22.3 C
Tijuana
viernes, julio 12, 2024
Publicidad

Bomberos y ciudadanos, los afectados en el juego de poder de Burgueño vs Caballero

Por la disputa entre los regidores y la alcaldesa los Bomberos podrían perder el predio de la Estación No.1 y dejar desprotegidos a 110 mil habitantes

Para “quedar bien con el nuevo”, es como se interpreta el juego de poder que se está desarrollando al interior del Ayuntamiento de Tijuana por parte de los regidores, quienes decidieron dejar de ser solícitos y condescendientes con la alcaldesa Montserrat Caballero Ramírez, y responder a los intereses tempranos de Ismael Burgueño Ruiz, alcalde electo que tomará posesión hasta el 1 de octubre de 2024, pero que ya pretende incidir en las decisiones del Cabildo encabezado por la actual presidenta municipal.

En medio de entre quienes pretenden quitar poder de decisión a la todavía alcaldesa de la Ciudad, están siendo vulnerados el Cuerpo de Bomberos y la ciudadanía.

Lo anterior quedó evidenciado desde la sesión de Cabildo del pasado lunes 24 de junio, a la que los ediles Mónica Lucero Vázquez, Marisol Hernández, Mirian Patricia Echeverría, Juan Carlos Hank, Edgar Montiel, Enrique Anaya, Erwin Areizaga, Alejandro Cabrera, Rogelia Arzola y Claudia Casas decidieron no asistir, a pesar de que en ella se sometería a votación el dictamen para la compra de la Estación No.1 de Bomberos, ubicada entre calle Quinta y Mutualismo de la Zona Centro, propuesta que la Comisión de Hacienda ya había anteriormente negado “sin explicación”, según comentó el regidor David Ruvalcaba.

La negativa responde no a una pública confrontación de proyectos de los regidores con la alcaldesa Caballero, sino una consigna del futuro alcalde Ismael Burgueño Ruiz, a quien responden ahora los ediles.

El coordinador de la bancada morenista en el Cabildo de Tijuana, el regidor Óscar Manuel Montes de Oca, justificó: “Debemos de entender que es el cierre de una administración y el comienzo de otra, y habrá posibilidades de personajes que quieran quedar bien con el nuevo; es normal, y muchas veces decimos cosas que no son y nos vendemos caro cuando no es así. En el cierre de una administración siempre pasa lo mismo: todos los que te juraron lealtad, te traicionan, y todos los que no te juraron, pues ya no están”.

Agregó: “Creo que son personajes terceros los que andan moviendo por ahí cosas que no deben de ser; yo les digo los duendes azules, a aquellos que crean un caos donde no existe, y aquí no va a existir, en Morena no va a existir. En Morena vamos a hacer la transición muy correctamente para que al próximo alcalde le vaya mejor”.

 

CONDICIONAN A LA ALCALDESA

Aunque aún le restan 88 días de gobierno a Montserrat Caballero en el cargo para el cual fue electa en el 2021, los ediles, restándole autoridad, le condicionaron la celebración de una sesión de Cabildo y la aprobación de la adquisición del predio para Bomberos, a un acuerdo con el alcalde electo (pero no en funciones).

Esto fue sugerido por el regidor Montes de Oca, quien los invitó a que se pongan de acuerdo para realizar una sesión de Cabildo donde se traten los temas pendientes, entre ellos el de Bomberos, para sacarlos de manera consensuada. “Una vez que los equipos de transición se junten, va a haber una sesión tranquila y normal, y vamos a sacar el tema de bomberos porque es un tema que incluso para el próximo alcalde le beneficia también”, comentó a ZETA.

Sin embargo, la ley no dicta eso. De acuerdo con el Reglamento de Entrega y Recepción de los Asuntos y Recursos Públicos para el Municipio de Tijuana, el proceso de entrega y recepción deberá realizarse al término del periódico constitucional de la Administración Pública Municipal actual, en este caso el 30 de septiembre; o sea que los trabajos de transición arrancarían hasta agosto, no precisamente antes.

Los ediles pretenden adelantarse un mes a los trabajos de transición, los cuales, cabe resaltar, no implican que la alcaldesa deba subordinarse ni gobernar a la par con su sucesor.

 

LOS AFECTADOS: BOMBEROS Y CIUDADANOS

Como en todos los altercados, los más afectados no son los ediles o la alcaldesa, sino terceros, en este caso la Heroica Corporación de Bomberos y la ciudadanía. Los primeros porque mientras se desarrolla el juego de poder de la transición, el tiempo seguirá pasando y la fecha fatal de 30 días para que desalojen el predio de la Estación. No.1 acabará llegando; y los segundos porque al quedarse sin la estación cerca, de registrarse un siniestro en la zona, los tragahumos podrían no llegar a tiempo para salvar sus vidas.

Según el primer punto, de acuerdo de la propuesta hecha al Cabildo para la compra del predio de la Estación No.1, identificado como el lote 12-B5 de la manzana 44 de la Zona Centro, con clave catastral ZC-044-042, que mide 600 metros cuadrados, éste está valuado en 11 millones 168 mil pesos; sin embargo, se comprará por 11 mdp, pues fue el monto que fijó la propietaria.

De acuerdo con el director de Bomberos, Rafael Carrillo Venegas, dicho terreno ha sido ocupado por los Bomberos desde que los reubicaron ahí en 2012. En esa estación laboran 18 tragahumos con tres unidades, que atienden un promedio de entre mil 800 y dos mil servicios cada año, abarcando a 54 colonias de manera directa; salvaguardando las vidas de los 110 mil habitantes del área, haciendo un tiempo de respuesta de entre 5 y 12 minutos. Pero de no comprarse, el tiempo de respuesta aumentaría, y con ello, el riesgo de un deceso.

En entrevista a ZETA, Carrillo Venegas comentó que ante la negativa de los ediles han optado por buscar otros terrenos en colonias aledañas al Centro, como en la Morelos, Independencia, Altamira y Zona Río, pero hasta ahora no han tenido suerte.

Respecto al sentir de los Bomberos de la Estación No.1, expresó que tienen preocupación e incertidumbre, ya que la prórroga de desalojo se cumple el 31 de julio, por lo que urge una decisión a favor de los ediles a quienes recordó que también son ciudadanos y pueden llegar a necesitar de su auxilio, pero que, por su oposición, más adelante podrían lamentarlo.

“El bombero tiene que tener todos los recursos necesarios para poder hacer su trabajo, y parte de los recursos que requiere tener son instalaciones dignas y seguras. Siempre nos ven como héroes sin capa, pero somos gente común y corriente que requerimos de herramientas y equipo, no nada más de aplausos vivimos. Los ediles son ciudadanos también como nosotros, y en algún momento van a requerir de nuestro apoyo, y ojalá no lo requieran, y cuando lo requieran se acuerden que no votaron a favor de un beneficio para la Dirección de Bomberos”, atajó.

Autor(a)

Ana Karen Ortiz
Ana Karen Ortiz
Licenciada en Comunicación por la UABC con diplomado en Periodismo de Investigación por Voces Emergentes. Me interesan los temas de protesta social. Reportera desde 2021 en Tijuana, Baja California.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas