23 C
Tijuana
sábado, julio 13, 2024
Publicidad

Moribundo, PRD pelea por preservar su registro

Se debe hacer una “extensa evaluación” antes de pensar en volver a formar alianza con PAN y PRI: Ángel Ávila Romero

A más tardar el 23 de agosto, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolverá los “más de 200” juicios que interpuso el Partido de la Revolución Democrática con motivo de las elecciones del 2 de junio. Del resultado que se obtenga con esos recursos, dependerá la permanencia del PRD como instituto político nacional.

En vista de no haber logrado 3% de votación en alguna de las tres elecciones federales, lo cual se requiere para mantener el registro, el partido del Sol Azteca entró en período de prevención, en el que un interventor se hace cargo de los recursos y bienes de ese instituto político. En caso que el TEPJF confirme la pérdida de derechos partidistas, el PRD habrá de enfrentar su disolución.

En opinión de Ángel Ávila Romero, representante del PRD ante el Instituto Nacional Electoral (INE), en cuya presencia el organismo público seleccionó interventor para el período de prevención, hay un 50% de probabilidad de que el partido subsista.

“Si se revisa bien, por supuesto que por la votación del PRD este tipo de fenómenos que vimos en esta elección fueron determinantes para que el PRD no tuviera el 3%”, refirió a ZETA Ávila, quien acusó presencia de la delincuencia organizada como causa de la escasa votación obtenida por el partido de izquierda.

“Ojalá valoren nuestras pruebas presentadas, y de ser el caso, los magistrados de la Sala Superior tengan la decisión firme de que esto no puede seguir pasando en los procesos electorales”, externó.

En el ámbito local, dijo, la delincuencia impidió que cuadros perredistas participaran en la contienda y que ello trajo como consecuencia que en lo referente a otros cargos el electorado no se decantara por los contendientes del PRD.

A nivel federal, el instituto político sólo obtuvo dos senadurías, con Araceli Saucedo Reyes y José Sabino Herrera, así como una diputación, con Mónica Elizabeth Sandoval Hernández.

De acuerdo con los cómputos distritales en la elección de Presidente de la República, concentró 1.8647% de votos; en la de senadores, 2.2715; en tanto que en la de diputados federales, 2.4377. De haber obtenido 3 puntos porcentuales en cualquiera de esas tres categorías, habría mantenido el registro.

“En muchos lugares la intervención del crimen organizado fue determinante para la votación del PRD, porque el crimen nos bajó distintos candidatos a distintas elecciones, principalmente al tema municipal, y eso impacta mucho para los diputados federales y la presidencia, porque, aunque sean candidatos a presidentes municipales, cuando piden el voto, piden el voto por las cinco boletas”, manifestó Ávila Romero.

“Hemos demostrado, en los municipios donde hubo hechos violentos, que la votación en general de la población fue mucho más baja que en municipios donde no hubo hechos violentos. Entonces también para nosotros es determinante en la elección”, indicó.

El PRD solicitó al TEPJF la anulación de casillas en 74 distritos federales. Del número de mesas receptoras, Ávila no dio noción, tampoco de la ubicación de las demarcaciones distritales.

Explicó que, con la anulación de casillas, el partido amarillo no pretende recuperar sufragios, sino en todo caso disminuir la proporción total de votos emitidos, de tal suerte que con la votación ejercida a su favor, logre el porcentaje mínimo requerido.

Jesús Zambrano, dirigente nacional del PRD, Foto: Daniel Augusto/Cuartoscuro.com

“Si se anulan las casillas, baja el umbral del porcentaje a alcanzar. Entonces nosotros esperamos poder alcanzar ese umbral con esas casillas que hemos pedido la nulidad de casillas en 74 distritos, y creemos que eso puede alcanzar para alcanzar nosotros el 3%”, aseveró.

Sobre las posibilidades de que el Tribunal acredite la intervención del crimen organizado en el proceso electoral, manifestó que ya se cuenta con antecedentes: “El Tribunal tiene una forma, se ha allegado una forma tanto digamos de tratar de resolver este asunto, que ya resolvió en los distritos en la elección de Michoacán y Tamaulipas, donde sin haber denuncia expresa de por medio en contra de los criminales o de los cárteles, sí hay una especie de prueba que se puede ir construyendo, demostrando con hechos. Entonces, espero que nos pueda alcanzar para tener el registro”.

Expuso que los perredistas igualmente pidieron la anulación de casillas por otras supuestas irregularidades: “Tenemos ya ubicadas digamos casillas zapato, donde nada más se votó por un solo partido, que también son causa de nulidad; casillas donde recibió la votación, personas que no son de la sección electoral; casillas donde recibieron la votación funcionarios púbicos, casillas donde se movieron de lugar la casilla sin causa justificada”.

El 10 de junio, el INE informó haber notificado al PRD su ingreso a período de prevención por pérdida de registro. Ese día personal del instituto político arribó a la sede nacional, sobre Benjamín Franklin número 84, en Ciudad de México, para efectos de desalojar el inmueble.

Con la apertura de ese período, dentro del procedimiento de liquidación, el INE dio a conocer que el PRD quedó impedido de efectuar gastos o pagos ajenos a nómina e impuestos; celebrar contratos, compromisos, pedidos, adquisiciones u obligaciones; enajenar activos del partido; realizar transferencias de recursos o valores; emprender actividades distintas a recuperar cuentas y hacer líquido su patrimonio. Además, quedó obligado a describir a través de acta de entrega-recepción al interventor los activos y pasivos del instituto político, lo mismo que las contingencias de las que se tuviera conocimiento.

El 15 de junio, con motivo de la Reunión Nacional Nueva Izquierda, celebrada por el PRD, el dirigente nacional Jesús Zambrano Grijalva informó tener la convicción de que el perredismo debería reinventarse. Se pronunció porque los integrantes del partido se encontraran con los liderazgos y fuerzas con los cuales coincidieron durante la contienda electoral, en el ánimo de constituir un núcleo partidista progresista con ideología socialdemócrata.

“En caso de perder nuestro actual registro, debemos trabajar por el registro legal de un nuevo partido, con un nuevo nombre, dejando atrás las prácticas y vicios que provocaron los actuales resultados en el PRD”, reconoció.

De acuerdo con la Ley General de Partidos Políticos, las organizaciones que pretendan constituirse en instituto político nacional deberán informar al INE de ese propósito en enero del año siguiente al de la elección presidencial. De modo tal que, entrando 2025, en dado caso el perredismo podrá notificar.

Además del registro a nivel nacional, el partido perdió su inscripción local en distintos estados, entre las que figuró Baja California.

A decir de Ángel Ávila, el instituto se mantuvo en pie en 14 entidades federativas.

 

A DISCUSIÓN, ESQUEMA ALIANCISTA CON PAN Y PRI

En cuanto al llamado del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador a favorecer “la transformación” con el voto, exhorto del que se valió en distintas ocasiones, Ávila sostuvo que afectó la participación del PRD en la contienda:

“Sí. Hay 52 resoluciones de la Sala Superior que establecen la intervención del Presidente de la República en el proceso electoral. Esperamos que eso también sea valorado en la resolución final por parte de la Sala Superior, en el sentido de que esas intervenciones del Presidente no generaron un piso parejo para la competencia electoral”.

En tal caso, no habría “una consecuencia jurídica para el Presidente”, pues “no puede ser sancionado por el tema de los delitos electorales, (sino) solamente por el tema de traición a la patria”. De cualquier manera, insistió el entrevistado, “esas intervenciones desde la mañanera del Presidente por supuesto que vulneraron la equidad de la contienda”.

Opinó que el número de candidaturas a diputaciones federales y senadurías que correspondió al PRD en su alianza con los partidos Acción Nacional y Revolucionario Institucional, no fue determinante para que el perredismo se viera en desventaja en términos de presencia ante el electorado.

Ángel Clemente Ávila Romero, representante del PRD ante el INE, Foto: Archivo

“Creo que no, porque finalmente donde no fuimos en lo federal, fuimos en lo local. La elección se construye en los tres niveles. En las diputaciones federales, el Senado, las diputaciones locales y las presidencias municipales. Entonces, hay distritos o estados donde no fuimos en lo federal, pero íbamos en lo municipal”, atajó.

Ávila reiteró que la afectación vino de la presencia de la delincuencia organizada: “Cuando interviene el crimen sobre todo en temas municipales nos afecta, porque deja al PRD en estado de indefensión, porque no hay quien haga campaña PRD a nivel local y federal, porque esos candidatos fueron bajados. Entonces, creo que la coalición se construyó tanto en lo federal como en lo local, y si no llevamos tantas candidaturas en lo federal, fue porque priorizamos llevar en lo local”.

De la presunta penetración de los grupos delictivos en el ámbito local, “van sobre todo (por) las presidencias municipales, que son las que tienen los registros catastrales, que le interesa conocer al crimen organizado, dan los permisos de bares, antros, etcétera; en muchos lugares del país, para el crimen organizado hacerse del municipio tiene un valor estratégico”, explicó.

De acuerdo con el representante partidista, “bajar candidatos a presidentes municipales por supuesto tuvo un efecto definitorio para no alcanzar el registro como partido”.

En referencia a las lecciones de que el PRD haya suscrito convenio de coalición con PAN y PRI, consideró que habría que hacer “una extensa evaluación” antes de pensar en mantener la alianza o volverse a coaligar con esas fuerzas, lideradas por Marko Cortés Mendoza y Alejandro Moreno Cárdenas, respectivamente.

“Hay que hacer una refundación de una nueva opción política, y a partir de esa definición tendríamos que analizar si continuamos o no en la coalición. Digamos que es una pregunta que tenemos que responder con el consenso de todas y todos los militantes perredistas que, si conservamos el registro, estaríamos llamando a reflexionar en los próximos meses para ver qué puede seguir con el PRD”, dijo, aunado a que los senadores y la diputada electos ya cerraron filas con el perredismo para respaldar cualquier ruta que esa fuerza política trace.

En la Reunión Nacional Nueva Izquierda, Jesús Zambrano señaló que la coalición opositora cometió errores en razón de que no se discutió una estrategia de campaña con la candidata presidencial, Xóchitl Gálvez Ruiz.

“A final de cuentas, nunca quedó claro qué ofrecíamos, cuál era el perfil de Xóchitl Gálvez, qué representaba, qué ofrecía”, sentenció el líder partidista.

Sobre ese particular, Ángel Ávila consideró: “No es lo fundamental buscar errores ni culpables”, y propuso tratar de comprender “el nuevo momento mexicano y cómo combatir ese discurso de que las cosas van bien, y en ese sentido trabajar para concienciar a las y los ciudadanos”.

Para constituir un partido con registro nacional, las organizaciones políticas deben celebrar asambleas cuando menos en 20 entidades o 200 distritos electorales. En cada asamblea han de participar 3 mil afiliados por entidad o 300 por distrito.

“En caso de que no tengamos el partido, creo que el esquema o la estructura perredista puede cumplir sin casi ningún problema las por lo menos 20 asambleas en 20 estados con más de 3 mil personas”, aseveró Ávila.

El PRD cuenta con 14 registros locales, de tal forma que tendría que coordinarse con personas de otras entidades dispuestas a formar parte de un nuevo frente político.

“Estamos básicamente en esa idea también de refundar al PRD y al mayor partido de la izquierda en México”, concluyó Ávila en alusión al instituto político fundado en 1989 por figuras como los ex priistas Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez y Andrés López Obrador.

Autor(a)

Eduardo Andrade Uribe
Eduardo Andrade Uribe
Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana Ciudad de México; con certificado de terminación de la maestría en Cultura Escrita otorgado por el Centro de Estudios Sor Juana. Activo en semanario ZETA dese 2005.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas