Hank y los aliados del Presidente

Foto: Ramón Blanco
Destacados miércoles, 10 febrero, 2021 6:28 PM
Si alguien ha sido beneficiado por el sistema político mexicano, independientemente de cual partido lo encabece, ese es Jorge Hank Rhon. Casinero mexiquense asentado desde hace 36 años en Baja California.

Durante el priismo obtuvo el Hipódromo Aguacaliente propiedad de la Nación y hoy en su inventario alberga un residencial privado, un zoológico, un estadio de futbol, un casino y su residencia, así como de sus hijos. En el panismo fue harto beneficiado con los permisos para la apertura de casinos y casas de apuestas y sorteos. Tanto, que la suya es de las pocas autorizaciones para abrir un “número indeterminado” de casinos en Baja California.

En el sexenio panista de Felipe Calderón intentaron –finalmente- recluirlo en prisión, pero por violaciones al debido proceso (los militares que lo aprehendieron por acopio de armas no tenían una orden de cateo) fue puesto en libertad después de diez días en prisión.

Ahora con el gobierno de Morena, encabezado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, Jorge Hank Rhon es beneficiado con la candidatura al gobierno de Baja California. Al negarle el PRI esa posibilidad, dado que en la conformación de la Alianza opositora la nominación para el Estado fronterizo correspondió a una mujer y al PAN nombrarla, el casinero fue rescatado por los aliados del Presidente, el Partido Encuentro Solidario.

Efectivamente, Hugo Erick Flores Cervantes, dirigente nacional del PES, y el mismo que firmó una alianza federal con Mario Delgado, el líder de Morena en el país, para ir juntos en varios estados y en las candidaturas a la Cámara de Diputados, el 26 de enero de 2021 en Tijuana, le levantó la mano al priista Jorge Hank Rhon como su precandidato a la gubernatura de Baja California.

“Nuestro objetivo como partido es que el Ing. Hank Rhon sea Gobernador de Baja California. Este partido es para que la gente lo haga suyo y encabece sus causas”, publicó ese día en su cuenta de Twitter el líder del PES.

Flores presentó a Hank, a quien comprometió a llevar los principios enarbolados por el Presidente López Obrador, de “no mentir, no robar y no traicionar¨.

De esta manera, el ex reo de la prisión de El Hongo, terminó entre los aliados del Presidente de la República, estableciendo además una alianza entre el PRI bajacaliforniano y el PES. Pues a pesar que por estatutos Hank debió ser expulsado del tricolor, de acuerdo al dirigente local bajacaliforniano, éste renunció a la militancia que le dio a su familia fama y fortuna. Aun así el casinero ha ordenado a sus huestes priistas votar exclusivamente por los candidatos de ese partido que tengan una candidatura a presidente municipal o a diputación federal dentro de la alianza opositora, y por él y los candidatos del PES, su objetivo y así lo repiten: votar por los priistas para que el partido no pierda el registro, y controlar ese instituto político desde Encuentro Solidario.

Extraoficialmente, el PRI en Baja California terminó escindido de la alianza opositora que acordaron en el ámbito nacional con el PAN y el PRD, y son, fuera de acuerdo público, aliados del círculo político del Presidente López Obrador a través del PES.

Solo en esta promiscuidad política es posible que un partido de origen cristiano, postule como su candidato a un hombre señalado de homicidio. No solo porque Hank Rhon es el principal sospechoso de la autoría intelectual del asesinato el periodista Héctor “El Gato” Félix Miranda, abatido en abril de 1988, sino porque en el análisis balístico practicado a las 89 armas que le fueron confiscada en su residencia en junio de 2011, dos de ellas resultaron positivas de haberse utilizado en dos homicidios, el de un vendedor de autos y el de un guardia de seguridad en Tijuana. La investigación, el expediente, permanece congelado primero en la Procuraduría General de Justicia de Baja California durante los gobiernos panistas, y hoy Fiscalía General del Estado, encabezada por un morenista, Guillermo Ruiz Hernández, quien además es compadre del gobernador y amigo del Presidente, Jaime Bonilla Valdez.

En 2012, un testigo protegido, Carlos Fernando Vázquez Figueroa, señaló a Jorge Hank Rhon, de haber ordenado el asesinato de seis personas entre 2006 y 2010, incluido el homicidio de la nuera del casinero, Angélica María Muñiz Cervantes, asesinada el 13 de agosto de 2009. Pero tal carpeta de investigación, también esta congelada en la Fiscalía de Baja California.

Jorge Hank, el detenido por contrabando, el sospechoso de asesinato, el aprehendido por acopio de armas, el misógino y líder de las apuestas en el noroeste del País, ha sido protegido por gobiernos del PRI, del PAN y ahora de Morena. No es investigado, por el contrario, es recompensado con la candidatura a gobernador por parte del PES, los principales aliados del Presidente de la República.

Comentarios

Tipo de Cambio