La última cena de “El Chapo” en México: Pollo con mole, frijoles, arroz y agua de mandarina


 
Nacional Martes, 28 Marzo, 2017 04:21 PM

La última cena en territorio mexicano del narcotraficante sinaloense Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo”, consistió en un platillo de pollo con mole, frijoles, arroz blanco, agua de mandarina, una barra de avena, tortillas y una pepitoria, alimentos que antes de ser consumidos por el capo, eran probados por dos perros polícia, de nombre “Baguira” y “Chihuahuitas”.

Así lo informó hoy el periodista Carlos Loret de Mola Álvarez, en su programa matutino que se transmite en la cadena Televisa, quien señaló que ambos perros probaban todos los días la comida que se le servía al ex líder del Cártel de Sinaloa, en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) Número 9, ubicado en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Diez minutos antes de llevar cualquier platillo a la celda, los perros comían de lo que se le preparaba a “El Chapo”, y si “Baguira” o “Chihuahuitas” no mostraban ninguna molestia o síntoma extraño, entonces los guardias del penal de máxima seguridad le daban los alimentos al capo sinaloense, afirmó el periodista.

Así sucedió con la última comida que le sirvieron a Guzmán Loera en México, misma que comenzó a las 6:43 de la tarde del 18 de enero pasado, cuando una empleada de la empresa ‘La Cosmopolitana’, proveedora de la cárcel de máxima seguridad, le llevó queso panela, frijoles, tortillas, un plátano, yogurt, cereal y leche deslactosada.

La trabajadora entregó los alimentos al policía que vigilaba al narcotraficante, el único con permiso para tener el mínimo contacto con el capo sinaloense, y quien era el que le pasaba la comida. Esa noche, señaló Loret, a través de la cámara de circuito cerrado del penal, le hicieron un pase de lista, hasta en dos ocasiones, antes de que “El Chapo” se durmiera.

El reporte oficial de ese día, al que el programa ‘Despierta con Loret’ tuvo acceso, consigna que en tres ocasiones vieron a “El Chapo” acostado sobre la cama, cubierto con una sábana, dos cobertores y un antifaz sobre los ojos, así se fue a dormir, sin saber lo que vendría al día siguiente: su deportación a los Estados Unidos.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio