Abrazos

Foto: Internet
Columnaz lunes, 26 julio, 2021 12:00 PM

Si por algo se ha distinguido la XXIII Legislatura local, es por la mayoría morenista, por aprobarle cuanta iniciativa envía el gobernador, y por cerrar el Congreso del Estado durante más de un año, pretextando la pandemia por el nuevo coronavirus. A diferencia de otras instancias de gobierno, que nunca dejaron de funcionar aun cuando lo hicieron con limitaciones de personal, espacio y horarios, los diputados tenían más de 14 meses sesionando por la vía remota. El 21 de julio, finalmente convocaron a una sesión presencial. Dentro de su protocolo de seguridad para evitar los contagios de COVID-19, impidieron la entrada a los medios de comunicación, además de instalar barreras de acrílico entre cada escaño para guardar la sana distancia. La sesión, como todas, sería transmitida en vivo. Justo a través de esa herramienta de difusión, se pudo ver la torpeza con que los diputados regresaron a sesionar de manera presencial. A la primera oportunidad que tenían, se saltaban los acrílicos, retiraron sus cubre bocas y se abrazaron por un costado de las barreras. El más “cariñoso” fue el diputado morenista Víctor Navarro, captado en las transmisiones del Poder Legislativo abrazando y besando a sus compañeras de bancada, sin importarle que el motivo de las sesiones “cerradas” y la implementación de medidas de protección, fuera para mantener la sana distancia.

Comentarios

Tipo de Cambio