Madruguete

Foto: Archivo
 
Dichoz y Hechoz Lunes, 9 Abril, 2018 12:00 PM

A José María González Martínez, subprocurador de Investigaciones Especiales  -antes subprocurador de Delincuencia Organizada- le dieron unos días libres a partir del miércoles 28 de marzo, y la noche del 2 de abril le dieron madruguete, cuando la procuradora Perla del Socorro Ibarra Leyva decidió, en su ausencia, quitarle más del 90 por ciento de la responsabilidad de su trabajo. José María dejó de ser el jefe del área de Homicidios y ya no es responsable de la investigación de los más de 500 asesinatos violentos cometidos tan solo en Tijuana. Se sabe que ese lunes por la noche, la procuradora se reunió con su asesor José Alberto Castellanos -promotor del cambio y quien vendió la idea-, y el subprocurador de Zona Tijuana, Jorge Alberto Álvarez. En esa reunión y esas personas, definieron que la responsabilidad de la dirección de Homicidios pasaría a la jurisdicción de este último, así, sin esperar, a que González regresara de sus vacaciones. El martes 3 de abril informaron al personal de la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales (SIE), les dijeron que Álvarez ya tenía un plan para mejorar los resultados, y la mañana del miércoles 5 de abril, el subprocurador de Zona ya estaba haciendo recorridos por las instalaciones del área que ahora estará bajo su jurisdicción. Cuidando las “formas”, el responsable de comunicación de la fiscalía, Manuel Yépiz, asegura a quien se lo pregunta, que González Martínez sabía del cambio y se mantendría como subprocurador en la SIE. El nuevo responsable, Álvarez, asegura que la reingeniería se venía platicando meses atrás, para fusionar las investigaciones de delitos de lesiones e intentos de homicidio, con Homicidios. El objetivo, dicen, es facilitar el compartir la información y el cruce de datos, pues hay casos donde los victimarios suelen ser los mismos. Además, los homicidas suelen cometer delitos de robo de auto y posesión de armas. El hecho de concentrar la información de distintos delitos en una sola área, permitirá que los delincuentes sean aprehendidos por uno u otros delitos. Además, numéricamente el personal de las diversas áreas de la Subprocuraduría de Zona vendría a fortalecer y sumarse al equipo de Homicidios. Funcionarios cercanos a este movimiento aseguran que aunado a las presiones ejercidas sobre la procuradora por su asesor Castellanos, Ibarra consideró las sugerencias del secretario de Seguridad Pública del Estado, Gerardo Sosa Olachea, y del General Enrique Martínez López, Comandante de la Segunda Zona Militar, quien aseguran en la Procuraduría, llevaba varios meses “exigiendo con educación” el cese de González, pero sin aportar elementos que fundamenten su animadversión. Total, no lo cambiaron, pero sí le dieron madruguete al restarle facultades y responsabilidades.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio