausentes, ya que estaban fuera cuando empezó la violencia y no han retornado. La directora jurídica, Angélica María Ramírez, está al frente, como encargada de despacho.

El entrevistado asegura que “la situación que prevalece es delicada porque no hay comunicación y tampoco hay respuesta por parte del centro. Hay total hermetismo. Por otra parte aquí al interior del penal, ya nos han avisado, que van a empezar a escasear los alimentos. Tenemos mil 300 internos, más el personal que estamos aquí desde el día domingo que no ha podido salir a sus casas. El agua, nos avisaron, ya nada más queda para dos días. Entonces el escenario es complicado”.

Aunque la prisión federal es de mediana seguridad “tenemos perfiles criminológicos muy altos. Aquí tenemos muchos grupos de secuestradores, delincuencia organizada, y el estado de fuerza está muy limitado. El personal que estaba montado el domingo ha estado trabajando desde ese día hasta hoy, y solamente salen, se bañan y regresan a su función, pero son muy pocos”, detalló Manuel.

Sobre la conducta de las personas de libertad, se sabe que hasta el momento se mantienen tranquilas y observadoras, pues son bien atendidas. Sin embargo, a decir del trabajador penitenciario “hay un riesgo latente, porque la población está encerrada las 24 horas, y tememos que comiencen a manifestarse, que haya represalias con el personal. Incluso que se puedan amotinarse. Ese es un riesgo latente. Ahora, de terminarse los insumos, la comida, estaríamos en una situación sumamente grave”.

Trascendió que además del personal de seguridad penitenciaria, hay algunas unidades de la Guardia Nacional y otras rotuladas de la ex Policía Federal estacionadas al interior de la zona restringida con algunos elementos a la expectativa, pero los servidores públicos carecen de información de parte de sus autoridades, por lo que tampoco pueden dar respuesta a los cuestionamientos de la población interna que no está recibiendo su visita de manera regular.

Además de los caminos bloqueados y las balaceras que se siguen registrando en Michoacán, el propio empleado del penal manifestó que también se está acabando el combustible en Tierra Caliente “porque las gasolineras están tomadas por la delincuencia y no se está surtiendo gasolina en la región. Entonces la situación es complicada”. Manuel, a nombre de sus compañeros pidió al Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social (OADPRS) atienda el asunto que podría estallar por tratarse de una institución de seguridad con una población penitenciaria con muchos presos con perfil de autor de alto riesgo criminal.

VER TAMBIÉN:

Bajo riesgo personal penitenciario del Cefereso 17 de Michoacán

 

 

 

 

Comentarios

Tipo de Cambio