50% de los trabajadores en BC ganan menos de 8 mil pesos al mes

Foto: Archivo.- Ante bajos salarios, más gente se incorpora a informalidad
 
Edición Impresa Lunes, 13 Agosto, 2018 01:00 PM

Especialistas apuntan a que la Inversión Extranjera Directa no ha generado empleos bien remunerados y el salario real en promedio en Baja California está por debajo del promedio nacional. Altos índices delictivos, estancamiento en infraestructura y falta de centros de investigación, son los grandes inhibidores que el gobernador “Kiko” Vega no ha solucionado

Durante el primer trimestre de 2018, Baja California captó 428 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED), lo que representó 21.9 por ciento menos que el mismo periodo de 2017, mientras 54% de los empleados percibieron como máximo 7 mil 254 pesos al mes.

Lo anterior pese a que, de enero a junio de este año, Carlo Humberto Bonfante Olache, secretario de Desarrollo Económico del Estado, efectuó trece giras por México y el extranjero con el fin de promover el Estado y atraer más inversionistas para generar mejor empleo. Ello, con un costo al erario de 433 mil 599.20 pesos.

Si bien, Baja California avanzó del séptimo al sexto puesto entre los estados con más IED, este lugar es el mismo que ocupaba en 2016. Respecto al monto, se observa que en ningún año de la administración del gobernador Francisco Vega de Lamadrid se ha igualado la captación histórica de 2007, cuando se recibieron mil 789.5 millones de dólares.

Para Roberto Valero, presidente del Centro de Estudios Económicos de Baja California, la disminución del flujo de dinero procedente del extranjero a la entidad es más profunda si se considera que en el rubro de nueva IED  captada por la entidad, pasó de 81.2 a 24.7 millones de dólares durante el primer trimestre de 2018; es decir, 70% menos que el año previo.

El especialista refirió que, con datos al cierre de 2017, la nueva IED recibida en la gestión de Vega de Lamadrid es la menor de las últimas tres administraciones.

“Mientras ‘Kiko’ apenas reporta mil 209.9 millones de dólares de inversión nueva de 2014 a 2017, la administración de Guadalupe Osuna logró en cuatro años (2008-2011) 2 mil 139.5 millones de dólares”.

Las cifras del actual mandatario también son inferiores a las registradas por el ex gobernador Eugenio Elorduy Walther, quien de 2002 a 2005 logró que el Estado captara 2 mil 002.6 millones dólares de IED nueva.

Según Valero, los factores que han hecho que se reduzca la nueva inversión extranjera son los altos índices delictivos, el estancamiento en la infraestructura, así como la falta de centros de investigación en BC.

En contraste, durante el actual gobierno “los europeos han sacado más de 30 mil millones de dólares de inversiones y los asiáticos alrededor de 70 mil millones de dólares, lo más triste no es que se van de México, sino que se reubican donde las empresas son más competitivas, se van a la zona del Bajío”, afirmó el especialista.

Agregó que preocupa no solo la disminución de IED, sino el que la captada no ha generado el bienestar prometido por el discurso oficial, al mantenerse las malas condiciones laborales.

 

CRECE EMPLEO PRECARIO EN BC

Para el economista existe un gran problema con la generación de empleos en el Estado, ya que si bien han aumentado los puestos laborales, “los salarios que están pagando son los más bajos de la historia”.

“Hay un problema inicial, el gobierno cuando sale a promover a Baja California lo hace diciendo que estamos cerca de Estados Unidos, y tenemos mano de obra barata”.

Datos de junio registrados en el portal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), indican que 870 personas ganan un salario mínimo (88.36 pesos); 244 mil 942 perciben hasta 161.2 pesos por día; y 223 mil 211, hasta 241.8 pesos diariamente. En suma, 54% del total de empleados gana hasta 7 mil 254 pesos al mes.

En contraste, el 23% de los trabajadores reciben hasta 12 mil 090 pesos mensualmente, y 8.61%, un máximo de 16 mil 920 pesos.

Ello contrasta con lo manifestado por José Alfredo Jiménez Gálvez, jefe de Servicios de Afiliación y Cobranza de la delegación IMSS Baja California, quien sostuvo, la percepción salarial promedio es de 9 mil 821.4 pesos al mes (327.38 pesos al día), que equivalen a 3.71 salarios mínimos.

En entrevista, el funcionario destacó que de enero a julio de 2018 el número de empleos creció 2.19% en la región, y se proyecta que al cierre de año se generen 32 mil puestos más; es decir, un incremento de 4% respecto a 2017.

Datos del portal del IMSS refieren que el sector con mayor número de trabajadores es el manufacturero, seguido del de servicios para empresas, comercio, servicios sociales y comunitarios, construcción, transportes y comunicaciones; así como el agropecuario.

 

60% DE LOS TRABAJADORES DE LA INDUSTRIA SON MIGRANTES

Consultados sobre la situación laboral en la industria, Ulises Araiza y Raúl Magaña, presidente y vicepresidente de la Asociación de Recursos Humanos de la Industria de Tijuana (ARHITAC), respectivamente, comentaron que con la llegada de nuevas inversiones a Baja California, ha habido un incremento de cerca de 154 mil nuevos empleos en lo que va del sexenio.

“Estuvimos haciendo un micro estudio en Otay, y los hallazgos fueron que se generaron en el primer trimestre de este año alrededor de mil 500 vacantes para personal directo en la industria maquiladora”.

De esa cantidad, 900 fueron puestos de nueva creación y 600 de reemplazo o por rotación, “la última encuesta que se realizó indica que ha habido un crecimiento de 4 mil 500 a 6 mil nuevas vacantes en Tijuana durante el primer trimestre del año, y esa tendencia continúa”.

Los sectores que se han visto más favorecidos son de equipo médico, aeroespacial e industria electrónica. En tanto que 60% del personal que labora en la industria manufacturera proviene de otros estados de la República.

Foto: Archivo.- Carlos Bonfante, el Gobierno del Estado niegan una entrevista con él para ZETA

Acorde con los consultados,  la mano de obra de la industria maquiladora representa entre el 3 y 5% del costo de la operación de una empresa, y el salario promedio otorgado “está por arriba de los dos salarios mínimos”.

En opinión de Rodrigo Fuentes Contreras, investigador de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), la Inversión Extranjera Directa se inyecta en distintos sectores de la economía, y solamente en la industria de la manufactura es posible analizar qué ha pasado con los salarios de los empleos generados.

Según el Índice México de la Bolsa Mexicana de Valores, en diez años los salarios han incrementado 11% en términos reales, es decir, en promedio 1.1% cada año.

“Tendríamos que revisar cómo se distribuye ese aumento al interior de la empresa. Probablemente los directores de las empresas, el director de operaciones, se lleve la mayor parte de ese incremento”, pero no existe tal información.

“Lo que sí es una realidad es que en Baja California el salario real se encuentra por debajo del promedio nacional, y esto obedece a que el Estado -en mi opinión- convive con empresas de alta tecnología con altos salarios y con empresas intensivas en mano de obra”.

Si bien, no se puede decir que las empresas cuya inversión proceda del extranjero son las que tienen más tecnología y por tanto salarios altos o viceversa, el panorama laboral es poco optimista para el futuro.

 

IRREGULARIDADES EN CONTRATACIÓN

Hace 16 años, Ignacio Torres comenzó a trabajar en la industria maquiladora, en la cual se ha desempeñado desde operador hasta supervisor de producción en empresas de los sectores textil y aeroespacial, cuyo número de empleados va de 200 a más de dos mil empleados.

En su experiencia, hay empresas que registran ante el IMSS un salario menor al que el trabajador realmente gana, debido a que este percibe distintos bonos: por puntualidad, asistencia, producción y antigüedad, entre otros.

Lo anterior, en detrimento de las cotizaciones para la pensión y/o jubilación, su liquidación cuando son despedidos y el monto del préstamo del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

Mientras que otras lo hacen a destajo, es decir, “les pagan por lo que hacen, y dependiendo de la habilidad les dan desde mil 300 a 4 mil pesos a la semana como operadores”.

Respecto a esa situación, José Alfredo Jiménez Gálvez, jefe de Servicios de Afiliación y Cobranza de la delegación IMSS Baja California, apuntó que la delegación ha recibido alrededor de 40 denuncias, y por fiscalización del Instituto se han detectado cinco más.

Casos en los que el IMSS envía al patrón una carta invitándolo a regularizar su situación, misma que se efectúa desde que el empleado ingresó y “resarcimos los derechos de los trabajadores”.

En tanto, la Secretaría del Trabajo del Estado informó mediante su área de Comunicación Social, que se han presentado 5 mil 722 denuncias por distintos hechos, la mitad de los cuales se han resuelto mediante conciliación.

Con el transcurso del tiempo, Ignacio fue creciendo laboralmente, y hace un año egresó de la ingeniería en Procesos y Operaciones Industriales de la Universidad Tecnológica de Tijuana (UTT).

No obstante, luego de ser despedido por recorte de personal de la empresa aeroespacial en la que laboraba, se “topó con pared”, ya que para obtener una vacante superior a la de supervisor se necesitan “por lo menos tres años de experiencia”.

Con ello, sus aspiraciones de incrementar su salario conforme a su nivel de estudios han quedado detenidas momentáneamente.

Panorama que enfrentan muchos de los egresados del Estado, comentó Roberto Valero, presidente del Centro de Estudios Económicos de Baja California.

De acuerdo al Consejo Nacional de Población (Conapo), en los últimos dos años, 25 mil trabajadores calificados se fueron de Tijuana y 15 mil de Mexicali. La mayoría se instaló en el Bajío.

“¿Por qué se están yendo? Porque no están encontrando oportunidades de desarrollo. Las empresas que están aquí no son de investigación, son manufactureras y esta gente está buscando empleo de otro tipo, que vaya más allá de armar, y esos centros están en la Universidad Aeroespacial de Querétaro, el centro tecnológico automotriz de Guanajuato”, donde hay maestrías y doctorados.

Foto: Cortesía.- De acuerdo con ARHITAC se generaron 6 mil nuevas vacantes de enero a junio de 2018

Registros del Instituto Mexicano del Seguro Social afirman que solo 10.48% de los empleados bajacalifornianos percibe  entre 14 mil 500 y 24 mil 180 pesos al mes; cantidad inferior a la que se reporta en Querétaro, donde 14%  tiene ese rango salarial.

Por lo que Valero considera que esta administración carece de un programa de desarrollo: “No conocemos cómo está trabajando la Secretaría de Desarrollo Económico, qué organización está llevando a cabo con las empresas de Baja California. Nos habla de clúster, de muchas cosas, pero nunca nos dice cómo están interconectadas. Hay una ausencia total de un programa económico para el Estado, y lo que pasa es que hay una inseguridad y un empleo precario creciente”.

Como consecuencia, más gente se está incorporando al mercado informal, pues en este ganan más que en las empresas formales.

ZETA buscó una entrevista con el titular de la Secretaría del Trabajo en Baja California, Francisco Amador Iribe Paniagua, la cual pese a haber sido pactada, no se llevó a cabo por cuestiones de agenda.

De igual manera, se gestionó entrevista con el secretario de Desarrollo Económico, Carlo Humberto Bonfante Olache, para ahondar el resultado de sus giras, sin embargo, no fue concedida.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio