Más desvíos de César Moreno: empresas recién creadas, Fimbres y nóminas sin pagar


 
Edición Impresa Lunes, 5 Febrero, 2018 12:00 PM

En 2016, el gobierno de César Moreno contrató un crédito de 160 millones de pesos para reestructurar la deuda pública y crear obra pública en Tecate, pero se desvió para pagar a empresas jaliscienses recién creadas y sin constancia de haber prestado servicios que no pudieron comprobarse. Funcionarios de primer nivel como Bartolomé Lam recibieron pagos excesivos y hasta para la radio de Javier Fimbres, observa la Auditoría

Meses antes que César Moreno González de Castilla concluyera su periodo como alcalde, el Ayuntamiento de Tecate contrajo una fuerte deuda que comprometería futuras participaciones federales.

El 23 de febrero de 2016, se celebró el contrato de crédito por 160 millones de pesos con el banco Bansi. Del total, 71 millones 619 mil 45 pesos estaban destinados para reestructurar la deuda contraída por el antecesor de César Moreno, el también priista Javier Urbalejo Cinco. Mientras que los 88 millones 380 mil 955 pesos restantes se invertirían en obra pública.

Los destinos de este crédito, aprobado para su contratación únicamente con estos dos fines de manera exclusiva, fueron otros, lo que constituye graves incumplimientos tanto a la Ley de Deuda Pública como a la Ley de las Responsabilidades de los Servidores Públicos, determinó la Auditoría Superior del Estado de Baja California (ASEBC).

De entrada, no se pagó la totalidad de la reestructura de la deuda pública. El 24 de enero de 2017, Financiera Local, empresa con la que Urbalejo Cinco contrajo la deuda, requirió el pago faltante de un millón 673 mil 138 pesos, entre saldos no pagados y penalizaciones.

En cuanto a las 29 obras en las que se utilizarían más de 88 millones de pesos, como rehabilitaciones de parques, la construcción de un puente peatonal y habilitaciones de canales, la Auditoría no pudo encontrar evidencia de ellas.

Tecate en Pie de Lucha exige a la alcaldesa investigar desvíos

Así se dio a conocer en el reportaje “César Moreno desapareció 137 mdp en obra pública”, publicado el 29 de diciembre de 2017 y en las que se describe cómo esas 29 obras forman parte de construcciones, reparaciones y equipamientos inconclusos o que ni siquiera fueron iniciados.

 

¿A DÓNDE SE FUE EL DINERO?

Tras hallar estas irregularidades, la ASEBC indagó hasta encontrar a dónde fueron a parar estos millones. “El recurso fue utilizado en conceptos distintos al contratado, hasta por un monto de 62 millones 884 mil 317 pesos que principalmente fueron traspasados a cuentas bancarias de pago de sueldos, compensaciones y prestaciones al personal”.

De igual forma, se realizaron transferencias a cuentas del Fortamun 2016 (Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios) y para pagar obras públicas que databan de 2014 y 2015, para las cuales el Ayuntamiento ya había recibido los recursos correspondientes para su ejecución.

Entre estos proyectos ya financiados, pero a los que se volvió a invertir dinero público, destaca Hábitat, un programa federal de desarrollo urbano y ordenamiento territorial enfocado a los habitantes de las zonas urbanas más marginadas.

El órgano fiscalizador también encontró que “el municipio utilizó recursos del crédito destinado a proyectos de inversión pública productiva, realizando pagos por 21 millones 455 mil 40 pesos mediante transferencias electrónicas directamente a las cuentas bancarias de siete empresas”.

 

DESVÍOS A EMPRESAS NUEVAS EN JALISCO Y RADIO DE FIMBRES

Cuatro de estas empresas, que suman transferencias por más de 20 millones de pesos, coinciden en ser de reciente creación, no tener presencia en internet -a pesar de recibir millones de pesos en contratos- y estar ubicadas a más de 2 mil kilómetros de distancia, hasta Jalisco.

Una de estas es Asesoría y Planeación Estratégica Horn, la cual recibió 8 millones 352 mil pesos. Se trata de una empresa creada en 2014, apenas a dos años de haber sido contratada por el Ayuntamiento de Tecate. Está ubicada en Guadalajara, Jalisco, y tiene a Mario Alberto Moreno Ayala y Carlos Armando Viramontes Salas como sus socios, según resultados arrojados en una consulta en la Secretaría de Economía.

El caso se repite con Soluciones Integrales Emmaso, formada en 2012 y que en dos transferencias recibió 4 millones 872 mil pesos.

Con domicilio en Guadalajara, Jalisco, se dedica a la compra, venta, distribución y otras actividades comerciales relacionadas con artículos electrónicos. Está constituida por Fabián Rangel García y Luis Fernando Estrada Martínez, y tiene como administrador general único a Eduardo Rangel González.

Con un millón 740 mil pesos cobrados, Industrias Recizap dice dedicarse a la comercialización, fabricación, reciclaje y otras actividades comerciales relacionadas con el plástico, papel, cartón y sus derivados.

Al igual que las anteriores, Industrias Recizap, creada en 2013, tiene su domicilio en Zapopan, Jalisco, y como socios a Javier Nava Ramírez (padre) y Javier Nava Gómez (hijo).

Por su parte, Servicios Administrativos Génova recibió 5 millones 568 mil pesos. La empresa ubicada en Guadalajara, Jalisco, fue creada en 2014 y tiene como socios a Martín Delgadillo Tejeda y Julio César Aranda Meza.

Rubens Asesores, sin registro en la Secretaría de Economía, recibió 870 mil pesos el 24 de noviembre de 2016, una semana antes de que concluyera la administración municipal. Mientras que 53 mil 40 pesos se destinaron a los conceptos de “gastos notariales” y “honorarios fiduciarios”, sin que el gobierno municipal aportara siquiera una cuenta de referencia a la que se haya realizado la transferencia.

Cabildo que aprobó desvíos. Abel Rivera, regidor con César, jefe de Transparencia con Nereida

La AESBC también señaló que “se utilizaron recursos del crédito citado para pago de pasivos provenientes del ejercicio 2015 por un millón 302 mil 749 pesos por servicios de difusión institucional en radio, incumpliendo con el destino del crédito”.

Se trata de dos pagos hechos a Radio Baja y Radio Cuchuma, ambas son propiedad del tecatense Javier Fimbres Durazo, quien durante años ha concentrado hasta el 80 por ciento del presupuesto del Ayuntamiento de Tecate destinado a la publicidad.

El yerno del septuagenario priista, Francisco Palacio Manjarrez, fue secretario de Gobierno durante la administración de César Moreno. En 2016 protagonizó una persecución desde la Aduana de Tecate, cuando agentes federales le ordenaron detenerse para revisar una Suburban negra, sospechosa de tráfico ilegal de mercancías.

 

1 MDP EN PAGOS DE NÓMINA DESAPARECIDOS

En sus observaciones referentes a la cuenta pública 2016, la ASEBC también encontró que el Ayuntamiento de Tecate devengó 927 mil 859 pesos a través de tres cheque que justificó servirían para efectuar pagos en efectivo de nóminas a personal de confianza, seguridad pública o policías y de base, en febrero de 2016.

No obstante, “no mostraron evidencia de la persona que realizó el cobro de los cheques, así mismo, se desconoce el motivo el cual las nóminas se pagaron en efectivo”, explica la ASEBC en sus observaciones.

Lo anterior incumple con lo establecido en la Ley de Presupuesto y Ejercicio del Gasto Público del Estado. La situación se repitió en el último trimestre.

Entre el 10 de junio y el 22 de diciembre de 2016 (el último mes correspondiente al gobierno de Nereida Fuentes), las nóminas de personal de base y confianza carecen de 673 firmas, lo que significa que no existe evidencia de que el personal haya recibido los pagos.

Se trata de pagos destinados a personal de Seguridad Pública, Policía Comercial, Desarrollo Social, Tesorería, Obras Públicas, entre otros, pero que no se puede comprobar si los recibieron o no.

No era la primera vez que lo hacían. De acuerdo con la Auditoría, el Ayuntamiento de Tecate fue objeto de la misma observación en el ejercicio fiscal 2015.

 

MÁS IRREGULARIDADES EN FINIQUITOS, INDEMNIZACIONES Y VACACIONES

De acuerdo con el órgano fiscalizador en Baja California, el gobierno municipal de Tecate calculó y registró indebidamente un importe de un millón 87 mil 625 pesos por concepto de indemnización a personal de confianza que continuó laborando después del 30 de noviembre de 2016, cuando salió la administración de César Moreno.

Nereida Fuentes, cómplice / Juan Bartolomé Lam Canto se embolsó $61,600 pesos ilegales

Lo anterior porque se trató de renuncias, 17 funcionarios recibieron indemnizaciones improcedentes, siendo las más destacadas:

* Juan Carlos Fraijo Lino, coordinador de Asuntos de Cabildo y Gobierno: 122 mil 723 pesos

* Abel Rodríguez Gutíérrez, director de Evaluación: 110 mil 723 pesos.

* Eduardo Morsa Isabeles, coordinador de Delegaciones: 98 mil 723 pesos.

* Jorge Luis García Silva, control presupuestal: 74 mil 477 pesos.

* Juan Carlos Fraijo Lino, chofer y policía: 71 mil 999 pesos.

* Judith Barona Aguilar, directora jurídica: 70 mil 497 pesos.

Hubo otros pagos por finiquitos que no procedieron, por ejemplo el de Camerino Rocha Mora, quien recibió un finiquito por 196 mil 202 pesos, pero fue cancelado el 30 de diciembre de 2016, ya que labora en la actual administración como jefe del Departamento de Reglamentos.

Otros 178 mil 649 pesos se pagaron, de manera injustificada, por concepto de vacaciones y prima vacacional a 13 empleados de confianza.

De estos casos, sobresale el ex director de Seguridad Pública, Juan Bartolomé Lam Canto, quien recibió 61 mil 600 pesos de más por concepto de vacaciones y prima vacacional. También se encuentra Fernando Martínez Grajeda, jefe de Contraloría Interna Municipal, con 36 mil 637 pesos que no debió haber recibido.

Así como Javier Vázquez Abril, jefe del Rastro Municipal, con 16 mil 713 pesos, y Misael Contreras Acedo, jefe del Departamento de Presupuesto, con 12 mil 826 pesos.

 

“NEREIDA NO HACE NADA”: TECATE EN PIE DE LUCHA

A través de la voz de Antonio Juárez, vocero e integrante del movimiento Tecate en Pie de Lucha, se ha encargado de denunciar estas irregularidades detectadas por la ASEBC, las cuales compartieron con ZETA.

Sin embargo, la exigencia de que se investigue al ex presidente municipal César Moreno y a sus funcionarios, se extiende a la alcaldesa Nereida Fuentes, quien consideran, protege a su antecesor.

“Esto es un problema de César Moreno que involucra a Nereida Fuentes, que no conforme con haber leído y aprobado el crédito de 160 millones de pesos cuando fue secretaria de la Comisión de Fiscalización del Gasto Público, está convirtiéndose más en su cómplice”, denunció el joven activista.

En reiteradas ocasiones, el colectivo Tecate en Pie de Lucha ha solicitado información sobre los movimientos del dinero público que hizo el ex alcalde, ya sea en mesas de trabajo con funcionarios actuales o a través de solicitudes de información en la Unidad de Transparencia, sin obtener respuesta.

“Lo primero que dijo es que no sabía, pero ahí está su firma (en los dictámenes de aprobación de cuentas públicas), así que finge no recordar o firmó sin fijarse”, declaró Juárez.

La protección que César Moreno reciba en el actual Ayuntamiento va más allá de la alcaldesa; también sus ex colaboradores ocupan posiciones clave en el juego de la complicidad.

Corresponde investigar estos desvíos millonarios al síndico procurador Gerardo Sosa Minakata, quien fue el secretario particular del ex alcalde, mientras que Abel Rivera, actual jefe de la Unidad de Transparencia, fue regidor priista en el Cabildo de Moreno y quien aprobó también los dictámenes que derivaron en este desvío.

Es así como el contubernio se extiende a la administración de Nereida Fuentes.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio