17.7 C
Tijuana
martes, mayo 14, 2024
Publicidad

Colectivo ubica 8 narcofosas en La Paz

Desde el sábado 4 y domingo 5 de mayo, Colectivos de Búsqueda de personas desaparecidas se dieron cita en el arroyo El Cajoncito, detrás del panteón Perlas del Paraíso y la zona conocida como Los Paredones de Piedra en el municipio de La Paz.

Durante el primer día de búsqueda localizaron una fosa clandestina con los restos de una persona en su interior, por lo que determinaron continuar la búsqueda focalizada en el mismo sitio y sus alrededores; al mediodía del domingo, los familiares de los colectivos ya habían localizado cuatro fosas clandestinas con cinco cuerpos en su interior. Concluyeron con resultados positivos: ocho fosas clandestinas y al cierre de esta edición nueve cuerpos, (aparentemente ocho hombres y una mujer).


Publicidad


“Se han localizado ocho inhumaciones clandestinas (fosas), en las inmediaciones del bordo de contención que conduce al arroyo El Cajoncito. Se indicó que se tuvo conocimiento del primer hallazgo el día sábado 4 de mayo, al ser notificada esta Comisión por parte del Colectivo de Búsqueda X La Paz, de la ubicación de una fosa en el citado lugar, iniciando así con el procedimiento correspondiente ante la autoridad competente; en este caso, la Fiscalía Especializada en la Investigación y Persecución de los Delitos de Desaparición Forzada, Desaparición Cometida por Particulares y Delitos Vinculados”, comunicó hasta el martes la autoridad estatal.

Si bien no hay un aumento en las ejecuciones, las desapariciones se dispararon exponencialmente, así lo denunció Iris Manríquez, representante y fundadora del Colectivo Búsqueda X La Paz.

En los primeros meses del gobierno de Víctor Castro en el 2021, fueron localizadas 21 fosas con 29 cuerpos humanos; todos contaban con el tiro de gracia y la mayoría en el narco-cementerio del Cártel de Sinaloa en El Salto, en San José del Cabo, municipio de Los Cabos. 


Publicidad

 


27 fosas más fueron ubicadas en el 2022 con 27 cuerpos; allí fue descubierto un nuevo panteón del narco, ahora en Comondú, en el que destacan algunas narcofosas, como la de Juan Manuel Franco Silva “El Alacrán”, líder narcotraficante de la zona norte, que mantenía el control del cobro de piso a pescadores y comercios de Comondú y Loreto, además de la venta de alcohol, cigarros y prostitución, entre cosas.

Las autoridades de Baja California Sur sólo reportaron el hallazgo de cinco inhumaciones clandestinas durante el 2023 conteniendo cinco cuerpos; mientras que en lo que va del 2024 ya suman nueve fosas clandestinas en total, con 10 cuerpos, descubriendo, además, el narco-cementerio El Cajoncito.

“Yo siempre se los he dicho, porque aquí dice el gobernador, tanto el procurador que ya hizo la baja de la delincuencia de alto impacto, y yo le digo también y se los he dicho en reuniones; sí, tal vez bajaron los índices de alto impacto, pero subieron los índices de desaparecidos. Para nosotros sigue siendo lo mismo: es lo mismo, pero con más dolor porque los desaparecen antes los dejaban, y se notó la ola de sangre en el 2015, 2016, pero los dejaban en las calles, feamente se escucha, ¿no? Pero hoy se los llevan y pues ahora sí no sabemos ni a dónde los dejan”, lanzó Manríquez.

En todo el gobierno del panista Carlos Mendoza Davis se ubicaron oficialmente 50 fosas clandestinas conteniendo 74 personas sin vida; mientras que en los dos años y ocho meses de la administración del morenista Víctor Castro Cosío contabiliza ya 71 víctimas que han sido localizadas, enterradas en 62 narcofosas, lo que da un incremento del 24 por ciento en el número de fosas a menos de la mitad de su periodo de gobierno.

Al cierre de esta edición, la Procuraduría General de Justicia del Estado confirmó el procesamiento de apenas tres narcofosas, hallando en su interior cuatro cuerpos, según sus declaraciones.

“Hasta las 18:00 horas de este martes 7 de mayo, se han intervenido tres inhumaciones clandestinas, en las que se localizaron cuatro osamentas humanas. La PGJE continúa con las investigaciones en el lugar de los hechos para concluir el procesamiento del que se dará a conocer el resultado cuando se termine la intervención de los expertos forenses”, finalizó. 

Un 10 de mayo diferente, localizando narcofosas en el municipio de La Paz

1,800 DESAPARECIDOS EN LOS ÚLTIMOS 7 AÑOS

Es preocupante la gran cantidad de personas desaparecidas y no localizadas que llevan contabilizados en el Colectivo Búsqueda X La Paz, pues aseguran que en sus cifras los números se disparan debido a que muchas familias no quieren denunciar por temor a las represalias, ya sea de grupos criminales o que las mismas autoridades los ahuyentan de denunciar.

Ellos como Colectivo, han invitado a las autoridades de la Procuraduría, de la Comisión Estatal y Nacional de Búsqueda, para compartir información y hacer entre todos un padrón real de desaparecidos, sin embargo, aseguran que no han obtenido una respuesta positiva de las autoridades.

Por el contrario, les han dado la espalda, y en el afán de “proteger” a los destinos turísticos de Baja California Sur, familiares de desaparecidos estiman que las cifras estén maquilladas y que no se dé a conocer la cifra oficial de personas desaparecidas y no localizadas.

 “Nosotros las cifras que tenemos, que cerramos todavía el año pasado, fueron alrededor de mil 800 personas que tenemos de siete años en adelante; tenemos de larga data de ocho y 12 años también, que los familiares, aquí está un familiar que tiene 12 años su sobrino desaparecido y se unió al colectivo, pero la mayoría es del 2015-2016 a la fecha. Mil 800 desaparecidos; igual la Fiscalía tiene otros números, la Comisión otros números, nosotros otros números”, explicó Iris Manríquez, fundadora del Colectivo Búsquedas X La Paz.

Consideran que ese podría ser uno de los factores por los cuales no aceptan las cifras tan elevadas de desaparición. Y en su lugar, el problema se ha negado a decir que no hay bastantes desapariciones, y afirmar que se bajaron los delitos de alto impacto, de alguna manera revictimizando a los desaparecidos y sus familiares.

“¿Cuál es el interés o por qué no coinciden los números? De ocultar información, ocultar información a las mismas familias, de decir que aquí en el Estado no pasa nada, cuando realmente sí pasa, porque somos una zona turística; así nos han dicho mucho. La zona de Los Cabos, San José, es una zona turística; donde viene mucho extranjero y pues eso es lo que ellos manejan también, quieren tratar de cuidar, ocultar realmente lo que pasa aquí en Baja California Sur. Y realmente nosotros como familias nos damos cuenta; solamente el año pasado en noviembre y diciembre cerramos con alrededor de 80 personas desaparecidas, casi es una persona diaria que desapareció en los dos últimos meses cerrando el año”, afirmó Manríquez.

Familiares y voluntarios fueron los encargados de localizar las fosas clandestinas en el arroyo El Cajoncito; precisamente al inicio acudían ellos por su propia cuenta para buscar a sus familias desaparecidas, debido a que la autoridad los ignoró por mucho tiempo. Tuvieron que pasar varios meses o años de manifestaciones para que el gobierno los volteara a ver.

Ahora que tienen una poca atención, dijeron que solicitan que no los dejen solos, que apoyen a las familias desesperadas.

Lo único que piden familiares a las autoridades es respeto y apoyo en la búsqueda de sus desaparecidos

“Que haya más apoyo, que haya más sensibilidad, que no nos echen en saco roto todas nuestras peticiones, que nos ayuden, que nos apoyen y que no nos ignoren; aquí estamos con mucho sentimientos, con mucho dolor, necesitamos que nos regresen a nuestros familiares. Sí lo han hecho, (pero) no todo el tiempo se ha apoyado, no es total el apoyo más bien, esa cuentagotas y de repente se truncan las situaciones”, comentó Rocío, tía de uno de los desaparecidos.

Don Armando ha ido agarrando experiencia, lleva al menos tres años buscando a familiares de personas desaparecidas; es voluntario y familiar, y dijo que ha sido demasiada la indolencia del Gobierno del Estado: los abandonaron por mucho tiempo y hoy siente molestia y desconfianza de los gobiernos.

Comparte que las autoridades les han cumplido, y ahora que están en campaña, esperan compromisos; aunque sea que se vayan con ellos a buscar, pues en este caso las manos extras nunca sobran y sirven de mucho para abarcar un terreno más amplio.

“Tenemos aquí ya cuando es una fosa muy vieja, no salga el olor, pero cuando hay reciente la peste ya no la soportas aquí con la varilla, y son mínimo, si la entierras muchas vece; le hemos enterrado con tantito y por eso es cada lo más cerca que se pueda. Aquí es imposible, pero mira hasta ahí llega piso firme; ahí ya es por demás. No es problema, pero si le buscamos, mira por compactada, por compactada que esté, sigue, sigue (se hunde el machete)”, dijo respecto al proceso de búsqueda.

Mientras explicaba el procedimiento y cómo localizar una fosa clandestina, Don Armando pudo localizar una de las ocho narcofosas halladas en el Arroyo El Cajoncito. Lo que es para estas familias un poco de esperanza de reunirse con sus desaparecidos.

UN 10 DE MAYO SIN TI

Para algunas madres, este 10 de mayo será una fecha muy triste, alejadas de la fiesta y encerradas en un dolor que poco a poco acaba con sus vidas; con ese miedo, incertidumbre y zozobra recorren cada fin de semana kilómetros a pie, escarbando en busca de sus desaparecidos.

Algunas madres tienen un año con su familiar desaparecido, pero hay quienes llevan cinco, siete y hasta 12 años sin localizar a su hijo, un dolor difícil de interpretar.

Sin embargo, durante la primera de semana de mayo la esperanza llegó al hogar de muchas familias, pues tras el hallazgo de narcofosas en el Arroyo El Cajoncito, ubicaron al menos ocho fosas y estiman sean nueve cuerpos.

“Hemos andado recorriendo todo los lugares, todo, y no hemos encontrado; y ahorita, pues ya, mira: dimos, creo con el punto, no sé si estén todos aquí, porque son muchos los que están desaparecidos, son muchos. Entonces desde hace muchos años; por ejemplo, ellos, él, Gabriel, su mamá siete años; la otra compañera tiene seis años. Y yo me preocupa de que, por ejemplo, ahorita estamos encontrando y están todavía los puedes encontrar porque meten la varilla y todavía el olor, pues hace que uno busque; pero ya cuando ya son huesos y todo ya pasó el tiempo, ya es más difícil encontrar, y eso me preocupa a mí pues de que vaya va pasando el tiempo y que ya no encuentre yo a mi hijo. Yo siento que tal vez aquí va a estar mi hijo”, externó Elena, madre de un joven desaparecido.

Osamenta encontrada en una de las narcofosas, contaba con una lesión en el cráneo al parecer producto de un disparo de arma de fuego

Algunas madres caminan con el miedo a encontrarse a personas armadas, las personas que un día les arrebataron a sus hijos y que quizá se molesten porque están buscando a sus desaparecidos, pero lo único que piden es poder reencontrarse con ellos y acabar con la incertidumbre, con ese apretón que sienten en el pecho.

Durante este hallazgo de ocho fosas clandestinas, cada una de las personas en la búsqueda continúa escarbando con la esperanza de encontrar una luz que les devuelva un poco de tranquilidad, pero deben esperar el tiempo suficiente que la Procuraduría pueda procesar cada uno de los hallazgos.

“Todos mis sobrinos son como mis hijos, yo prácticamente los críe. De por sí fue muy doloroso, porque estábamos en el 23 de diciembre con el onomástico luctuoso de su papi, que en paz descanse; él fue víctima de la delincuencia, lo asaltaron cuando andaba trabajando y perdió la vida. Entonces estamos en ese revivir de sentimientos y todo cuando pues un día después pasa lo de él”, recordó Rocío.

Lo cierto es que este 10 de mayo no es para nada lo que se imaginaron vivir en algún momento; a la hora del hallazgo, la esperanza brillaba en los ojos de todas las mamás, con esa esperanza de reencontrarse y por lo menos darles cristiana sepultura.

“Pues es venir y agarrar uno la pala y andar con la varilla picando la tierra, para pues implica de que uno quiere también; uno quiere encontrar a su familiar y pues mira ahorita gracias a Dios ya encontramos aquí, porque hemos batallado. Yo de los tres años he andado en Los Cabos, para el valle… donde vaya el grupo de búsqueda ahí voy; yo no fallo, yo ahí andamos mi compañera también, pues implica también dejar a su otro familiar ahí también solo. Lo bueno que mi pareja me entiende, verdad, porque no es el papá de mis hijos, pero me entiende y me apoya”, afirmó la señora Elena.

“Para mí y comentarios de las compañeras, ya no es lo mismo pasar un día 10 de mayo porque nos hace falta algo; no es lo mismo pasar un cumpleaños, ya sea de nosotros o del hijo que está desaparecido, en Navidad, Año Nuevo… ya nada de eso”, añadió Martha. 

El terreno es bastante complicado, y las madres buscadoras deben caminar kilómetros para buscar prácticamente una aguja en un pajar; deben dejarse guiar por corazonadas y pistas que les brindan detalles a medias, y aunado a esto, el terreno es bastante complicado.

“Es muy difícil, más aquí en la zona de Baja California Sur; de hecho han venido compañeros de Ensenada, de Tijuana, de Sonora, a ayudarnos en las búsquedas aquí en Baja California Sur, y hasta ellos mismos nos dicen que el tipo de suelo que tenemos aquí es muy difícil para la localización de fosas clandestinas. Y ha sido muy difícil, más en La Paz, en Los Cabos y la zona norte; Comondú ha sido un poco más fácil, se puede decir por llamadas anónimas, pero el tipo de suelo es muy diferente, cambia mucho”, finalizó Iris Manríquez.

Previous article

Autor(a)

Antonio Cervantes
Antonio Cervantes
Antonio Cervantes Antonio Cervantes Antonio T 42 antonio@zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas