Rescata la esencia


 
Espectáculoz Lunes, 20 Abril, 2015 07:00 PM

Luego de sumergirse en el proyecto de versionar canciones clásicas de Agustín Lara, comprimidas en un álbum que tituló “Mujer Divina”, la cantautora mexicana Natalia Lafourcade abordó un tren que la llevó “Hasta la Raíz”, su nuevo álbum inédito, de estudio, con el que dice iniciar de cero, de la mano de una docena de composiciones en las que entrelaza situaciones que tienen que ver con el amor, la esencia y lo simple. “Fue súper sanador el proceso de trabajar con las canciones de Agustín Lara, pero después de ello tuve que dar unos pasos hacia atrás y cuestionarme qué era lo que yo quería decir, y compartir con la gente, y por dónde irían mis nuevas canciones; entonces, en este proceso fui encontrándome con temas”, señaló Lafourcade en entrevista telefónica con ZETA. “Toda la etapa de composición fue muy bonita porque, aunque había momentos tristes y raros, no tenía ninguna prisa por hacer un disco o por ya entrar al estudio a grabar, como que estaba muy dispuesta a vivir el proceso con su ritmo. Entonces, la verdad ha sido increíble, y para mí es algo nuevo, un regreso, un momento diferente, distinto en mi carrera, de mi persona”, comentó. El resultado discográfico se define en doce episodios: “Hasta la Raíz”, “Mi Lugar Favorito”, “Antes de Huir”, “Ya No te Puedo Querer”, “Para qué Sufrir”, “Nunca es Suficiente”, “Palomas Blancas”, “Te Quiero Ver”, “Vámonos Negrito”, “Lo que Construimos”, “Estoy Lista” y “No más Llorar”, los cuales engloban el tema del amor. “En general, ‘Hasta la Raíz’ es un disco que habla del amor, del proceso y el camino que uno recorre a través de él. En buen y mal plan, el amor que vive y que muerde, y que lo derrumba a uno. Me di cuenta que organicé un disco muy personal, un viaje a través del amor y de la sanación por medio del amor en sus diferentes manifestaciones”, relató Natalia, quien dice, le gusta cómo la gente acopla sus canciones a su vida: “Me encanta ver cómo la gente lo hace suyo, lo interpretan a su manera, y esa es una parte muy mágica de toda esta historia”. Respecto a la composición de “Hasta la Raíz”, la artista explicó al Semanario cómo necesitó salir de su zona de confort a la hora de escribir las canciones, por lo que optó por invitar a compañeros de la industria: “Compuse cinco temas con diferentes personalidades, entre ellas Leonel García y Juan Manuel Torreblanca, porque me quise dar la oportunidad de sacarme del lugar cómodo de componer mis propias canciones, yo sola, porque ya lo venía haciendo. Tenía muchas ganas de hacer algo distinto, de conectar con otras personas, de tener una buena canción con esas colaboraciones”. En referencia a los cambios en la creación, ZETA cuestionó si también se había gestado una transformación en la manera de percibir las canciones, como en el lenguaje o la parte musical, a lo que la cantautora respondió: “En este disco, desde el principio decidí no utilizar demasiados elementos para componer la canción. Como que venía acostumbrada a tener una idea y de inmediato ponerle una batería y un bajo, o algo que la rellenara. Mi ejercicio fue trabajar sobre canciones desnudas, que se pudieran sostener con la guitarra, el piano y con mi voz.  Como que ahí era donde surgía un poco la incomodidad, porque había canciones que funcionaban y otras no, y en ese formato te das cuenta más rápido, y es muy fuerte darte cuenta que a veces algo que tardaste muchísimo en hacer no funciona tan bien, y te tienes que mover hacia otro lugar, siempre seguir haciendo cosas, hasta eventualmente encontrar lo que realmente quieres, entonces un poquito así lo viví: montar el disco, hacer los arreglos y pensar en la parte musical, y como quería vestir esas canciones, lo que más quería, más pensaba, era respetar la esencia de los temas, no poner cosas de más, encontrar el arreglo exacto, el vestido completo para cada una de las canciones”. — ¿Es una revisión introspectiva? “‘Hasta la Raíz’ es el título de una canción que logra resumir muy bien el mensaje general del disco, todo el significado y símbolo del disco; ‘Hasta la Raíz’ tiene mucho que ver con el ir a lo más profundo, y con volver al origen. En muchos aspectos, quería volver al origen con este disco, ser una compositora simple, con un lenguaje muy cotidiano, quería volver a mi instrumento principal, que es la voz, como encontrar la canción que se defienda contra mi voz. Y bueno, el sentir de hasta la raíz, me hace sentir muy identificada porque habla de ese movimiento que tenemos todos para superar barreras, cumplir nuestros sueños, seguir adelante, y esas ganas que uno tiene de crecer; de la importancia que uno tiene de no perder la esencia, y no perder de vista ese lugar de dónde vienes y al que tú perteneces también, y que también te construye como individuo. Un tema con el que me siento muy identificada en la actualidad”. — ¿Cuál fue la mejor manera que encontraste para construirlo? “Primero que nada, creo que el proceso de grabación del disco fue muy bonito, muy agradable, tenía mucha inspiración que me regalaban todas las personas con las que decidí hacer el disco. Es una obra muy personal, muy desgarradora, por eso necesitaba estar en un ambiente muy familiar, con amigos, con gente que me quiere, con personas que querían hacer esto por el amor a la música, y esa fue la mejor manera: darle amor a la música”. — ¿Cómo sobrevives con la evolución de la tecnología y la revolución de la industria de la música? “Tengo sentimientos encontrados porque soy fan del disco físico, la posibilidad de comprar el disco, comprarlo en casa, también son un intercambio, de las bandas, de los compositores, de los artistas, es una pieza física que tiene trabajo de meses, que tiene impregnados procesos importantes donde encuentras la manera de decir algo, de compartirlo a través de la música, y eso tiene muchísimo valor. Y una vez que tú liberas un disco, la gente lo adquiere en físico, real y no por medio de piratería, que realmente se da la oportunidad de comprarlo. “El intercambio está cumpliendo su meta, como que realmente está llegando, las canciones encuentran su hogar, alguien las va escuchar, las convertirá suyas. Por otro lado, es que las bandas tienen oportunidad de tener acceso a la tecnología, las redes sociales, a todo lo que internet te ofrece, ahorita tu música se puede escuchar en países que ni siquiera pudiste haber imaginado. Yo por ejemplo uso mucho Spotify, pero si escucho un disco más de tres veces, lo compro y apoyo al artista, a la industria, para que se puedan seguir haciendo discos”. — ¿Cuál es tu percepción sobre el México que vivimos? “Yo justo lo que pienso que hace falta rescatar es la esencia de amor, de los actos, de las relaciones con las personas. Estamos llenos de distracciones que nos desconectan mucho. Hoy en día no nos permitimos, siquiera en una cena, recurrimos mucho a los teléfonos. Como que uno se tiene que recordar, dejar aparte todas esas distracciones y volver a lo más simple. Siento que mi voz es invitar a la gente a conectar con la simplicidad, me entristece mucho el momento que vive México, se me hace muy triste, un problema muy complejo y muy de raíz, es mucha la gente que tiene que sensibilizarse, gente que tiene mucho poder, mucho dinero, que son líderes que tienen en sus manos a nuestro país y han perdido la sensibilidad y esta parte humana, han perdido la esencia de lo que sí es importante. Lo que pido es que tratemos de rescatar y llenar de eso a México, darle cosas positivas”, finalizó Natalia Lafourcade, quien se presentará mañana sábado 18 de abril en la Sala de Espectáculos del Centro Cultural Tijuana (CECUT).

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio