Por “razones humanitarias” y de forma “temporal”, México aceptará a extranjeros que devuelva EE.UU.


 
Destacadas BCS Jueves, 20 Diciembre, 2018 10:20 AM

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) mexicana informó este jueves, que aceptará por razones humanitarias y de manera temporal, el ingreso de ciertas personas extranjeras procedentes de Estados Unidos, ante la intención del Gobierno estadounidense para que aguarden el desarrollo de su proceso migratorio en México.

“Este jueves, a las 08:00 horas, el Gobierno de Estados Unidos comunicó al Gobierno de México que el Departamento de Seguridad Interna de los Estados Unidos de América (DHS, por sus siglas en inglés) tiene la intención de implementar una sección de su ley migratoria que le permitiría devolver a extranjeros, no mexicanos, a México para que aguarden el desarrollo de su proceso migratorio en Estados Unidos”, informó la Cancillería mexicana.

Aunque el Gobierno de México reafirmó su derecho soberano de admitir o rechazar el ingreso de extranjeros a su territorio, la SRE señaló que en beneficio de las personas migrantes, en particular a los menores de edad, autorizará, por razones humanitarias y de manera temporal, el ingreso de ciertas personas extranjeras procedentes de EE.UU.

La Secretaría de Relaciones Exteriores detalló que estos migrantes tendrían que haber ingresado a Estados Unidos por un puerto de entrada o sido aprehendidas entre puertos de entrada, entrevistadas por las autoridades de control migratorio de ese país y recibido un citatorio para presentarse ante un Juez Migratorio.

Asimismo, se permitirá que las personas extranjeras que les dieron un citatorio soliciten su internación a territorio nacional por razones humanitarias en los lugares destinados al tránsito internacional de personas, permanezcan en territorio mexicano bajo la condición de “estancia por razones humanitarias”, y puedan realizar entradas y salidas múltiples de México.

El Gobierno mexicano, afirmó la Cancillería, garantizará que las que hayan recibido su citatorio gocen plenamente de los derechos y libertades reconocidos en la Constitución, en los tratados internacionales de los cuales es parte el Estado mexicano, así como en la Ley de Migración.

Asimismo, aseguró la SRE, los extranjeros que sean regresados a México por el Gobierno estadounidense, tendrán derecho a un trato igualitario y la oportunidad de solicitar un permiso para trabajar a cambio de una remuneración, lo que les permitirá solventar sus necesidades básicas.

Además, la Cancillería indicó que se procurará que la implementación de las medidas que tome cada Gobierno se coordine a nivel técnico-operativo con la finalidad de desarrollar mecanismos que permitan la participación de las personas migrantes con citatorio en su audiencia ante un Juez Migratorio estadounidense, el acceso sin interferencias a información y servicios legales, así como para prevenir fraudes y abusos.

“Las acciones que tomen los gobiernos de México y de Estados Unidos no constituyen un esquema de Tercer País Seguro, en el que se obligaría a las personas migrantes en tránsito a solicitar asilo en México […] Están dirigidas a facilitar el seguimiento de las solicitudes de asilo en los Estados Unidos, sin que eso implique obstáculo alguno para que cualquier persona extranjera pueda solicitar refugio en México”, aseveró la Cancillería.

El Gobierno mexicano, reiteró, además, que toda persona extranjera deberá observar las leyes mientras se encuentre en territorio nacional, esto después de que la Administración del presidente Donald Trump anunció hoy que EE.UU. podrá elegir enviar a México a solicitantes de asilo que esperan una cita ante un juez de migración estadounidense en la frontera, algo que calificó como histórico.

La DHS aseguró que la medida de enviar a los nacionales de terceros países a México ocurre bajo la Sección 235(b)(2)(C) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad de EE.UU., lo que permitiría poner la crisis migratoria bajo control.

“Hoy estamos anunciando medidas históricas para colocar de la crisis de migración ilegal bajo control. Vamos a confrontar esta crisis con todo, sosteniendo la vigencia de la ley y reforzando nuestros compromisos humanitarios”, dijo la secretaria Kirstjen Nielsen, en un comunicado.

“Los extranjeros que quieren jugar con nuestro sistema para entrar a nuestro país ilegalmente ya no podrán desaparecer dentro de Estados Unidos donde evadían sus fechas ante la corte. En su lugar, ellos van a esperar la decisión de la corte de migración mientras estén en México”, añadió la secretaria de Seguridad Interior.

Según el diario Reforma, que informó del hecho, hasta el momento y luego de su primera entrevista de “temor creíble” ante la Oficina de Aduanas y Protección Migratoria (CBP, por sus siglas en inglés), los solicitantes de asilo de terceros países son liberados en territorio estadounidense para enfrentar luego a un juez de migración.

Este mismo jueves, el presidente estadounidense aseguró que gracias al trabajo que realiza su administración en la frontera con México, ninguna caravana migrante ha logrado avanzar. Además, criticó nuevamente a los demócratas por no respaldar su propuesta de construcción de un muro.

“Se ha hablado tanto del muro, la gente se está perdiendo el gran trabajo hecho en la frontera sur por la Patrulla Fronteriza, Migración y nuestro gran Ejército. ¿Recuerdan las caravanas? Bueno, ninguno de ellos ha avanzado y nadie ha seguido su camino. La frontera es fuerte”, escribió Trump en su cuenta de la red social Twitter.

Ayer miércoles, el mandatario estadounidense reiteró que México paga indirectamente por el muro fronterizo a través del dinero que recibe Estados Unidos por el nuevo tratado comercial de la región, que aún no entra en vigor, y afirmó que dicha infraestructura será construida por el Ejército.

En medio de la discusión para que el Congreso apruebe los 5 mil millones de dólares que exige Trump para su proyecto en la frontera, el presidente estadounidense reafirmó que el Tratado con México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) garantiza más dinero hacia su país.

“¡México está pagando por el Muro a través del nuevo T-MEC, el reemplazo del TLC! ¡Mucho más dinero llegará a los Estados Unidos […] ¡Debido a los tremendos peligros en la frontera, incluidos el ingreso de drogas y delincuentes a gran escala, el Ejército de los Estados Unidos construirá el Muro!”, dijo Trump en Twitter.

El martes pasado, el canciller Marcelo Ebrard Casaubón, informóque el Gobierno de Estados Unidos otorgará 4.8 mil millones de dólares para el plan de inversiones conjunto, sobre los principios de desarrollo y cooperación en el sur de México y Centroamérica.

En una conferencia de prensa, el canciller mexicano recordó que el presidente Andrés Manuel López Obrador envió una carta a su homólogo Donald Trump, el 18 de julio pasado, cuando aún era presidente electo, en la que le propuso los proyectos que se llevarán a cabo en el sur del país.

El pasado 12 de diciembre, los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y de Estados Unidos, Donald Trump, conversaron sobre las relaciones positivas entre ambos gobiernos, durante una llamada telefónica en la que el mandatario estadounidense omitió toda referencia al tema del muro fronterizo, aseguró la vocera, Sarah Sanders.

Según la Casa Blanca, la conversión entre homólogos estuvo dominada por el tema de los migrantes centroamericanos, ante el repunte de flujos de personas provenientes de aquella región, en la forma de varias caravanas que ingresaron a México en semanas recientes, en ruta a la frontera con Estados Unidos.

“El presidente Trump y el presidente mexicano López Obrador hablaron ayer sobre las relaciones positivas entre nuestros dos países. Discutieron la necesidad de abordar la migración ilegal de Centroamérica a Estados Unidos abordando los motores de la migración, como la inseguridad y el estancamiento económico”, señaló Sanders en un breve comunicado.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio