Inflación, otro golpe a canasta básica en 2015


 
Noticias del día Lunes, 5 Enero, 2015 10:06 PM

Con el aumento del IVA en Baja California, de 2013 a 2014, aumentó 400 pesos la canasta básica y tan solo en el primer trimestre de 2014, se registró una inflación del 5.41 por ciento. Pese a los esfuerzos de los bajacalifornianos por hacer rendir el dinero para comprar alimentos, el panorama para 2015 no es alentador. En primera instancia, economistas esperan que debido al alza del precio del dólar y el petróleo, a partir del 1 de enero de 2015, los precios de algunos productos de la canasta básica, aumenten por lo menos un 20 por ciento. Ya en su informe del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), el Inegi reportó que en la primera quincena de diciembre de 2014, se registró un incremento del 0.41 por ciento en comparación a la quincena anterior. La cifra se encuentra por encima del registrado durante el mismo periodo de 2013, cuando los datos fueron del 0.40 por ciento. Los primeros productos que podrían registrar un considerable aumento son la carne de res, pollo y cerdo, así como verduras e incluso, el huevo. Los doctores Wilfrido Ruiz Ochoa, Noé Arón Fuentes y Alejandro Brugués Rodríguez, investigadores del Colegio de la Frontera Norte (El Colef), advirtieron que de enero a abril de 2014, el gasto mínimo para adquirir los productos de la canasta básica en Tijuana, pasó de 4 mil 479 pesos mensuales a 5 mil 141 pesos, de abril de 2013 a abril de 2014. A diciembre de 2014, los precios no se han recuperado. Los investigadores señalaron que entre los efectos principales del encarecimiento de los productos, está la falta de ahorro. En promedio, los tijuanenses ahorran 84 por ciento menos que en 2013 y los mexicalenses, 97 por ciento menos. Alimentos, lo que más subió en 2014 Durante la gestión de Enrique Peña Nieto, continúa la caída del poder adquisitivo del salario mínimo, advirtió desde agosto de 2014, el Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). En su estudio titulado “El salario mínimo en México: de la pobreza a la miseria”, indican que en 27 años, de 1987 a 2014, el precio de la canasta básica aumentó en una proporción de 4 a 1, en comparación a los salarios mínimos. De acuerdo al CAM, la pérdida del poder acumulativo llegó al 78.66 por ciento. “Analizando ahora solamente lo que va de la gestión de Enrique Peña Nieto, el precio de la canasta básica aumentó $20.66 pesos, pasando de $171.86 a $192.52, mientras que el salario mínimo sólo aumentó $2.53 pesos, lo que constituye una pérdida del poder adquisitivo del 7.24% en menos de dos años”, indica el reporte. Pero más allá de cifras, los responsables de la publicación, reflexionan que el salario de las familias mexicanas pasó de “alcanzar para sobrevivir a alcanzar solo para endeudarse mes a mes”. Y remata “si por una jornada de ocho horas, se pagara un salario mínimo, en agosto de 2014, el tiempo que tiene que trabajar una familia para poder comprar la canasta alimenticia recomendable, es de 22 horas con 53 minutos”. Salarios mínimos estancados Frente a la inflación que impactará los precios para los consumidores este 2015, está el aumento del 4.2 por ciento en el salario mínimo, de acuerdo a lo otorgado por el consejo de representantes de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos. Oficialmente, para el área geográfica “A”, de la que son parte los cinco municipios de Baja California, el salario mínimo llega a los 70.10 pesos diarios. Entra en la tarifa también el Distrito Federal y su área metropolitana, Baja California Sur, y los municipios de Acapulco, Guerrero; Ciudad Juárez, Chihuahua; Guadalajara, Jalisco; Monterrey, Nuevo León y su zona metropolitana; Hermosillo, Sonora; Matamoros y Reynosa, Tamaulipas; Coatzacoalcos, Veracruz; entre otros.   Por otra parte, el salario mínimo legal a partir del 2015 para el área geográfica “B” será de 66.45 pesos diarios. Aplicará en Estados como Aguascalientes, Campeche, Coahuila, Chiapas, Colima, Durango, Guanajuato, Michoacán, Hidalgo, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco, Tlaxcala, Yucatán y Zacatecas. De igual forma, en la mayoría de los municipios de Chihuahua, Guerrero, Jalisco, Estado de México, Nuevo León, Sonora, Tamaulipas y Veracruz. En un recorrido por tiendas de abarrotes, supermercados, mercados de abastos y sobrerruedas, la pregunta es recurrente para los compradores. Decidir entre qué producto adquirir y cuál dejar, ya que los salarios no son suficientes para comprar los alimentos que hace un año podían llevar por el mismo dinero. Ana Gómez, ama de casa de la colonia Buena Vista, decidió acudir en lunes al sobrerruedas que se instala en la colonia Libertad. Con todo y el pasaje del camión –12 pesos– prefiere acudir a los vendedores informales para adquirir frutas, verduras, huevo, pollo y pescado. Pone un ejemplo, mientras en el supermercado más cercano a su casa, la uva tiene un precio de 50 pesos el kilo, en el puesto del sobrerruedas, lo encontró en 25 pesos. Admite que si bien, la calidad de los alimentos no es la misma, aquí los tomates lucen casi aplastados, para alimentar a los cuatro miembros de su familia, tiene que buscar los precios más bajos. Este 2014, explica, dejó de comprar galletas y cereales con la frecuencia de años anteriores. Cambió la carne de res por el pollo y optó por dejar de consumir alimentos más costosos como carne molida.    La renta de su hogar, los pagos de servicios como luz, electricidad y teléfono, la gasolina para el vehículo de seis cilindros de su esposo y los pasajes de transporte público para sus dos hijos, más la compra de la canasta básica y otros gastos como consultas médicas o incluso, la compra de ropa y zapatos, terminan con los dos salarios que juntos suman 4 mil pesos semanales. Más que un propósito para este 2015, Ana tiene un objetivo. Conseguir un segundo trabajo para ayudar al sostenimiento de su familia, “es la única forma que vemos para aliviar nuestra situación”.  Precios al 30 de diciembre de 2014 Bistec Paleta de Res (1 kg) – 99.90 pesos Limón mexicano (1 kg) – 11.90 pesos Aceite de cocina (1 litro) – 32 pesos Cartera de huevo (30 piezas) – 59 pesos Harina (1 kg) – 14 pesos Galletas saladas (405 g) – 24 pesos Azúcar (1 kg) – 12.90 pesos Arroz (1 kg) – 12.90 pesos Frijol (1 kg) – 14.20 pesos

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio