Se cuenta cada peso usado en campaña, según el INE

FOTO: Agustín Reyes.- Eduardo Gurza Curiel, Director General de la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral
 
Zoom Político Lunes, 20 Febrero, 2017 12:00 PM

En materia de movilización, transporte, alimentación, entre otros conceptos, el Instituto Nacional Electoral (INE) toma nota de todos gastos que ejercen los partidos políticos durante la jornada electoral.

Eduardo Gurza Curiel, director de la Unidad Técnica de Fiscalización INE, aseguró en entrevista con ZETA que con su trabajo los movimientos monetarios que hacen los partidos o candidatos quedan examinados incluso más allá del periodo formal de campañas.

En este sentido, dijo: “No obstante que, digamos, la campaña termina cuatro días antes de la elección, nosotros abrimos el sistema después del día de la jornada electoral para que los partidos reporten todo lo que hayan gastado el día de la jornada”. Una vez realizada esta recopilación de datos, prosiguió, “hacemos una comparación de lo que están gastando…”.

A partir de la reforma electoral de 2014 –propuesta por el Presidente de la República– el Instituto Nacional Electoral absorbió la tarea que anteriormente realizaba cada instituto electoral en los Estados.

Es decir, desde el cambio constitucional, exclusivamente el INE revisa los gastos de campaña y en todo caso sanciona –antes eran direcciones estatales–. Baja California ya vivió en 2016 por primera vez esta modificación a la Ley.

El INE ya ha revisado dos elecciones. Describe Gurza Curiel: “una en donde fue concurrente la federal con la local, que fue en el 2015”, en la que se renovaron la Cámara de Diputados así como 17 congresos locales; “y la pasada”, expuso, “en el 16: que fueron 3 entidades más la Ciudad de México, en una elección especial” además que la de Baja California.

Para llevar un control de gastos en el marco de los comicios, la unidad a su cargo se respalda con “cuestionarios”, aplicados por “auditores activos” y dirigidos a “representantes de casilla de los partidos”, lo mismo que a “representantes generales”. Herramienta con la cual, refirió el contador público, se pretende “saber si los partidos les están otorgando recursos para toda la movilización, para todo lo que sería la labor que están haciendo estos representantes, si les pagan los alimentos, si les dan transportación”; esta información, igualmente, es verificada “con lo que los partidos políticos tienen que reportar”.

Sin embargo, a diferencia del sistema de trabajo del director nacional, en Baja California, ZETA documentó movilizaciones masivas a nivel hormiga, concentración de unidades del transporte público a favor de candidatos principalmente del Partido Revolucionario Institucional y del Partido Acción Nacional.

Taxis, recogían a un grupo de 5 o 7 personas previamente reunidas en casas o en zonas de “líderes de colonia” o por base de beneficiados de los programas sociales del gobierno municipal y estatal, para ser llevados a votar, dejados cerca de las casillas para votar.

¿Cómo puede controlar el Instituto Nacional Electoral para registrar y fiscalizar el gasto millonario que ejercen los partidos el día de la elección?

En su visita en Tijuana, el pasado 9 de febrero, donde participó en una conferencia magistral celebrada en El Colegio de la Frontera Norte, Gurza Curiel además resaltó que la fiscalización aplicable “en el ejercicio ordinario, del día a día” se lleva a cabo “ya de manera nacional”. Las inspecciones en este sentido, se extienden desde las centrales partidistas, hasta “las representaciones estatales y además los partidos locales”.

Comentó que los resultados, han sido “muy interesantes”, por lo que respecta a “cómo están gastando” los institutos políticos, “cómo están cumpliendo con la norma”. En este contexto, ha habido ciertas tendencias: “a nivel nacional con un comportamiento y a nivel local con un comportamiento distinto”, señaló.

En otro de los reportajes de ZETA se dieron detalles de cómo los candidatos reportaron los ingresos, si no con irregularidades, sí con datos de sospechas, por ejemplo, el último día de campaña reportaron cantidades elevadas para alcanzar el tope de campaña, en efectivo y por personas de poco poder adquisitivo.

En otras palabras se encontraron indicios de cómo los candidatos justificaron con nombres distintos las aportaciones en efectivo o en especie, algunos empleados de los gobierno de nivel bajo o personas que incluso desconocían que su nombre estaba en los benefactores de candidatos, principalmente del PRI y del PAN.

Pero la realidad para el director nacional, es diferente. Conforme a un reporte de “Rendición de cuentas y resultados de fiscalización” emitido por el INE, con información sobre el “origen y destino de los recursos que utilizan los partidos” así como candidatos independientes, el total de ingresos reportados en el proceso 2015-2016, dentro del rubro de “campañas”, fue de mil 500 millones de pesos, en tanto los gastos en su totalidad ascendieron a mil 512 millones.

Acerca de los montos referidos, de acuerdo al informe, “se actualizarán cuando se cuente con las resoluciones del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación”. En lo referente al comportamiento de los partidos a nivel local, las diferencias son evidentes. De las catorce entidades contempladas en el estudio, la mitad de éstas, entre las cuales figura Baja California, reportaron más gastos que ingresos. En el caso de B. C., la disparidad no es menor: habiendo sido reportados ingresos ascendentes a 67.51 millones de pesos, los gastos quedaron estipulados en 81.35 millones. Oaxaca, Quintana Roo, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas, igualmente sobrepasaron sus percepciones reportadas. Sobresale el caso oaxaqueño, con ingresos por 107.96 millones de pesos y gastos por 122.18 millones de pesos. En tanto, Aguascalientes, Chihuahua, CDMX, Durango, Hidalgo, Puebla y Sinaloa reportaron menos gastos que percepciones.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio