Salario mínimo insuficiente

Foto: Tomada de Internet.- Francisco Loubet, presidente del CCE en La Paz
 
Edición Impresa martes, 25 diciembre, 2018 01:00 PM

“Los efectos económicos pudieran ser muy lamentables”, señaló Francisco Loubet, titular de la CCE, anticipando efectos inflacionarios pese a que Baja California Sur no está contemplada dentro de la franja fronteriza, donde a partir de 2019, el ingreso subirá hasta 176.72 pesos

Esta semana, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer que a partir del 1 de enero de 2019 el salario mínimo incrementará de 88.36 a 102.68 pesos, y de 176.72 pesos en estados fronterizos.

Tal y como es del conocimiento de sus habitantes, Baja California Sur no está contemplado como Estado fronterizo ni para la disminución del Impuesto al Valor Agregado (IVA), ni para el incremento salarial.  Esto significa que el sueldo básico crecerá 14.32 pesos y beneficiará en particular a quienes perciban un salario.

“Es jugarnos el dedo en la boca, mientras nos dicen que el salario va estar 100, 130 o 200 pesos, pero la verdad es que vas al mercado a comprar tu alimento de primera necesidad, nadie podemos dejar de hacerlo, y nos cuestan esos productos y servicios un 200% más, entonces qué caso tiene. Se tiene que buscar equilibrio, los grandes economistas deberían ponerse a trabajar para que esto sea parejo”, señaló Lorena Hinojosa Oliva, titular de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Baja California Sur.

El incremento del salario mínimo representa un 16.2 % más, y al mismo tiempo, es el mayor registrado de hace 23 años a la fecha, según la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos y la Secretaría del Trabajo.

Sin embargo, en BCS la preocupación no sólo surge de los sectores empresariales, sino de los ciudadanos, “el aumento podrá parecer una buena idea para muchas personas que ganan apenas el sueldo mínimo, sin embargo, aunque lo aumente 15, 50 o 100 pesos, eso no se compara con el incremento que tenemos cada año en la canasta básica y en los servicios, nos suben 10 pesos en el salario, pero nos suben otros 10 en gasolina, en comida,  luz, agua… en todo cada año, esperemos que no haya inflación como refieren”, comentó José Luis, habitante de La Paz.

Quienes también se han manifestado son los empresarios del CCE: “Parece que los trabajadores serán beneficiados, es una muy buena noticia, pero hay que tomarla con calma y, sobre todo, ver qué efectos inflacionarios nos puede traer, qué empresas podrán pagar ese incremento; el hecho de subir por decreto un sueldo es muy ‘padre’ para quienes lo reciben, pero los efectos económicos pudieran ser muy lamentables”, señaló Francisco Loubet, Presidente de la Consejo.

Es importante mencionar que de acuerdo a datos de la Canirac, cada empleado de sus empresas recibe por lo menos dos salarios mínimos como sueldo diario, lo que los deja fuera de lo que se habla a nivel nacional.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, BCS tiene los empleos mejores pagados del país, incluso el salario promedio de cada trabajador es de 14 mil 278 pesos mensuales, lo que podría significar un salario superior a 470 pesos diarios, sin embargo, la realidad es otra: un salario promedio es de 2 mil 500 a 3 mil 300, pero los grandes salarios gubernamentales suben el promedio y disparan la estadística.

 

LA PROMESA QUE NO SE CUMPLE

Ante la promesa de campaña de bajar el precio de las gasolinas y reducir el IVA,  “es una tontería mayúscula elevar los sueldos, cacaraquear que el sueldo mínimo va a subir considerablemente si todos los productos y servicios suben 200-300 por ciento, quien no sabe esto, lamentablemente es porque no va a los supermercados, no va a pagar la luz, no compra el gas, sino que lo tienen todo. La realidad que vivimos los sudcalifornianos día a día, es que los costos de los productos y servicios se elevan en demasía, hemos tenido alzas de productos y servicios que superan el 200 y 300%. El kilo de tomate cuesta arriba de 50 pesos y es algo que la comida mexicana es indispensable”, refirió Lorena Hinojosa Oliva, de la Canirac.

El Paquete Económico de Andrés Manuel López Obrador contempla  mantener el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), el IVA y el Impuesto Sobre la Renta (ISR), lo que quiere decir que no habrá reducción de combustible, por lo cual BCS seguirá con altos costos y la posibilidad de que suban un 3.4% en inflación.

Y es que la región no ha sido privilegiada por sus condiciones de ser prácticamente una isla, López Obrador ni siquiera ha volteado a ver la imperiosa necesidad de los sudcalifornianos, que todo insumo llega desde otro punto de la República ante la baja producción local.

La exigencia es que haya una verdadera justicia para el Estado, se atienda con sencillez y que los legisladores federales que hoy “representan” al pueblo, atiendan las necesidades de los paceños, cabeños, comundeños, loretanos y muleginos.

“Como otras personas, me imagino que no estamos de acuerdo, porque ya no alcanza lo que uno gana, sube la gasolina y sube todo; nadie está de acuerdo”, reiteró José Luis, comerciante de la zona del centro de La Paz.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio