Jóvenes olímpicos de BC


 
Deportez lunes, 1 septiembre, 2014 07:00 PM

Una vez que finalizaron los II Juegos Olímpicos de la Juventud en Nanjing 2014, la delegación china no tuvo problema alguno para adjudicarse el primer sitio del medallero. Sumaron 57 medallas: 34 de oro, 10 de plata y 13 de bronce. En segundo lugar se mantuvo Rusia, que se colgó 51 metales: 22 de oro, 18 de plata y 11 de bronce. Mientras que el tercer puesto estuvo muy disputado entre Italia, Ucrania y Estados Unidos. México sumó trece medallas, rebasando las seis conseguidas hace cuatro años en Singapur. De ese total, siete fueron de plata y seis de bronce, resaltando las tres de manera individual para atletas de Baja California y, de esta manera, se convierte en la entidad más productiva. Ana Lilia Durán fue la primera bajacaliforniana en hacer historia, al obtener medalla de plata en la división de 63 kilos, con un total de 210 kilos sobre sus hombros, 90 en arranque y 120 en envión. Sus rivales más cercanas eran la ucraniana Sofiya Zenchenko y la mongola Ankhtsetseg Munkhjanstan, quienes en el total se fueron con 208 y 207 kilogramos, respectivamente, para cerrar en las posiciones 3 y 4. El oro fue ganado por la egipcia Sara Ahmed, quien totalizó 228 kilos, producto de 103 en arranque y 125 en envión. “Fue un momento de mucha presión, darle, darle y meterle con todo”, declaró Ana Lilia sobre la experiencia de haber subido al podio en unos Juegos Olímpicos Juveniles. “La fortaleza mental fue clave, porque al ver a tus rivales que suben más el peso para levantar, te presionas”, recordó. “La muchacha de Mongolia me sacó cuatro kilos en arranque y yo dije, esto no puede ser, tengo que pelearle y tengo que ganarle; y cuando la vi calentando en el envión, dije de aquí soy”, expuso. El trabajo de Durán se dio de manera fluida, con una buena estrategia por parte del entrenador José Manuel Zayas. “Salieron las cosas conforme a lo planeado, lo importante era analizar a nuestras rivales, principalmente la de Ucrania (Zenchenko) y la rumana (Hulpan), pues eran las dos mejores de Europa”, dijo Zayas. “Fue arriesgar, pero con mucho análisis, con mucho estudio, fue mucho trabajo previo, tanto en la mesa como en la tarima, estando fuera de casa, pero al final regresaremos con una medalla”, agregó el entrenador cubano, con un largo tiempo como entrenador en el Programa de Talentos de Baja California y entrenador nacional. “Fue muy sufrido, pero estoy muy agradecida con mi entrenador, con mi familia, con mi estado, con la CONADE y con el INDE, que inclusive vinieron a verme. Estoy contenta de que me estén apoyando y estén conmigo, porque a pesar de todo lo que ha pasado aquí en China y de los meses que aquí he estado, le pude dar una medalla de plata a México”, reiteró. Luego de la proeza de la atleta del Kilómetro 43 en el valle mexicalense, donde se encuentra el CAR de Halterofilia, la canoísta Victoria Morales se adueñó del bronce en mil metros, con un tiempo de 2:25.429, imponiéndose en la regata a la canadiense Ann-So Lavoie-Parent. Fue un circuito corto, pero a la vez pesado, al competir bajo el formato de canoa canadiense, desafiando al reloj y a sus contrincantes. Además, el clima jugó un papel determinante, sobre todo porque minutos antes del inicio de la regata, una intensa tormenta se dejó sentir en el lago Xuanwu y sus alrededores, provocando que las semifinales se pospusieran. Pero esto no afectó los deseos ni la concentración de Victoria Morales Cazares, quien salió a cuidar su recorrido e hizo algunos ajustes para meterse en la pelea por las medallas, recibiendo las instrucciones del entrenador Antonio Romero y del profesor Coriolan Lalu, responsable de Alto Rendimiento de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE). Superó por once segundos a la canadiense Lavoie-Parent. “Estuve muy nerviosa, pues primero estuve en cuarto lugar casi toda la carrera y ya las últimas dos, en la semifinal y final, fue cuando empecé a quedar en tercer lugar; y pues ya, todo resultó mejor”, explicó. “Bajé mis tiempos, en la semifinal salí contra la ucraniana, fue muy difícil, luego en la final B ante Canadá, estuve un poco nerviosa”, agregó. En el podio, Victoria compartió “laureles” con las reinas del Este. La bandera de México se izó al lado de la de Bielorrusia y de Ucrania en una solemne ceremonia de premiación. La bajacaliforniana agradeció el apoyo de muchas personas cercanas a ella, entre ellos los entrenadores Mihail y Vitalie Oghina, quien no pudo estar presente en los juegos por razones familiares. El cierre de medallas se dio con la obtención de la plata de Fernanda Orozco en Lanzamiento de Bala, quien se trepó al pódium con su segundo lanzamiento en la final, con 17.55 metros. En su primer lanzamiento, la nativa de Mexicali registró 16.63 metros, en el segundo mejoró para meterse al podio y, en los dos últimos, ya no pudo superarlo, pues fueron foules. La única deportista que pudo superar a Orozco fue la rusa Alena Bugakova, quien se colgó el oro con un registro de 18.95 metros. De hecho, tres de los cuatro lanzamientos que hizo rebasaron la marca de los 18 metros, con 18.54, 18.78 y el del título. Mientras, el bronce correspondió a la alemana Anika Nehls, quien logró un 17.31 metros, el cual consiguió en su último intento, pues en los previos había hecho marcas de 16.64, 17.11 y 16.94, de manera respectiva. Orozco fue la única representante del Continente Americano en disputar la final del Lanzamiento de Bala femenil, pues de las otras siete competidoras, cinco eran europeas (Rusia, Alemania, Polonia, Irlanda y República Checa), una asiática (Corea del Sur), y otra de Oceanía (Australia). “Sentí mucha alegría, estar peleando con todas las chavas como que me da mucha emoción y di lo mejor de mí”, expresó emocionada Fernanda, a quien se le escapaba una que otra lágrima junto con el sudor de su frente. La timidez se convirtió en alegría y una emoción indescriptible, pues tanto la televisión del Comité Olímpico, como los medios internacionales y mexicanos, e inclusive de Baja California, estuvieron ahí para presenciar el histórico momento. “Yo buscaba la esperanza de mejorar, me dieron algunos fouls, pero en cada lanzamiento entregué todo. Al principio sentía un nervio, pero ese nervio desapareció”, reconoció la joven. Su entrenador Miguel Portal le dio algunas instrucciones durante las pruebas. “Me dijo que le diera con todo y que no me dejara, tenía a una alemana, que es muy buena, a una rusa que mis respetos para ella, eran las mejores,” agregó Orozco entre lágrimas y risas. “Estoy feliz, feliz y yo digo que Baja California también ha de estar feliz con nosotros. Haré una pausa, pero sigo con mis entrenamientos y a buscar los Panamericanos juveniles… y lo que venga, a ver qué pasa”, concluyó. Atrás de Baja California, que aportó tres metales a la delegación azteca, viene Jalisco con un par de medallas, de los clavadistas Alejandra Orozco -bronce en plataforma 10 metros- y Rodrigo Diego López -plata en trampolín individual-. Atletas del Distrito Federal también han aportado dos medallas a la causa mexicana, con los andarines Valeria Ortuño en 5 mil metros y Noel Chama, que representa a la UNAM, en 10 mil metros. Con José Rubén Nava, Nuevo León presume una plata olímpica, y con Mitzi Carrillo, Morelos ostenta un bronce, ambos en Taekwondo; mientras que Coahuila también se hizo presente en Nanjing con José Valdés, con plata en Tiro Deportivo. Los otro cuatro bajacalifornianos no tuvieron la misma suerte que sus compañeras.   Luis Tapia en Tiro con Arco, llegó hasta los octavos de final, donde fue eliminado por   el turco Mete Gazoz, quien ganó el match 7-3. La gimnasta Stephanie Hernández finalizó en quinceavo en el All Around, así como séptimo lugar en Viga de Equilibrio y octavo en Barras Asimétricas. La esgrimista Julieta Toledo llegó hasta la fase de cuartos de final, pero fue superada   por la rusa Alyna Mosyenko, ante quien se había enfrentado por la medalla de oro en la justa mundial. Toledo llegó a colocarse en el primer round de la contienda con ventaja de 8-3, y al cierre del segundo, llegó a ubicarse 14-10. Sin embargo, Mosyenko vino de atrás y, en un par de ocasiones, las acciones tuvieron que ser sometidas a revisión de video por parte de los jueces. El último punto fue calificado como controversial, ya con el asalto empatado a 14 por cada bando, y en la revisión, el jurado le dio el gane a la europea. Y Alejandro Castillo, en Lanzamiento de Bala, finalizó en la posición número 12, con una marca de 17.10 metros. Un resultado de excelencia: Castro Verdugo El director general del Instituto del Deporte y la Cultura Física de Baja California (INDEBC), Saúl Castro Verdugo, destacó que los resultados de Durán, Orozco y Morales, son producto del fruto y esfuerzo del programa deportivo en el estado. Ana Lilia Durán, quien en 2012 fue campeona del mundo, ha vuelto a enaltecer el nombre de Baja California y de México, con 210 kilogramos sobre sus hombros. “Es un resultado de excelencia, somos la mejor delegación de México, estamos muy contentos, todo esto es un trabajo en conjunto, con padres de familia; todo lo que tiene que ver en el desarrollo de los atletas”, resaltó. De acuerdo con el Maestro en Ciencias, los atletas bajacalifornianos salieron con las expectativas de lograr el resultado en base a su preparación, algunos con experiencia y fogueo a nivel mundial, como son los casos de Julieta Toledo, Ana Lilia Durán, Luis Tapia y Fernanda Orozco. “Es el resultado de estos atletas hechos y desarrollados en Baja California, es el fruto y el esfuerzo del programa deportivo. El objetivo es que lleguen a Juegos Olímpicos, que se asomen, que transiten en el proceso de Centroamericanos, Panamericanos y Juegos Olímpicos mayores”, manifestó el titular del deporte bajacaliforniano. Según Castro, los Juegos Olímpicos de la Juventud marcan el mejor parámetro para ver el desarrollo de los atletas, y este resultado de Ana Lilia, Fernanda y Victoria, da fuerza a Baja California. Por último, anunció que próximamente serán recibidas por el gobernador del estado, Francisco Vega, para rendirles un merecido homenaje.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio