Mensajes subliminales


 
Cartaz lunes, 15 septiembre, 2014 03:00 PM

Los años dan la experiencia de saber alimentarse, apoyados en la creencia de que la gula te alcance. Estamos acostumbrados a consumir la chatarra por anuncios, deslumbrados que a nuestra mente la amarra. Al paladar empalaga, a los sentidos los duerme, los comerciales se alargan y en el súper, te los venden. En los programas de tele, en los anuncios de radio, al abrirlos: ¡rico huele! por el exceso de sodio. El color, causa de cáncer, el sabor es adictivo, cuando hayas entrado en trance ya no podrás ser activo. Si al despertar, los dolores muy fuertes en el estómago, no creas que por los calores, te causan estragos, lo malo. Los parásitos internos te están dañando, por dentro, y no les gustan los termos, te están revolviendo el centro. Dirigidos a los hijos, inmersos en nuestros problemas no percibimos los hilos escondidos en emblemas. Mensajes subliminales, ocultos en comerciales de mentes tan criminales que atrapan a comensales. Cuando el niño es tan pequeño más fácil que lo asimilen, siendo anuncio tampiqueño es difícil que lo olviden. No den dinero a los niños llévenlos a comprar fruta, con buen ejemplo a las niñas, su compañía la disfrutan. No quieren ni las verduras, si a la fruta le hacen fuchi, de dulce, paletas duras y en el año, cuchi, cuchi. Si somos lo que comemos la pobre gente chatarra, si comemos lo que somos, ¡la generación chatarra! No alusión a la estatura, sino a su chico cerebro, puesto que entre más altura más pequeño el cerebelo. Entre tele y computadora, entre Tablet y celulares la tecnología, ¡ganadora!, voluntad de sus tutelares. Lo vimos con el tabaco, evolucionó a gran vicio, a cigarreras trabajo, con el cáncer al servicio. México es el primer lugar en obesidad infantil, tendencia debemos cambiar, de alimento sano el perfil. Combinando con deporte, controlando la diabetes, de mente sana el soporte, pero por favor, ¡muévete!   Joel Vizcaíno Parra Tijuana, B. C.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio