Narcotúnel de “El Mencho” (Con tintes de Sinaloa)


 
Noticias del día Lunes, 26 Octubre, 2015 09:00 PM

(EDICIÓN IMPRESA) Lo que en muchas ocasiones el secretario de Seguridad Pública del Estado, Daniel de la Rosa Anaya y el comandante de la II Zona Militar, General García Rincón, han negado, se confirmó la noche del miércoles 21 de octubre: En Tijuana hay presencia del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Al menos así lo declararon algunos de los 16 detenidos en el narcotúnel descubierto el miércoles por la noche en la zona de Otay y que conectaba a una bodega cruzando la frontera. Aunque por la ingeniería utilizada en la construcción del pasadizo ilegal, y la dinámica de los grupos criminales en la zona, existen otras teorías: 1.- Que efectivamente sea del Cártel Jalisco Nueva Generación que lidera Nemesio Oseguera “El Mencho”, y lo haya estado utilizando con operadores en Tijuana. 2.- Siendo la mayoría de los detenidos de Sinaloa, y además de un grupo con experiencia en narcotúneles, el pasadizo pertenecía al cártel de “El Chapo” Guzmán, más dados a la utilización de ingeniería para la construcción de los túneles, incluso con condiciones similares al que fue utilizado por el narcotraficante para escapar de la prisión de El Altiplano a inicios de julio de este 2015. 3.- Que en una alianza del CJNG con el Cártel Arellano Félix (CAF), el túnel se haya estado utilizando para el trasiego de droga propiedad de los de Jalisco; o incluso que un grupo de Sinaloa haya llegado a un acuerdo para “permitirles” el cruce de la mariguana. En todo caso, en las tres hipótesis, es un hecho la presencia del Cártel Jalisco Nueva Generación en Tijuana. Poco antes de las 10:00 de la noche del miércoles 21, personal de la Policía Federal arribó a una bodega localizada en el cruce de las calles Fray Junípero Serra y José Manuel Salvatierra, en la colonia Garita de Otay, en Tijuana. A escasos 300 metros de la malla fronteriza y 100 metros del cruce internacional, una treintena de elementos de Gendarmería cercaron al perímetro. La información en esos momentos era hermética, se presumía el hallazgo de un narcotúnel y el decomiso de un fuerte cargamento de droga.  Después de horas se confirmó la versión: se trataba de un pasadizo que conectaba de Tijuana, Baja California, hasta San Diego, California. De acuerdo a la Policía Federal en el sitio se registró un intenso movimiento de camiones y camionetas de carga que entraban y salían, aparentemente para dejar la droga para su traslado a la Unión Americana. El hecho, dio pie para que agentes amparados por una orden judicial intervinieran el predio y sorprendieran a los presuntos delincuentes.  En suelo fronterizo se detuvo a 16 personas, 15 de ellos oriundos de Sinaloa, y uno más de Tijuana. Horas más tarde, autoridades estadounidenses confirmaron que en San Diego se aseguraron a seis personas más. Los detenidos, quienes fluctúan entre los 21 hasta los 50 años de edad, son: José García Manuel Cervantes, Alberto Langarica, Edilberto Gutiérrez, Juan Gamboa, Alexis Meza, Eduardo Toledo, Jesús Gamboa, Alberto Villa, Luis Chávez, Ángel Pérez, Tizoc Valenzuela, Ramón Chavira, Rigoberto Gutiérrez, Ricardo Soto y Arnoldo Duarte. Ante el Ministerio Público de la Federación, los presuntos narcotraficantes manifestaron dedicarse al “embalaje y envío de droga, además reconocieron tener vínculos con un grupo criminal con operación en el estado de Jalisco”. “Dijeron ser gente de ‘El Mencho’”, en referencia a Nemesio Oseguera “El Mencho”, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG),  confiaría a ZETA una fuente de la Procuraduría General de la República (PGR). Desde mayo de 2015, la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), reportó la presencia del Cártel Jalisco Nueva Generación en San Ysidro, California, la ciudad del condado de San Diego más próxima a la frontera de Tijuana. La mitad del narcotráfico en San Ysidro sigue en control del Cártel de Sinaloa, mientras que “Los Moicas” (originarios de Michoacán) mantienen un 25 por ciento de presencia. De acuerdo a este informe de la DEA, el CJNG tiene presencia también en ciudades de California como Orange County, Riverside, Bakersfield y Sacramento.   El narcotúnel con tintes del Cártel de Sinaloa   De acuerdo a la Policía Federal, el pasadizo subterráneo tiene una longitud de entre 800 y 900 metros; aproximadamente 600 metros en subsuelo mexicano y el resto en territorio estadounidense. Su dimensión lo convierte en uno de los más grandes localizados en los últimos años en Tijuana. El túnel estaba habilitado con vigas metálicas para evitar su derrumbe, un sistema de iluminación y ventilación a base de baterías de automóvil, así como un mecanismo de rieles para mover una plataforma con la carga. El decomiso de droga aún no ha sido cuantificado en su totalidad, la Policía Federal aseguró alrededor de 873 paquetes con distintas cantidades presumiblemente de marihuana, los cuales estaban envueltos en plástico y cinta adhesiva. El jueves 22 de octubre, la Fiscalía Federal del Distrito Sur de California, informó que del lado americano también se confiscaron alrededor de 2 toneladas de droga, aunque por la estrechez del pasadizo en algunos tramos, quedan paquetes en su interior. Los vehículos de carga y particulares, la droga y los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad ministerial federal bajo la averiguación previa AP/228/2015.   Agente encubierto prestaría segunda bodega   En mayo de 2015, un agente encubierto de la Oficina de Investigaciones del Departamento de Seguridad Interna (DHS, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, se ganó la confianza de Isaías Enríquez Acosta para asistirle en el trasiego de droga. Así inició la investigación de seis meses conducida por autoridades estadounidenses para desmantelar a una célula dedicada al narcotráfico y que concluyó con el hallazgo del túnel, de acuerdo a una acusación presentada por la Fiscalía Federal del Distrito Sur de California. Durante seis meses, el agente encubierto grabó conversaciones con Enríquez Acosta, en las cuales acordaban el movimiento de droga desde una bodega ubicada en el número 2587 de la calle Otay Drive, a una que sería proporcionada por el infiltrado. Enríquez Acosta, de 53 años de edad, le pagaría 10 mil dólares por el traslado de la carga en un camión que él se encargaría de conseguir. En una de las grabaciones –presentadas por la Fiscalía Federal del Distrito Sur de California como evidencia a la Corte- Enríquez Acosta le dice al agente que los choferes mantengan la boca callada si algo ocurre para que la bodega inicial no se viera comprometida porque era la “raíz”. El agente encubierto dio constancia de cómo los primeros días de octubre, notó que cubetas con tierra en su interior eran sacadas de la bodega –se presume que contenían lo excavado para construir el túnel- y de cómo conoció a Isidro Silva Acosta, el segundo implicado en la operación del narcotúnel. Finalmente, a las 7:15 de la mañana del miércoles 21 de octubre, el agente encubierto llegó a la bodega para manejar un camión de carga y llevarlo hasta la bodega que prestaría. Ahí percató el fuerte olor de marihuana que escapaba de 249 paquetes sellados con plástico, los cuales contenían 1.5 toneladas de hierba. Cuatro horas después, el agente infiltrado se reunió con Enríquez Acosta y Silva Acosta en un restaurante de San Diego, California. Recibió instrucciones de ambos para realizar un segundo viaje. Alrededor de las 5:30 de la tarde, 30 agentes federales con una orden de cateo, entraron a la bodega y arrestaron a Silva Acosta durante su salida. Este joven de 27 años es ciudadano mexicano con residencia legal de Estados Unidos y domicilio en El Cajon, California. Al revisar el inmueble, agentes localizaron un hoyo de casi un metro de diámetro que conducía a un acceso que descendía casi 10 metros hasta el suelo y conectaba a un túnel con paquetes en su interior. Isaías Enríquez Acosta, ciudadano mexicano con domicilio en Ensenada, fue arrestado en un hotel cercano. La fiscal federal en San Diego, Laura Duffy, informó del arresto de cuatro personas más, quienes habían sido contratadas para trasladar la droga a bodegas, residencias y negocios. Con esta información, Enríquez Acosta y Silva Acosta fueron consignados por los delitos de conspiración para narcotráfico y el uso de un túnel fronterizo. Autoridades estadounidenses presumen que se trataba de la primera ocasión en que una cantidad tan grande de droga sería ingresada a Estados Unidos. La Fiscalía Federal de Estados Unidos calcula que el valor de la droga localizada supera los 6 millones de dólares. Desde 2011, autoridades federales han detectado más de 75 túneles en sus fronteras desde Arizona hasta California y éste ocupa el décimo lugar entre los más grandes y sofisticados.   Niegan presencia del CJNG   En una entrevista recientemente concedida a Semanario ZETA, Daniel de la Rosa Anaya negó la presencia del cártel en Tijuana. “No creo que ninguna autoridad pueda decir yo detuve a tal operador del Cártel Jalisco Nueva Generación y presentarlos en foto. Eso no es verídico”, dijera de la Rosa. Pese a que en la ciudad las narcomantas que se atribuían al Cártel de Jalisco eran más frecuentes, el funcionario estatal insistía: “No nos confundamos y no perdamos de vista quién es el claro enemigo aquí en el estado. El riesgo es la regeneración, la reestructuración que pudiera tener el CAF (Cártel Arellano Félix). Con esas acciones, los CAF están tratando de hacer ver que los están apoyando de Jalisco, para darle a los dos que andan de Sinaloa, a los de Michoacán y a todos ésos. “La gente que presionamos y salieron del estado como ‘El Atlante’ –Alfonso Lira ya detenido– ésos sí hicieron algunas ligas allá –Jalisco–, algunas vinculaciones”. Continuó: “hay que tener mucho cuidado y te vas sobre Jalisco, le estás quitando el ojo a quien realmente es el responsable y el que está generando la problemática”. “Estos (CAF) nada más están utilizando a aquéllos (CJNG) para poder reestructurarse y sacar a todos los demás y empoderarse como estaban antes; ése es el riesgo. Y al rato con la capacidad con esa supuesta alianza, los de Jalisco sacan a los locales y se quedan aquí”, dijo en la entrevista publicada en ZETA en la edición del viernes 25 de septiembre al primero de octubre de 2015.   Entre 10 y 12 detenidos del Cártel de Jalisco: Lares Valladares   Luego del hallazgo del narcotúnel con tintes a un grupo delictivo de Jalisco, Alejandro Lares Valladares señaló que en Tijuana, por lo menos se han detenido entre 10 y 12 personas que dicen pertenecer al Cártel de Jalisco. “De las detenciones que ha desarrollado la Secretaría Municipal y la información de los mismos detenidos arrojan que ellos son independientes, no hay ninguna coparticipación con alguna otra banda delincuencial u otra organización”. – ¿Qué información se ha compartido sobre este tema, el Cártel de Jalisco?  “Lo que hemos venido desarrollando en detenciones, todo se comparte desde nombres, fotografías, información dactilar…” – ¿Cuántas personas que han detenido han dicho ser parte de este cártel? “Hemos detenido aproximadamente 10 o 12 personas relacionadas con ese cártel” – ¿Con esa detención ahora sí se confirma que hay presencia de ese cártel aquí en Tijuana? “Hemos venido realizando detenciones de personas que dicen trabajar para este Cártel”. 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio