Baldwin por Trump

Foto: Internet
 
En Zerio Lunes, 20 Febrero, 2017 12:00 PM

El periódico El Nacional, de República Dominicana, se hizo famoso luego de publicar una nota sobre la expansión israelí en los territorios ocupados por palestinos y la postura del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Sin embargo, por un error lógicamente involuntario, el diario incluyó ¡EN ZERIO! una foto del actor Alec Baldwin interpretando a Trump en su ya famoso sketch de “Saturday Night Live”, como si ésa fuera la imagen del primer mandatario.

Debajo del retrato de Baldwin el pie de foto claramente dice: “Donald Trump, presidente de EE.UU”.

La publicación no tardó en ofrecer una fe de erratas. Qué mejor reconocimiento para la capacidad histriónica de Baldwin que esto.

 

Obvio

Oye, después de tantas noches juntos, viendo el amanecer tú y yo… ¿qué somos?

“Pues guardias de seguridad, menso, ¿qué más vamos a ser?”.

Ah, es verdad.

Autor: Un velador.

 

Valiosa lección

Y bien, hijo, ahora que se te ha caído el primer diente,  ¿qué aprendiste?

“Que no debo interrumpirte mientras hablas”.

Autor: Madre a la mexicana.

 

Sorpresa

Mi amor, ¿haremos algo especial este fin de semana? Es nuestro aniversario.

“No te lo quería decir, pero… ¿te gusta París?”.

¡Sí!

“¿Y qué me dices de Barcelona?”

¡Sí, también!

¡Perfecto! Entonces veremos al PSG vs. Barcelona en ESPN, ¡viva la Champions!!!

Autor: Marido aburrido.

 

Confesión

El juez al acusado:

¿Cómo pudo usted matar a su mujer después de 40 años de casados?

“Pues ya ve, su señoría, desidioso que es uno. Ahí lo va dejando, lo va dejando para luego…”.

Autor: Abogado.

 

La boda de Manolo y Pilar

Manolo se casó con Pilar. Él no lo sabía, pero Pilar había pasado de mano en mano antes de conocerlo. La noche de bodas, estuvieron en el hotel del pueblo. Como los lugareños eran muy chismosos, se amontonaron junto a la puerta de la habitación de Manolo y Pilar para oír qué pasaba.

Lo primero que escucharon fue que Manolo decía:

Ahora voy a besarte como nadie lo ha hecho, Pilar.

Afuera se corrió el rumor:

“¡La va a besar! ¡La va a besar!”.

Ahora voy a abrazarte como nadie lo ha hecho, Pilar.

“¡La va a abrazar! ¡La va a abrazar!”.

Y ahora voy a hacerte lo que nadie te ha hecho antes, Pilar.

“¡La va a matar! ¡La va a matar!”.

Autor: Venancio metiche.

 

Muerte inminente

Iba un hombre caminando por la selva, cuando de pronto lo rodea un grupo de salvajes caníbales, y se veía que no tenían muy buenas intenciones.

“¡Ya estoy muerto!”, piensa.

En eso, el cielo se abre, aparece un rayo de luz y se escucha una voz profunda que le dice:

“No, todavía no, lo que debes hacer es quitarle la lanza al jefe caníbal y clavársela a su hijo en el corazón”.

Entonces, el hombre pelea con el jefe, le quita su lanza y se la clava en el pecho al pequeño que estaba junto a él, ante el asombro de todos los caníbales. El hombre mira al cielo otra vez, y vuelve a escuchar la voz:

“Ahora sí, ¡ahora sí que estás muerto!”.

Autor: Mal asesor.

 

Rompecabezas

Una mañana de domingo, a las ocho de la madrugada, una chica encantadora llama a su novio muy alterada:

Tienes que venir a ayudarme. ¡Tengo un rompecabezas y no soy capaz ni de empezar!

“¿Qué clase de rompecabezas?”.

Según la foto de la caja, es un tigre.

Como a él se le dan muy bien los rompecabezas decide pasarse a echarle una mano, así que se pone los pantalones y se va. Entra y se acerca a la mesa donde están todas las piezas dispersas al lado de la caja. Mira las piezas, luego la caja y al cabo de un rato se vuelve hacia ella:

Bueno, para empezar, lo siento mucho, pero no veo cómo unir estas piezas para formar el tigre, y segundo, te aconsejo que te relajes, te tomes un café y después vuelvas a meter todas las Zucaritas en su caja.

Autor: Novio desesperado.

 

Actor con un tic

Un tío va a hacerse unas pruebas para la televisión y tiene un tic nervioso que le hace guiñar un ojo continuamente.

Pero, hombre, ¿cómo quiere que le contratemos así?

“No, si se me pasa con una aspirina, espere, que tengo por aquí una en el bolsillo”.

El hombre se hurga los bolsillos, e intentando encontrar las aspirinas, saca cajas de preservativos de 10, de 15, de 20, de todas las marcas posibles.

  Parece que a usted le va bien con las mujeres, ¿eh?

“¡Qué va! Si ligo menos que nadie”.

¿Y entonces todo esto?

“¿Ha probado usted alguna vez a entrar en una farmacia y pedir una caja de aspirinas guiñando un ojo?”.

Autor: Empleado de farmacia.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio