AMLO: una nueva lucha por la nación

Foto: Archivo
 
Opinionez Lunes, 19 Noviembre, 2018 12:00 PM

He estado muy atento a los comentarios en redes sociales, aunque estos no son representativos de la opinión pública nacional, hay varios elementos que son indicativos del humor nacional. Han aumentado los críticos de AMLO, aunque también siguen aumentando quienes los apoyan. Según una encuesta reciente, el 74 % de la población lo apoya, casi un 20% más de los que votaron por él, el pasado 1º Julio. Esto que significa que realmente no han aumentado los porcentajes sus críticos, lo que sucede que antes callaban y, por lo que se ve, ahora han decidido tener una actitud más activa. El PAN, sobre todo, quiere basar su existencia y la posibilidad de volver a crecer políticamente, en ser una oposición activa, como lo fue antes del 2000, pero ahora no tiene la credibilidad de antaño, con dirigentes cuestionados por su falta de honestidad, por su actitud mafiosa y por el fracaso de dos gobiernos nacionales, no logra calar en la opinión pública, salvo en la clase media alta, a la cual han convencido de que AMLO es un peligro para México.  Recientemente se organizó una marcha de la clase media alta, y algunos no tanto, para protestar por no hacer el aeropuerto de la ciudad de México en Texcoco. Fue una marcha nutrida, nadie lo niega, pero aun minoritaria frente al enorme apoyo social a AMLO. También por el caso de Maduro y la invitación a venir a la toma de posesión del Presidente le ha permitido armar protestas y tener un discurso opositor.

El gobierno federal aún no empieza, pero ya están definidos los contendientes en su disputa por la nación. Quienes creen que bastaba ganar una elección para determinar el rumbo y futuro de ella, están equivocados. La elección sólo fue el comienzo de una lucha que como mínimo durará seis años. No crean que los que se creen dueños de México, los que a lo largo de muchos años han disfrutado de las complicidades de gobiernos y autoridades para amasar fortunas, tan grandes que ofenden, se rendirán fácilmente.

La lucha para acabar privilegios será larga y habrá heridos, tendremos que vivir momentos difíciles, sobresaltos y seguramente ellos se defenderán hasta con los dientes. Que nadie se llame engañado, será una lucha cruenta contra quienes creen que seguirán gozando de grandes ganancias por su asociación con los políticos. Vean lo que paso con los bancos. Los bancos mexicanos, únicamente de nombre, porque casi todos, menos Banorte, son extranjeros.

Apenas una senadora de Morena presentó una iniciativa que pretendía eliminar los cobros en ciertos servicios bancarios, que los propios banqueros impulsaron pérdidas en la Bolsa de valores y aumento del precio del dólar frente al peso para hacer sentir su rechazo a dicha iniciativa. Todo mundo sabe, que es atribución de un legislador presentar iniciativas de Ley, lo cual no quiere decir, que ésta será aprobada, pues no es presentada por el grupo parlamentaria de la mayoría política, lo cual implicaría una enorme posibilidad de que si fuera aprobada.

Pero lo de menos es la iniciativa para no cobrar distintos servicios bancarios, ésta fue utilizada para medir fuerzas, creo que Morena fue muy inteligente en la presentación de la iniciativa, pues al presentarla tan sólo una senadora prácticamente desconocida, pudo quitarle peso político y aclarar que no fue proyecto del partido, lo cual bajó de inmediato la presión política. Pero no nos hagamos falsas esperanzas, por esta iniciativa o por otra, el choque se dará. No caben dos proyectos de nación en nuestro país.

Es el social de AMLO o es de los ricos, cuya mejor expresión es el sexenio de Peña. En el fondo los que perdieron la elección del 2018 no fue ni el PRI ni el PAN, sino los 15 o 20 empresarios más ricos del país, que sienten amenazados no solamente sus intereses, sino fundamentalmente su visión de país. El punto es claro, o el sistema capitalista se autorregula, o tiene una visión social y acaba con privilegios.

A estas gentes les molesta que el estado mexicano aplique el principio constitucional de Rectoría del Estado, que se basa en el hecho de el mercado no se autorregula por sí mismo, es egoísta y únicamente busca ganancias.  Por lo tanto, es necesario que el Estado intervenga y limite sus abusos y sus excesivas ganancias, que busque hacer efectivo el principio que nos viene desde Morelos, “que se modere la opulencia” y “aumente el jornal del pobre”. La iniciativa fue un claro mensaje.

 

Amador Rodríguez Lozano, es tijuanense. Ha sido dos veces diputado federal y senador de la República por Baja California; fue también ministro de Justicia en Chiapas. Actualmente es consultor político electoral independiente y vive en Tijuana. Correo: amador_rodriguezlozano@yahoo.com

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio