20.9 C
Tijuana
lunes, junio 24, 2024
Publicidad

Tres peticiones

Señores diputados y senadores salientes y entrantes:

Por Dios y por la patria deben reformar leyes que protejan a las víctimas, ofendidos y agraviados. En las actuales leyes tienen más garantía los ladrones e imputados que las víctimas.


Publicidad


1.- Que los negocios de empeño, soliciten a quien tenga que empeñar, la factura, copia identificación del Instituto Federal Electoral, comprobante de trabajo.

2.- Cuando acudan personas sospechosas a tratar de empeñar, por ley escrita, que el personal de los negocios referidos dé aviso de inmediato al C4 para que las autoridades investiguen la procedencia.

El 24 de enero de 2024, en calle Matamoros No. 231 con obra en construcción, colonia Independencia de Ensenada, 24:33 horas, cámaras de seguridad grabaron a un ladrón (domiciliado en una vecindad a unos cien metros del lugar) que se introduce a mi propiedad y me roba una sierra eléctrica para cortar madera color verde marca “Ryobi”. Acudimos a reportar el robo y la recepcionista no quiso recibir la denuncia, dijo que tenía que contar con factura. Le expliqué que la compré en saldos, tenía el recibo de compra, con testigos de que la tenía antes del robo (mis cinco trabajadores); me dijo que eso no servía. Me retiré. Investigué y supe que el ladrón la empeñó. Días después el ladrón mandó a su esposa para que me la entregara.


Publicidad

 


Los ladrones han saqueado mi propiedad, ya que la obra está suspendida arbitrariamente. Un “guardia” de “seguridad” uniformado lleva una escalera, el cual vive en las mismas vecindades donde viven los ladrones.

3.- Que al personal de ventanilla de recepción de Ministerio Público reciba clases cada mes del trato que deben dar de atención a las víctimas, pues merecemos un trato digno y respetuoso; se robaron cosas de valor que nos costó trabajar para comprarlas, porque nadie nos las regala.

Digo lo anterior porque, en lo personal, nos hemos encontrado con algunas “servidoras públicas” que lejos de ayudar nos ponen trabas; en ocasiones la sala de recepción sin víctimas nos tardan hasta cuatro horas, nos han tratado algunas recepcionistas como si nosotros fuéramos los ladrones.

 Refiero uno: El 16 de mayo de 2024 a las 12:15 horas acudimos al Gobierno del Estado de  Praderas de El Ciprés para denunciar otro robo más, expediente número 0201-2024-07538, señalando a los mismos ladrones como presuntos, con nombres y direcciones en los anteriores expedientes # 4349/24- y # 4375/24. La recepcionista no portaba gafete, le dije que mi esposa y el suscrito somos los propietarios de lo robado; me contestó: ‘Que la señora salga de la sala (de recepción, la cual es un pasillo), no puede estar aquí’. Le dije: ‘Es mi esposa y sí debe de estar aquí, y usted no tiene por qué decirle que se salga, porque la sala es pública y no va a salirse’. Luego me dijo: ‘Nada más una persona puede pasar con el Ministerio Público’. Le dije: ‘Vamos a pasar los dos puesto que los dos somos propietarios de lo robado’. Después de eso se introdujo a las oficinas y no volvió a salir. Dos horas que esperamos ser recibidos. Pregunté su nombre pero nadie me lo proporcionó.

Señores diputados y senadores: los ladrones no respetan ni a su madre (me refiero a la madre de los ladrones). Hace poco aquí en Ensenada robaron a un coordinador de Ministerio Público (tengo nombre completo, pero por respeto no lo menciono), a él y a su familia los maniataron; a esos ladrones prontamente los encarcelaron, noticia que no se dio a conocer a ningún medio. Deberían haberlo hecho, esto no es amarillismo, es prevención para que la gente no siga creyendo que vive en el país de Alicia (me refiero al cuento de las maravillas).

Coral e Insurgentes, un abarrotes enrejado, atiende a través de una ventanita; está en la misma banqueta de una base de Agentes Estatales. Gastélum entre 3ra. y 4ta., un negocio grande de un amigo. Atienden a puerta cerrada y con guardia en la banqueta, varias veces han sido víctimas. Delante y Josefa Ortiz, consultorios médicos atienden a puerta cerrada. Así sería interminable la lista… A lo que se ha llegado, y los ladrones libres en las calles.

¿Los “preventivos” así cómo van a prevenir el delito en mi domicilio? En mis denuncias contra los ruidosos (26 de abril de 2024), la patrulla ecológica multó al “fiestero”  #168 frente mi casa, el domiciliado en el #141 no lo invitaron a la fiesta y le gritó al “fiestero”: “¿Qué paso vecino, otra vez ese hijo de su…?”(con toda la palabrota), le contestó el infractor: “Así es, vecino”. Los policías reportaron al C4 que sí infraccionaron, pero tengo constancia escrita donde los policías me dieron un formato que les firmé como reportante para que infraccionaran. Acudí con la titular de prevención al delito, al jurídico con la titular Lic. Miriam Marchena Sández y con el coordinador de Jueces Cívicos, y no apareció dicha infracción.

Lo anterior lo denuncié con detalles y nombres al presidente de Ensenada, al secretario general, a la señora gobernadora, a la señora fiscal general vía correo certificado, a Derechos Humanos; al ZETA le envío constancia. Este mismo sujeto agresivo, en el año 2015 me amenazó de muerte: “Cuida tu vida porque te vas a morir”. Lo denuncié al Ministerio Público y solicité que citara a todos los presentes, incluyendo cuatro policías que no hicieron nada, solo acudió a declarar el imputado. El “juzgado mixto” lo exoneró porque en ese juzgado trabaja una mujer involucrada, ahora se llama Juzgado Cuarto Mercantil. 

Si hace pocos años desaparecieron 30 patrullas nuevas (el primer director de la Policía Municipal, capitán militar Ortiz Ortiz, denunció ante cabildo el faltante de la auditoría ordenada, único que la publicó el ZETA. La noticia está en YouTube), una infracción que desaparecieron del 26 de abril de 2024. ¿Qué se puede esperar?

Al señor presidente de Ensenada, respetuosamente le solicito: deben de investigar qué pasó con esa infracción, quién la desapareció y que se castigue conforme a la ley al responsable, ya que al suscrito ese sujeto multidenunciado nos agredió a mí y a mi madre (q.e.p.d.) ante los policías que escucharon y no hicieron nada. Si a esos policías les hubiera gritado: “Policías hijos de su p…..madre”, tal vez sí hubieran cumplido con su encomienda… ¿Así cómo van a prevenir el delito?   

Por no ser contrario a derecho, espero no quede en letra muerta mis peticiones.

Atentamente,

José de Jesús Márquez Pérez.

Ensenada, B.C.

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas