22.8 C
Tijuana
martes, abril 9, 2024
Publicidad

Juez Gran Turismo

Hace no muchos d铆as, antes de llegar al 20 de febrero, en los Juzgados de Distrito en Tijuana, Baja California, se llev贸 a cabo una audiencia intermedia, donde abogados de cuatro personas detenidas y el Ministerio P煤blico federal, realizan el descubrimiento probatorio y la exposici贸n de las pruebas de ambas partes como preparaci贸n para el juicio posterior a eso.

Las cuatro personas sujetas del juicio est谩n, desde 2019, en prisi贸n preventiva, unos en la penitenciar铆a de Tijuana, otros en el centro de reinserci贸n El Hongo. Por supuesto que las autoridades penitenciarias son responsables de hacer cumplir la medida de privaci贸n de la libertad dictada, y las autoridades polic铆acas, del traslado de los individuos cuando las audiencias se celebran: los tienen presos, los sacan, los trasladan y los regresan al centro de reinserci贸n, todo debidamente documentado y siguiendo estrictos procesos.


Publicidad


Sin embargo, la audiencia de preparaci贸n del 19 de febrero de 2024 ante el Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio, adscrito al Centro de Justicia Penal Federal en el Estado de Baja California con sede en Tijuana, sorprendi贸 a los custodios y dem谩s personal del Juzgado.

Resulta que el juez 脫scar Sa煤l Cort茅s Ortiz, quien tiene poco en la entidad, pues fue designado despu茅s de la muerte del juzgador Alejandro Baltazar Ch谩vez en diciembre de 2023, y a quien sucedi贸 en el cargo, dej贸 at贸nitos a todos los presentes cuando, sin petici贸n de por medio, orden贸 la excarcelaci贸n tempor谩nea de los cuatro detenidos.

Efectivamente, ni el abogado defensor, Ministerio P煤blico o los presentes pod铆an creer lo que escuchaban. Vaya, hasta los detenidos abrieron los ojos en se帽al de sorpresa. Aunque originalmente se plante贸 fuesen enviados a un hotel (qui茅n sabe a cargo de qui茅n o cu谩l instituci贸n), de pronto el abogado cerr贸 la boca de asombro y sugiri贸 un cuarto de Airbnb que por supuesto 茅l pagar铆a.


Publicidad


La cuesti贸n, por supuesto, no acab贸 ah铆. Lo que sigui贸 a la alocada y alejada de cualquier proceso de audiencia normal, fue una discusi贸n acalorada entre todos. La idea ex贸tica del juez, cuando nadie -al menos en la audiencia intermedia que se celebraba- le hab铆a solicitado la excarcelaci贸n de los imputados, no ten铆a manera de concretarse sin violar otros preceptos ya determinados, como la prisi贸n preventiva.

Encolerizado, el juez amenaz贸 con apercibir con una multa a quien no atendiera su determinaci贸n. Lo que quer铆a, era que las autoridades de custodia trasladaran a los presos a sus prisiones, los entregaran para continuar privados de la libertad e inmediatamente solicitaran su liberaci贸n temporal para llevarlos a pernoctar a la propiedad rentada para que los cuatro pasaran la noche con comodidad.

Ahora apodado Gran Turismo por la comodidad cinco estrellas hoteleras que quiere dar a los presos que acuden a sus audiencias,  el juez tuvo que elaborar, ante la incredulidad de los presentes, un documento oficial para hacerse responsable de la excarcelaci贸n de los cuatro detenidos, donde, por cierto, incluy贸 el apercibimiento en caso de no acatar sus designios.

As铆, oficialmente autoriz贸 que Jaqueline Irasema Leyva Camacho, Oswaldo L贸pez Barreras, Edgar Gelasio L贸pez Barreras y Gael L贸pez Garc铆a (todos detenidos en marzo de 2023, despu茅s de catear un domicilio en el que localizaron metanfetamina, pastillas, un arma, cartuchos y cargadores), fueran 鈥渆xcarcelados temporalmente鈥 y trasladados a un domicilio en el fraccionamiento Agua Caliente, aparte, no los envi贸 a cualquier zona, sino a una de las m谩s acaudaladas de Tijuana.

De igual forma, solicit贸 que mientras los detenidos dorm铆an en el lugar, contaran con guardia y custodio de la Polic铆a Federal Ministerial (no fuera que quisieran huir) y que por la ma帽ana, los cuatro (ya descansados) fuesen reingresados de nueva cuenta a sus respectivos centros carcelarios, y una vez  certificados m茅dicamente, fueran trasladados de nueva cuenta al Juzgado para continuar con la audiencia intermedia al d铆a siguiente al medio d铆a.

Incre铆blemente, el juez 脫scar Sa煤l Cort茅s Ortiz solicit贸 a los directores de los centros penitenciarios El Hongo y de Tijuana, autorizar el reingreso de los cuatro y la excarcelaci贸n para que durmieran en un departamento privado. Determin贸 que, en caso de que alguna autoridad no diera cumplimiento a su petici贸n, esta ser铆a multada.

Nadie, pero absolutamente nadie de los presentes daba cr茅dito a la petici贸n del juez. No hay l贸gica. Ninguna autoridad judicial hab铆a autorizado la excarcelaci贸n, los abogados defensores no hab铆an solicitado la excarcelaci贸n y el MP, por supuesto, tampoco.

El asunto al final se resolvi贸 fuera del Juzgado. Era imposible, legalmente, cumplir con los designios del juez Cort茅s Ortiz, y por lo tanto, no se llevaron a cabo los hechos que solicit贸. Los cuatro detenidos fueron trasladados a los penales donde se encuentran recluidos llevando su proceso, y al reinicio de la audiencia intermedia, trasladados al Juzgado.

El juez Cort茅s Ortiz lleg贸 a Tijuana procedente de Tamaulipas, donde ten铆a un Juzgado a su cargo y qui茅n sabe cu谩les sean las reglas en aquella entidad, pero en Baja California, donde supli贸 al juez Alejandro Baltazar -por cierto, tambi茅n se帽alado en su momento de liberar delincuentes-, no le permitieron premiar a cuatro detenidos con una noche de comodidad en un domicilio en el fraccionamiento Agua Caliente.

Ahora s铆 que sus dotes de agente de habitaciones privadas con comodidades fueron frustradas, al menos por esta ocasi贸n. 驴O ser谩 que alguien solicit贸 al juez excarcelar a los detenidos y este lo intent贸, aunque con ello quebrantara la Ley? Es pregunta que espera respuesta鈥

Autor(a)

Adela Navarro Bello
Adela Navarro Bello
Directora general del semanario ZETA, Consejero de Art铆culo 19 y del CPJ para las Am茅ricas, entre otros reconocimientos, tiene el Maria Moors Cabot 2021 de la Universidad de Columbia.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas