Revés a Oceguera; 3 mil van por su destitución


 
Ezenario Lunes, 26 Enero, 2015 08:00 PM

Las omisiones y violaciones a los estatutos del Sindicato de Burócratas en las que ha incurrido Manuel Oceguera Villa como secretario general de Comité Ejecutivo Seccional en Tijuana, ya han sido consideradas por el Tribunal de Arbitraje del Estado, esto para sus opositores marca el inicio de su destitución.  El 9 de enero del 2015, el secretario de Acuerdos del tribunal, César López Padilla, echó  atrás los movimientos en el comité seccional que Oceguera ha ordenado sin seguir los protocolos estatutarios para destituir a por lo menos 10 de sus integrantes.   A partir de la resolución y con el apoyo de Victoria Bentley, dirigente estatal del sindicato, ese grupo de críticos del dirigente municipal esperan se le obligue a convocar a una asamblea –que no se celebra desde hace unos siete meses– luego de haber recabado más de 3 mil firmas de entre los 6 mil integrantes del gremio.  Con esa convocatoria, buscarán que Oceguera Villa finalmente rinda cuentas a la base sindical sobre sus acciones y estados financieros del gremio, y con aprobación de la mayoría, se promovería su destitución en la Convención estatal de la burocracia. “Te puedo decir que la base determina, si aquí me trajeron ahorita más de mil 800 firmas, y votan 5 mil, te puedo asegurar que si en un día me trajeron esas firmas, y ahorita me están diciendo que ya traen otro paquete de 2 mil, te puedo asegurar que traen más del 50 por ciento”, afirmó Victoria Bentley Los quejosos han sido víctimas del hostigamiento y caprichos de Manuel Oceguera desde que se hizo pública la denuncia por abuso sexual en contra de José Luis Parra, secretario de Trabajo y Conflictos en Tijuana, uno de sus hombres de confianza.   Una de las razones es que entre ellos está Bertha Alicia Ramírez, hermana de la jovencita menor de edad que acusó directamente a Parra, cuyo testimonio está integrado en la averiguación previa 1680/14/202 de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) que actualmente sigue en integración.  En entrevista con ZETA, Manuel Oceguera afirmó que no ha sido notificado sobre la decisión del tribunal: “Es la primera persona que viene a informarme que tenemos ese tipo de situación a combatir, porque todos nuestros resolutivos han estado apegados estrictamente a derecho”, asegura.  Negó que las destituciones hechas se deban a una venganza por la denuncia contra Parra Vázquez, pues a esos miembros les ha perdido la confianza desde julio y agosto, cuando empezaron a fallar en sus tareas sindicales y cuando a Bertha Ramírez, se le encontraron elementos para acusarla de malos manejos de la cuenta de ahorros del sindicato. Los actos de Oceguera Después de que fueron separados de sus responsabilidades el 4 de noviembre, Bertha Ramírez, secretaria de Fomento al Ahorro, Epifanio Quiroz, secretario de Acción Política, y otros ocho integrantes del comité en Tijuana, solicitaron la intervención de Victoria Bentley en su carácter de dirigente estatal. Y después de diversas gestiones, Bentley logró que regresaran a sus actividades sindicales en las secretarías correspondientes. Pero para el 7 de noviembre, Oceguera Villa ya había presentado ante el Tribunal de Arbitraje supuestas irregularidades de Antonio León, secretario de Acuerdos, y así logró sustituirlo por Humberto Loya, un hombre con responsabilidades en la sección Estatal del sindicato, dijo Bentley en entrevista con este semanario. Para hacer efectivos los cambios, el Tribunal de Arbitraje a cargo de Óscar Abrajan Castro, recibió de Oceguera un acuerdo realizado durante una sesión de enero del 2013, cuando el dirigente era Martín Plascencia y no él. “Yo veo que existen irregularidades en la destitución que él hace, porque todo se debe hacer a través de una comisión de honor y justicia, como lo establecen los estatutos…Solo recibió (el tribunal) un acuerdo con base en una asamblea presidida por Martín Plascencia en el mes de enero, cuando obviamente no eran acuerdos de la base”. El 21 de noviembre, Bentley convocó a una convención estatal con la participación de delegados de todas las secciones del Estado (excepto los de Tijuana que no asistieron), donde se acordó impugnar el Toma de Nota que aceptó el tribunal a gusto de Oceguera.  Finalmente, la impugnación fue aceptada por el tribunal y certificada por el secretario general de Acuerdos, César López Padilla, el 9 de enero del 2015.  La resolución, de la que ZETA tiene copia, reza: “La C. Victoria Bentley…hizo una reseña de las irregularidades y violaciones a los estatutos cometida por…Manuel Oceguera…en su carácter de Secretario General Seccional, entre los que destacan la cancelación de comisiones sin llevar a cabo el debido procedimiento…así como la realizar cambios en el Toma de Nota, siendo que no se cumplieron los requisitos para dicha modificación”. La última jugada de Oceguera Pero antes de la resolución en contra de sus acciones, Oceguera encabezó lo que a su dicho fue una Asamblea Extraordinaria el 5 de diciembre, en pleno estacionamiento del Centro de Gobierno en Tijuana y entre el gremio magisterial.  Aquel día, la convocatoria era solo para una “Marcha para manifestarnos en relación con la iniciativa de reforma de la Ley Issstecali”, no obstante en el mitin, Oceguera Villa fue integrando la designación de miembros del comité seccional al orden del día. Entre el discurso de rechazo a la reforma, propuso de nueva cuenta a Humberto Loya como secretario de Actas y Acuerdos, y a Lilia Alejos Villa como secretaria de Fomento al Ahorro, donde está asignada Bertha Ramírez. Los detractores de Oceguera, aseguran que aquella asamblea no pudo ser, por la falta de quórum legal, pues aunque en el acta se hace referencias a votaciones unánimes a favor de las propuestas, en la manifestación no estaban los delegados que deben ejercer el voto.  Los quitó “por prácticas de comunicación destructiva”. El dirigente burócrata en Tijuana, insiste en que sus decisiones fueron apegadas “a derecho” y fundamentadas en prácticas de comunicación destructiva en perjuicio de su administración por parte de los quejosos.  Además, en el caso de Bertha Ramírez, hizo referencia a diversas irregularidades en el otorgamiento de préstamos al gremio, mismos que fueron citados por Carlos Sánchez –uno de sus colaboradores– en la sesión de la Asociación de Periodistas de Tijuana, el miércoles 21 de enero. Hablaron de por lo menos cuatro casos, en los que Bertha Ramírez habría otorgado más de dos préstamos a sindicalizados, autorizando descuentos en sus nóminas que van por debajo de lo que establecen los estatutos. Caso de Noé Flores Carrillo, al que se le habrían autorizado siete préstamos que sumados dan un total de 40 mil pesos y en vez de descontársele 4 mil pesos por nómina, se le restan 400. —La intención de este grupo del gremio es destituirlo, se le infiere.  “Tienen derecho de defenderse y de implementar todo tipo de acciones y de pretensiones, sin embargo estoy parado sobre terreno firme…hace unos momentos, cuando estábamos trabajando en el Programa Sindicato en tu Trabajo, estábamos ahí el 90 por ciento de este comité. Hay respaldo, solamente faltaban ellos”. Asegura que a más tardar en el mes de febrero, convocará finalmente a una asamblea para plantear las irregularidades que observó. Cuando se le preguntó si aceptaría el tema de la destitución de José Luis Parra y de él, afirmó que si la asamblea lo propone, así será.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio