Jornada de plomo y sangre en Baja California


 
Noticias del día Martes, 27 Octubre, 2015 03:32 PM

(EDICIÓN IMPRESA) Pese a las cifras alegres dadas por el secretario de seguridad Daniel de La Rosa, quien en su comparecencia ante el Congreso el 21 de octubre, aseguró que la incidencia delictiva –incluido el homicidio– va a la baja. Los hechos violentos ejecutados en vía pública en el estado, mantienen la percepción ciudadana en su contra. Solo esta semana un niño de 5 años herido en una balacera en Ensenada, cinco personas fueron ejecutadas en Mexicali y 10 asesinatos más en Tijuana. “De acuerdo con la encuesta realizada por IMERK, siete de cada 10 personas se sienten inseguras en la vía pública en Baja California, proporción que se mantiene en Ensenada y sube a ocho en los municipios restantes. Cinco no se sienten seguros en el hogar, subiendo a seis en Mexicali, mientras que cuatro tienen temor de ser víctimas de los delincuentes en el trabajo, principalmente en Tijuana”, informó en un comunicado a principios de esta semana Manuel Lugo Gómez, director de la encuestadora. “Al día de hoy más de la mitad de las familias bajacalifornianas fueron víctimas de por lo menos un delito en lo que va del 2015”, agregó.   NIÑOS MUERTOS Y HERIDOS A BALAZOS EN ENSENADA De acuerdo a los informes del Grupos Coordinación, la noche del sábado 17 de octubre, Rafael Santos Lara viajaba con su familia. Su esposa se encontraba en el asiento del copiloto con un niño de 3 años de edad en las piernas, mismo que resultó con golpes leves, mientras que en la parte de atrás del automóvil iban dos mujeres con otros dos niños de 8 y 5 años de edad. Su vehículo estaba en movimiento rumbo a la entrada de la privada San Sebastián, zona exclusiva del noroeste de Ensenada, en la colonia Industrial. Testigos de los hechos informaron que cuando la familia entró a la privada a bordo de un Volkswagen Jetta, color gris, modelo 1995, desde afuera un hombre que estaba en una camioneta blanca estacionada, bajó para realizar los disparos. El peritaje indicó que algunas balas eran de tipo militar llamadas “mata policías”, que se caracterizan por penetrar espacios blindados. Para fortuna de quienes viajaban en el automóvil gris, los disparos fueron desacertados a excepción de una bala que penetró el hombro de un infante de tan solo cinco años de edad, quien soportó el impacto y se recupera en un hospital privado de la ciudad. Las autoridades consideran que el hombre era el objetivo del ataque. Rafael Santos Lara, registra una detención para revisión realizada el 28 de mayo de 2015 por elementos de la Policía Estatal Preventiva. No le encontraron nada y siguió su camino. Pero las áreas de inteligencia del Consejo Estatal de Seguridad Pública de Baja California, tienen los ojos puestos sobre este hombre porque lo ubican como hermano y socio de Jesús Santos Lara, detenido por elementos de la secretaría de seguridad pública del estado el 23 de septiembre de 2012 en posesión de dos armas cortas, dos cargadores, 96 cartuchos útiles y dos dosis de cocaína. Lo capturaron en el bulevar Lázaro Cárdenas en Ensenada, cuando lo presentaron informaron que el sinaloense se había fugado un mes antes de un penal de Aguaruto –lo habían detenido en 2009 en posesión de mariguana, un Barret calibre 50 y granadas– y era su segunda fuga, también indicaron que había sido escolta de uno de los hijos de Ismael “El Mayo” Zambada y que les ofreció 100 mil dólares para que lo dejaran en libertad. En relación al caso, la subprocuraduría de Justicia de Zona Ensenada informó que sigue varias líneas de investigación y el narcomenudeo es una de ellas. Sin embargo, no hay detenidos y el Ministerio Público todavía investiga el móvil del tiroteo que tenía como propósito, acribillar al padre del menor lesionado, a quien no se le giró orden de arresto por no tener antecedentes penales que lo incriminen. Sobre este caso el subprocurador de Justicia de Zona Ensenada, Marco Chavarría López, descartó que la familia haya sido confundida por los atacantes, pero tampoco esclareció si el padre del menor tiene relación con alguna agrupación delictiva. “Lo que tengo es una lesión en contra de las personas, pero en relación a los antecedentes de los ofendidos no los tengo registrados todavía. No tengo si están vinculados en orden federal o fuero común, todo eso está en este momento en materia de investigación”, declaró el funcionario estatal.   Con un semblante risueño y un vocabulario contraído, el servidor público advirtió que en caso de que el padre del menor estuviera involucrado en actos ilícitos, como el narcotráfico, es un tema que no le concierne a la corporación a su cargo sino al fuero federal. “Podrían estar siendo investigados, lo que sucedió es la agresión que sufrieron ellos, y ahí puedo obtener la información de ellos mismos en relación a las problemáticas que ellos tienen”, sostuvo Chavarría López. Este hecho violento se liga a otros similares ocurridos durante las últimas tres semanas en Ensenada que ya cobraron la vida de al menos seis personas, dos adultos y dos menores de edad, uno de 12 y otro de 17 años, en un tiroteo en la delegación de Real de Castillo, en el poblado de Ojos Negros; además del asesinato de un agente del Ministerio Público federal en una plaza en el fraccionamiento Valle Verde y otro dentro de un plantío de marihuana en un rancho de Ojos Negros. En relación a los hechos mencionados, el subprocurador argumentó y justificó indicando que se trata de personas que se dedican a negocios ilícitos. “La ciudad como comunidad tiene un alta en la cual las personas que no se dedican a nada bueno desde luego actúan. Los hechos que han estado pasando, que he visto que han estado manejando como una ola de violencia (los medios de comunicación), lo cierto es que hasta el momento son situaciones que no tiene una relación y que han pasado en distintas partes del municipio”, describió con poca claridad el delegado. Por último indicó que todos los casos tienen acta de averiguación previa y que todos los hechos van teniendo una línea importante que no se puede ventilar, para no entorpecer la investigación. Reconoció que el narcomenudeo está presente en Ensenada a un nivel de preocupación y sí hay un vínculo con los homicidios, crímenes, además que sí hay rivalidad entre los grupos del crimen organizado. “Quienes comenten las conductas delictivas también leen los medios de comunicación, se enteran de las cosas y eso es un tema en el cual nosotros, este…”, se reservó el subprocurador.     OLA DE ASESINATOS EN MEXICALI Cinco personas fueron asesinadas en Mexicali en un lapso de cinco días, entre ellas una mujer, con lo que suman 93 crímenes en lo que va de este 2015. En ninguno de estos últimos cinco casos hay detenidos, aunque el titular de la Subprocuraduría contra la Delincuencia Organizada en Mexicali David Lozano sostiene que –en general– llevan cerca del 70 por ciento de los casos resueltos. La jornada homicida de esta semana inició con una mujer que fue baleada la noche del sábado 17 en la zona Oriente de Mexicali –en el fraccionamiento Villaverde–, quedó gravemente herida y posteriormente falleció en las instalaciones del Hospital General. Doce horas después fueron encontrados tres hombres asesinados en la zona Poniente de la ciudad. La quinta víctima fue localizada la madrugada del miércoles 21 en la colonia Aurora, a bordo de una camioneta Jeep Liberty. En el caso de la mujer el homicidio ocurrió cerca de la medianoche en la confluencia de las calles Río Moctezuma y 11 –en el fraccionamiento Villaverde, al oriente de Mexicali– cuando Irene Berenice Murúa Delgado de 30 años de edad caminaba en esa zona. Al lugar llegó un auto y se bajó un hombre quien discutió con la joven. Según testigos, el reclamo tenía que ver con el producto de la venta de unos objetos robados. El hombre regresó al automóvil –donde estaba otra fémina que le acompañaba– mientras Irene le seguía gritando, entonces el hombre regresó y le disparó un solo balazo. De acuerdo al reporte forense, la mujer recibió el impacto a corta distancia y en el tórax, el cual le perforó el diagrama y penetró al abdomen. La Procuraduría informó que la joven asesinada, fue referida por sus vecinos como una adicta, que tenía tres hijos –de nueve, diez y once años– que están a cargo de un tío y su familia tenía dos meses que no sabía de ella. En su  historial tenía tres Averiguaciones Previas, una por robo a casa habitación, otra por Robo de Vehículo y un antecedente penal por Posesión de Droga. Su muerte incrementa a 22 la suma de  mujeres asesinadas en Mexicali en lo que va de este año.   Tiros de gracia En el caso de los tres hombres encontrados el 18 de octubre, muertos en una parcela de riego ubicada en la orilla de la colonia Gabriela Mistral –entre Santa Isabel y Progreso–, dos de ellos fuero por arma de fuego y el tercero por estrangulamiento. Los tres sujetos estaban juntos, uno a un costado del otro, cerca de un dren y boca abajo, sin pantalones los tres, pero la ropa de todos la dejaron colocada a un costado. Dos estaban en medio de un charco de sangre y al ser localizados el Servicio Médico Forense calcula que no tenían menos de 33 horas de muertos ya que aún no tenían signos de putrefacción. El tercero murió por estrangulamiento, según los peritos su edad era de entre los 40 y 45 años, y al ser localizado el cuerpo aún tenía una soga anudada al cuello. Al mediodía de este miércoles ninguno de los tres había sido identificado y aún estaban en los refrigeradores del Servicio Médico Forense. De acuerdo a la legislación actual, de no ser reclamaos por familiares los cuerpos van a la fosa común en un periodo de 15 días, aunque antes de enterrarlos les aplican exámenes de ADN. Al mediodía del miércoles 21 de octubre se habían acercado a las autoridades dos personas que buscaban a dos de sus respectivos familiares –hombres– desaparecidos, por lo que les fueron aplicadas exámenes de genética para verificar si concordaban con los cadáveres localizados. En la zona no fueron localizados casquillos y de acuerdo a datos extraoficiales se localizaron varios kilos de mariguana en una parcela cercana a donde fueron encontrados los cuerpos de los tres hombres. La mañana del jueves 22 de octubre, de manera extraoficial, se manejaron los posibles nombres de dos de ellos, Guadalupe Peña, originario del estado de Jalisco, y José Juan Montoya, de Zacatecas. En la PGJE esperaban la visita de los familiares para la identificación oficial. Un quinto asesinato se registró la mañana del miércoles, en una zona de la colonia Aurora contigua al Río Nuevo. A bordo de una camioneta tipo Jeep Liberty gris fue localizado el cuerpo de un hombre quien fue posteriormente identificado como José Luis Madrigal Cervantes. El auto estaba estacionado y el hombre al volante presentaba un impacto de bala en la mejilla y otro en la cabeza. De acuerdo a su página de Facebook tenía 30 años y aún no hay datos precisos sobre la persona que lo acompañaba al momento del incidente.   TIJUANA ENTRE OPERATIVOS FALLIDOS Y HOMICIDAS LIBERADOS Con 57 asesinatos, el mes de septiembre se convirtió en el mes más violento en Tijuana, razón por la cual las autoridades iniciaron otro operativo conjunto. A 23 días de iniciado el Operativo Antinarcóticos en el que con orden aprehensión en mano, según anunció el secretario de seguridad municipal Alejandro Lares, PGJE y SSPM, iniciarían una cacería de los homicidas que están manchando de sangre Tijuana, el resultado ha sido un asesino detenido. “…y la reducción en la incidencia de homicidios. Sabemos que puede ser temporal –la baja en el número de muertes violentas–, que es mientras mantengamos estos grupos extras en la calle”, señaló un investigador A una semana de concluir el mes de octubre, los asesinatos violentos acumulados son 32, contra los 57 del mes pasado. Entre el 17 y 21 de octubre se cometieron 10 asesinatos, incluidos dos múltiples. En cuanto a la única orden de aprehensión ejecutada por asesinato en el operativo a la fecha, fue en contra de  Francisco García Rueda “El Paco” por la muerte de Javier Moreno, portero en la Privada el Cisne y vendedor de droga en Cañadas de El Florido, el cual cometió el 26 de agosto de 2015 junto a 3 cómplices previamente capturados. “Parece que no es mucho, por un solo detenido, pero el hecho de que haya menos muertes nos permite investigar, trabajar en los expedientes y no solo estar levantando cuerpos”, señaló a ZETA un agente operativo. Pese a la “disminución” las muertes continuaron en Tijuana. Los asesinato ocurridos esta semana, relacionados con narcomenudeo en la delegación Sánchez Taboada y la colonia 3 de octubre son atribuidos por la autoridad a Arturo Giovanni Gómez Herrera “El Gross” en la zona este a los primos Mendoza Uriarte y José Juan Trejo Gutiérrez “El Chapito Trejo” y en Centenario y la Alamar a Hugo Carlos Escobar Godoy “El Moreno”, y en la zona centro a Raúl Miranda Ordaz “El Alejo”.   ASESINATOS MÚLTIPLES Y UNA PRESUNTA EQUIVOCACIÓN César René Gutiérrez Ayala y Jesús Manuel González bebían y platicaban en la calle frente a sus casas, en la calle Veracruz de la colonia Campos en la delegación Los Pinos, era la tarde del lunes 19 de octubre, según testigos se les acercó un hombre bajo de estatura y moreno y les apuntó con un arma, por alguna razón no disparó de manera inmediata y las víctimas alcanzaron a reaccionar trataron de defenderse atacando, pero el victimario finalmente disparó. Los hombres quedaron a media calle, a un lado de cada cuerpo un vaso. La familia reportó que el desconocido atacante había huido en una camioneta Ford Explorer blanca, y minutos después la policía municipal detuvo a  Luis Villegas Pesina, quien presuntamente coincidía con la descripción del homicida e iba a bordo de un auto similar al mencionado. La noche del miércoles 21 de octubre un juez dictaminó legal la detención del hombre, quien negó los cargos pero quedó consignado. El segundo asesinato con múltiples víctimas sucedió alrededor de las 10 de la mañana del martes 20 de octubre, en el lugar murió un hombre de 40 a 45 años aún no identificado y fueron heridos de bala Adriana Zavala Sánchez de 41 años, quien falleció en el hospital y Adolfo Gómez González, quien permanece con vida pero sus heridas son graves. Las víctimas heridas no pudieron declarar por el daño recibido, pero “en las entrevistas con los vecinos, algunos mencionaron que no tenían conocimiento de que ninguno de los tres afectados, ni los 2 muertos, ni el herido se dedicaran a actividades ilícitas, mencionaron que todos los días salían y regresaban normalmente de trabajar, al parecer en maquiladoras y que no eran problemáticos”. Sin embargo, comentaron que el hombre que vive en el departamento ubicado en la parte superior a la que rentaban las víctimas es otra cosa, “se dedica a vender droga, es tirador y todo los saben”, aseguraron. “Estamos investigando, pero es posible que haya sido una equivocación de los criminales, los mandaron por el de arriba y agarraron al equivocado”, manifestó un investigador. De acuerdo a la escena del crimen, los matones llegaron y agarraron al hombre desconocido de 40-45 años y lo amordazaron, lo amarraron a una silla y lo torturaron antes de matarlo y después dispararon contra los otros dos residentes de la casa.      OTRO ASALTO VIOLENTO El 18 de octubre  Humberto Cárdenas Martínez (detenido) y dos cómplices prófugos, mataron de un tiro a Pablo Alberto Solano Mena de 18 años y golpearon a Álvaro Fernández de 21 años. Alrededor de las 21:30 horas, una muchachita y su tío caminaban por la calle Michoacán y las Torres de la Colonia Pípila, buscaban  un taxi para trasladarse a la colonia Otay cuando vieron acercarse a tres ladrones. A la joven le dio miedo y corrió hacia casa de sus familiares para buscar ayuda mientras los delincuentes golpeaban a su tío y lo hacían sangrar. De la casa salieron varios parientes para ayudar al señor, entre ellos Pablo Solano: “Quien con la finalidad de auxiliar a su familiar de los asaltantes pelea con éstos y se percata que uno de los sujetos saca de entre sus ropas un arma de fuego calibre .22, quien los encañona y realiza diversos disparos ocasionándole una herida en el abdomen”. Cuando lo ven caer los maleantes corren e intentan huir, pero Humberto Cárdenas es asegurado y plenamente identificado por las víctimas.   MUJERES Y NARCOMENSAJE Ana Elizabeth Castro Villa fue acribillada alrededor de las 6 de la tarde del miércoles 21 de octubre, su delgado cuerpo quedó sobre una banqueta en la calle Ortiz Rubio de la colonia Cuauhtémoc esquina con Miguel Alemán. De acuerdo a las autoridades tenía 25 años, “al parecer embarazada” al morir, en una mano sostenía una bolsa con dinero y en la otra “algunas dosis de cristal”. Adicionalmente el 17 de octubre la vida de otra mujer identificada como vendedora de droga fue amenazada a través de un narcomensaje. Se trata de Jazmín Millán Elenes, detenida el 27 de septiembre y liberada. “Le dicen la piñata porque es la de los dulces”, explicó a ZETA un uniformado. El siguiente mensaje fue dejado en una escena del crimen: “ALINIENSE A LA VERG… CHAPULINES Y SIGUES TU JAZMÍN ALIAS LA PIÑATA EN LA SPANCHEZ TABOADA Y TODO TIJUANA EL CIELO NUNCA SERÁ VERDE, YA ABRANCE A LA VERG…EL CIELO SE PEPRLA CTNG (sic.)” La cartulina, la dejaron a un costado del cadáver de un hombre desconocido al que balearon el sábado 17 de octubre en un cuarto en la colonia anexa Sánchez Taboada. Le dispararon en la cabeza mientras estaba acostado en un camastro escuchando algo en su teléfono En la semana el martes 20 de octubre, también Luis Ruiz fue baleado frente a su casa en la colonia Alemán, el mismo día el cadáver de Daniel Cendejas fue tirado dentro de una cobija en el Ejido Chilpancingo y el domingo 18 de octubre José Luis Vázquez fue apuñalado y calcinado en su casa en la colonia 3 de octubre.   PRESUNTOS HOMICIDAS DETENIDOS Y LIBERADOS En la semana  que concluye, también la Policía Municipal anunció vía boletín la captura de presuntos homicidas, los cuales fueron consignados por otros delitos y quedaron en libertad. El 19 de octubre fueron detenidos  José Ángel Ochoa Luque “El Joe”, Noel Obed Cota Galaviz “El Noel”, Gabriel Iván Mendoza Escobar “El Gaby”, Javier Alfredo Baylón González “El Freddy”, Pablo Enrique Flores Gómez “El Snoopy” y Jesús Medina Ontiveros “El Patoloco”, los capturaron tras marcarles el alto en el Bulevar 2000 porque tenían en posesión de 3 armas cortas y seis dosis de cristal. En el comunicado dijeron respecto a estos hombres que “…al parecer están involucrados en ataques armados contra narcomenudistas en diferentes partes de la ciudad”. Ya el día 20 anunciaron la captura de otros presuntos homicidas, Leonardo Sánchez Reyes, “El Chivo”, Enrique Alfonso Matus Delgado “El Quique”, y Roberto Barraza Bañuelos, “El Beto”, y Servando Valencia Valencia, también con armas. Pero nada. Ambos grupos fueron presentados por la posesión de las armas a la PGR y quedaron en libertad bajo caución, y en el fuero común no se les implicó en ningún homicidio, ni a ellos ni a sus armas. De hecho, pese a que diario las policías anuncian armas decomisadas entregadas a la PGR, el último reporte –en hechos recientes– que recibió la Procuraduría del estado de un arma incautada y relacionada con otros hechos violentos data del 6 de octubre de 2015, cuando asesinaron a un sujeto en un gimnasio. La PGR recibió dos casquillos de pistola calibre .380, los cuales dieron positivo con: Un “daño por proyectiles” del 13 de septiembre de 2015 registrado frente a la Guardería La Gloria, en la colonia del mismo nombre en Tijuana; un homicidio ocurrido en el bulevar Popotla en Rosarito el 15 de julio de 2015; y en el homicidio de Joel Salas Rodríguez en la colonia Sánchez Taboada el 17 de marzo de 2015. Otros presuntos homicidas detenido y liberados fueron los cuates Toscano, hermanos del líder del CAF acribillado Luis Manuel Toscano Rodríguez “El Mono”, asesinado en abril de 2015. Sus hermanos, los cuates Rafael y Roberto Toscano Rodríguez, fueron detenidos a finales del mes de mayo de 2015 y según reportes oficiales alcanzaron su libertad el 15 de octubre de este mismo año, por falta de elementos. Aduanal de EU mata a mexicano en la garita de Calexico   Un hombre mexicano fue asesinado por un agente aduanal estadounidense al intentar cruzar en bicicleta hacia el lado norteamericano, en un confuso incidente que hasta el momento no ha sido aclarado por las autoridades norteamericanas. Esto ocurrió la madrugada del miércoles 21 de octubre en la garita de cruce Mexicali-Calexico, en la caseta asignada al cruce de personas con tarjeta Sentri. De acuerdo a los datos preliminares, los hechos sucedieron durante los primeros minutos del miércoles 21 de octubre, cuando a un agente de la aduana norteamericana –US Customs and Border Protección- se acercó un hombre a bordo de una bicicleta. La información oficial proporcionada por las autoridades norteamericanas –es la única información vertida hasta el momento-, dicta que el individuo bajó de la bicicleta y se aproximó al agente de aduanas (del que no se ha proporcionado nombre) con un cuchillo en la mano de ocho pulgadas. “El oficial desenfundó su arma e impactó al individuo, los oficiales inmediatamente administraron los primeros auxilios al individuo mientras llegaban los servicios médicos de emergencia”. De acuerdo a la versión de un testigo de los hechos, el agente aduanal norteamericano primero baleó al mexicano en una de las piernas y posteriormente en el estómago, en tres ocasiones más. En un video tomado por un hombre que esperaba el cruce, se observa cómo un numeroso grupo de agentes rodean al herido y tratan de reanimarlo con primeros auxilios. “El oficial involucrado no resultó herido”, refiere el comunicado de prensa enviado por la Oficina del CBP en Calexico donde se asegura además que está investigando el incidente. Ese mismo miércoles y un poco después del mediodía, el Jefe del CBP encabezó una rueda de prensa en el edificio de la Garita donde no se aportó nueva información. A través del Consulado Mexicano en Calexico trascendió que el mexicano asesinado por el agente aduanal fue identificado como Miguel Ángel Marín Galeana, originario de un poblado conocido como San Marcos, en el estado de Guerrero. Residía en la colonia Nacozari de Mexicali y laboraba en el área de limpieza del Casino Caliente, ubicado en la Plaza Baja California en el Centro Cívico. En una breve entrevista con los medios, el Cónsul mexicano Carlos Flores Vizcarra planteó la necesidad de que se esclarezca lo sucedido tomando en cuenta que el uso del arma de fuego debe ser el último recurso de los agentes norteamericanos. Hasta este jueves 22 al mediodía el funcionario consular encabezaba reuniones tanto en la Oficina de Aduanas como autoridades de la policía local. ZETA MEXICALI       Escalada del crimen en Distrito Federal   La versión de Miguel Ángel Mancera, acerca de que en el D.F. no opera el crimen organizado, pareció venirse abajo esta semana, con un hecho que tuvo lugar en la delegación Iztapalapa: el hallazgo de un cuerpo colgado del puente de La Concordia. En reiteradas ocasiones, el jefe de gobierno del Distrito Federal había fijado su postura al respecto: en la capital del país no operan cárteles de la droga; incluso llegó a afirmar que la titular de la PGR, Arely Gómez se lo había asegurado con base en datos de la propia Procuraduría. Cuando más, en su momento Mancera aludió a “objetivos en movimiento”, sujetos inmiscuidos en la delincuencia, quienes a su paso por la Ciudad de México han sido capturados; lo que no significa que las organizaciones criminales estén radicadas allá, expuso el político perredista. Sobre trasiego de estupefacientes a nivel capitalino, sostuvo que la actividad se reducía a narcomenudeo.   En los últimos meses, tres sucesos delictivos han dado lugar a cuestionar la posición del gobierno defeño en materia de seguridad pública: Restos humanos hallados al interior de dos trenes procedentes de Michoacán y Colima en la delegación Azcapotzalco; la irrupción de sujetos armados a una agencia del Ministerio Público (coordinación Cuauhtémoc 8) con la intención de rescatar a un detenido; y la ejecución de cinco personas en un departamento de la colonia Narvarte (delegación Benito Juárez). La presidente de la asociación Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace reportó este lunes seis casos de intento de extorsión a empresarios de la colonia Condesa y el Centro, quienes, de acuerdo a la activista, tuvieron que emigrar ante los riesgos que enfrentaban. “…pese a que lo niegue el propio jefe de gobierno y el propio procurador (Rodolfo Ríos), sí hay delincuencia organizada”, advirtió la exponente y de paso observó: “parece que por decreto aquí no existe ese delito”. A propósito, Mancera se mantuvo escéptico: sin compartir la percepción de Miranda, solo dijo que la opinión de la ciudadana era “respetable” y que ella contaba con su propia “información”.       Con el hallazgo de un hombre de entre 25 y 30 años con dos tiros a la cabeza, cuyo cuerpo colgaba del puente de La Concordia el lunes 19 de septiembre, la postura de Mancera definitivamente se tambalea. Bajo el puente, a una distancia de cien metros, había una cartulina con mensaje dirigido a un posible grupo delictivo: “esto les va a pasar a todos los que estén apoyando al Andueza Velázquez Ricardo ‘El Miraviones’”, mismo delincuente a quien en otra pancarta (detectada el 1 de octubre en la delegación Gustavo A. Madero) se le acusó de secuestro y extorsión. Por los métodos empleados en la ejecución de la víctima, en la que también se detectaron huellas de tortura, así como por el contenido de la cartulina con la que se reforzó la exhibición del cuerpo y las actividades atribuidas al principal destinatario del mensaje (secuestro y extorsión), el caso encaja en los parámetros dentro de los cuales la delincuencia organizada suele desempeñarse en la república mexicana. (Eduardo Andrade Uribe)

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio