Zofemat mantiene “secuestrada” Playa Balandra

Ezenario BCS martes, 20 abril, 2021 1:00 PM

Turistas nacionales hicieron una denuncia a través de las redes sociales, quejándose porque no pudieron ingresar al Área Natural Protegida (ANP) Playa Balandra; mientras en Semana Santa se permitió el aforo de 240 personas como máximo, los encargados del filtro de la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) de La Paz -por determinación propia- establecieron en 120 el aforo, pero con la denuncia de turistas, al cierre de esta edición lo aumentaron a 180.

Sin embargo, durante la última semana turistas y los mismos prestadores de servicios turísticos presentaron quejas, luego de que la encargada del filtro de Zofemat, Verónica Barraza, solo permitió el acceso de ocho vehículos un día, y otro tomar la decisión de permitir únicamente 60 personas, además de advertir el consumo con los prestadores de servicios de la zona.

Y es que pareciera que Balandra fue rentada y reservada para la producción “Papás por encargo” para Disney Plus, y Zofemat se convirtió en el hostess del evento, encargándose de recibir y atender en primera instancia a los visitantes (ellos deciden quién pasa).

“No puede ser posible. Mis amigos pudieron entrar a Balandra porque madrugaron; desde las cinco de la mañana estuvieron haciendo cola y como a las siete los dejaron pasar. A nosotros no nos dejaron entrar a las nueve de la mañana, [dijeron] que ya estaba lleno; mis amigos me dijeron que solo había ocho carros”, denunció Isabela Orantes, proveniente de Morelia, Michoacán, una de tantas personas que ha expresado su descontento a través de redes sociales.

El filtro de Zofemat a la entrada de Balandra está generando descontento de turistas, pues pese a que se tiene permitido el 40 por ciento del aforo a las playas (según el Comité Estatal de Seguridad en Salud), a Balandra solo están dejando pasar una mínima parte; la playa está vacía.

Están afectando a turistas que vienen de diferentes partes del país a conocer Balandra, solo para favorecer a la producción de Disney Plus, afirman, pues incluso los productores del filme “se convirtieron en amos y señores” del estacionamiento y de la playa.

“Estamos a punto de hacer una escena, va a llevar como 15 a 20 minutos, pero tenemos una cámara viendo hacia acá; por temas de derechos me preguntan si puedo pedirles si se pueden mover una palapa para allá y salir del cuadro en donde entra su imagen, no sé si nos pudieran ayudar con eso”, detallan visitantes respecto a las peticiones del staff de producción.

La forma en que se apoderaron del espacio causó molestia e inconformidad, y es que muchos turistas ya habían ido un día anterior y les negaron el acceso porque estaba cerrada la playa por la producción; y esa mañana del martes 13 de abril, se levantaron a las dos de la mañana para estar a las tres y tener oportunidad de disfrutar la playa antes de regresar a su estado natal.

“No sé, tenemos de las tres de la mañana aquí… Si hubiera sido desde el principio así, neta desde el principio nos hubieran dicho ‘saben qué, estaciónense allá’, ‘saben qué, esa palapa no se puede utilizar’, y con todo respeto, con toda amabilidad del mundo nos hacemos; pero tampoco se vale que estemos formados desde las tres de la mañana y llegan y nos digan ‘háganse para allá, ocupamos este espacio’. Pero la forma en que lo hacen no está padre”, explicó una de las turistas.

Los denunciantes reiteran que Zofemat utiliza el protocolo sanitario a su antojo, y lo único que está generando es molestias e inconformidad; pues además de negar el acceso, aun cuando la playa luce vacía, hay denuncias del cobro entre los 200 y 500 “por hacerles un lugar en la playa”.

Verónica Barraza, la encargada del filtro en Balandra, es quien también ha sido denunciada por cobros irregulares a prestadores de servicios turísticos que pretenden traer grupos a disfrutar del ANP.

Todo parece indicar que se trata de un “negocio redondo”: Zofemat no deja entrar por el acceso terrestre, pero sí permiten el acceso vía marítima y hay un cobro excesivo de entre 600 y 800 pesos por bajarse en la playa.

“Para ser sincera creo que rebasó mis expectativas, la verdad sí es una de las playas que siempre ha sido mi sueño totalmente conocer, y me quedo corta en decirles hermoso. Valió la pena, llegamos aquí a las tres de la mañana porque nos habían dicho que el aforo era para 70 personas… la verdad es que variaba la información. Pasa que hemos querido algunos tours y se nos ha hecho algo caro; por subir a la embarcación de 600 a 800 pesos por entrar aquí a la playa y bajarnos media hora de la embarcación”, señaló Itchel Venera, turista de Morelia, Michoacán.

Lo que quedó claro es que Zofemat reservó la playa y sus espacios para Disney Plus; a los turistas los están dejando fuera, y de manera arbitraria dejan entrar a quien les conviene. Tan solo de la producción son 50 personas, quienes tienen garantizado su lugar en la playa.

A los turistas les exigen madrugar y el acceso es a las seis y media de la mañana; sin embargo, el staff de la producción llegó después de las ocho y les permitieron ingresar sin problema alguno.

“No nos dejan entrar con turistas; nos piden apoyo económico y la verdad, el turista ya no quiere pagar más, ya pagaron su boleto del tour y todavía pagar más a la entrada. Es una verdadera injusticia que estén haciendo esto las mismas autoridades”, denunció uno de los prestadores de servicios turísticos que transportan a visitantes.

Mientras tanto, los prestadores de servicios establecidos en Playa Balandra también están siendo afectados por las determinaciones de Zofemat; al limitar el acceso sus ventas cayeron, y apenas logran obtener un quinto del 50 por ciento de aforo permitido.

Comentarios

Tipo de Cambio