“Kiki” Méndez, vestido de “diablo”

Foto: Cristian Torres/Enrique Méndez, dirigente del PAN en BC
Cachanillaz lunes, 11 enero, 2021 12:00 PM

Como lo fuimos adelantando en esta columna, el dirigente del Partido Acción Nacional en Baja California, Enrique Méndez Juárez, prepara sus cartas para ganar perdiendo en el próximo proceso electoral, a celebrarse en junio.

La estrategia, ejercida durante muchos años por Fernando Castro Trenti, ex candidato a la gubernatura del Estado por el Partido Revolucionario Institucional para beneficio personal y de sus allegados, fue bien copiada por el equipo del panista, el cual ya perdió la esperanza en los próximos comicios y ahora busca apoderarse de los pocos espacios que pudieran pelear en la entidad.

La coalición “Va x Baja California”, como fue registrada ante el Instituto Estatal Electoral (IEE), ya fue definida y las principales posiciones serán entregadas al PAN, salvo por el municipio de Tijuana, donde la presidencia municipal será buscada por un abanderado perredista; en ningún caso parece que el PAN vaya a proponer un candidato ciudadano, como parecía ser la idea inicial.

En cambio, buscarán acomodar en distritos benéficos a candidatos allegados a la causa del “Kiki”, que no son más que mecenas del grupo cercano a Francisco Vega de Lamadrid. Particularmente en Mexicali, Méndez pretende imponer a la ex regidora Amintha Briceño -sancionada por la actual administración debido al mal proceso de liberación de terrenos para su venta- como candidata a la diputación del Segundo Distrito local, mientras que el Tercero y Cuarto corresponderían a Rubén Armenta Zanabia y al actual edil Diego Echeverría.

Tanto Armenta como Echeverría cuentan con un muy negativo historial en épocas recientes, pues el primero fue el subsecretario de Enlace Legislativo durante la administración de “Kiko” Vega, donde se encargó de operar los temas más turbios y sospechosos de corrupción, como los proyectos de APP, las desaladoras, el C5i, entre otros.

Por su parte, Echeverría ha fungido como “un Bujanda” dentro del Cabildo de Mexicali, respaldando temas cuestionables en la actual administración morenista para fingir una supuesta “oposición responsable”, que no es más que prestarse al sucio juego de la simulación.

La relevancia de estos tres distritos, se debe al tamaño de su población votante, y muy probablemente, el segundo lugar podrá ingresar a la XXIV Legislatura como el mejor perdedor. En otras palabras, Enrique Méndez Juárez busca acomodar a sus allegados… aunque pierdan.

En Tijuana también buscan acomodar a Gerardo Álvarez y a Arnulfo “El Fufo” Guerrero, ex funcionario kikista, en distritos donde aspiren a ingresar, aun cuando pierdan.

Mientras personajes contrarios como el ex presidente municipal de Mexicali, Gustavo Sánchez Vázquez, se apuntaba para ser el próximo candidato blanquiazul a la gubernatura, actualmente busca un rescate en el Distrito 02 federal, pues prácticamente fueron relegadas sus posiciones.

En la alcaldía de Mexicali también están impulsando a la diputada Eva María Vázquez, quien también formó parte de los legisladores que aprobaron los temas más polémicos de la administración estatal y que son los principales responsables de la debacle blanquiazul en la pasada elección de 2019.

Como dato adicional, hay que recordar que “Kiki” Méndez tiene una muy cercana relación con el ex panista Carlos Torres Torres esposo de la presidenta municipal de Mexicali y virtual candidata a la gubernatura por Morena, Marina del Pilar Ávila Olmeda.

Basta recordar que en 2014, Méndez Juárez se encontraba a las órdenes de Torres Torres cuando este dirigía el Seguro Popular. Durante ese cargo, el actual dirigente blanquiazul se metió en un tremendo problema al ser captado en fotografías utilizando vehículos oficiales para apoyar la campaña en Baja California del entonces aspirante a la dirigencia nacional del PAN, Gustavo Madero.

Las fotografías fueron evidencia en una denuncia presentada ante el Ministerio Público federal por el equipo de campaña de Ernesto Cordero, donde se le acusó de delitos electorales y hasta de peculado.

Tal parece que a todos les conviene que el PAN se preste a la derrota, incluso los propios panistas que actualmente ostentan el poder.

Por eso, considero que Enrique Méndez se ha vestido de “diablo” en esta elección.

Comentarios

Tipo de Cambio