14.5 C
Tijuana
martes, mayo 28, 2024
Publicidad

Choque por construcción de Academia de Policía

El proyecto de la Policía Municipal de Mexicali para la construcción de una Academia de capacitación y certificación de los cuerpos de seguridad del municipio, se ha convertido en un nuevo enfrentamiento político entre dicha corporación y la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Baja California, ente encargado en el diseño de las políticas públicas y operativas en la materia.


Publicidad


Lo que no se ha dicho es que, de manera paralela, la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Comisión Estatal del Sistema Penitenciario del Estado (CESISPE) hicieron lo propio y están aprobadas según el Listado de Instancias de Profesionalización en Seguridad Pública Registradas publicado en el Diario Oficial de la Federación el 18 de enero de 2024.

Con ese aval, las tres instituciones de seguridad pública y procuración de justicia cuentan con elementos suficientes para iniciar operaciones este año en la formación de agentes, pues cumplieron con todos los requisitos, o al menos se encuentran en proceso de cumplimiento de los últimos detalles.

Este proyecto desafía por completo el planteamiento de seguridad pública implementado en 2009, cuando el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa emprendió un esquema de seguridad que pretendía homologar criterios para el adiestramiento y capacitación policial en todo el país mediante una currícula y una serie de requisitos implementados por el Gobierno Federal, pero ejecutados por las entidades federativas.


Publicidad

 


Su objetivo era poner orden en el adiestramiento policial, pues cada municipio definía sus criterios de formación. En ese entonces se reconocía que la profesionalización policial debía ser unificada en tanto se brindaban los resultados esperados; como una medida temporal se planteó la intervención del Ejército a las labores de seguridad.

Pese a que es poco común a nivel nacional, esto no quiere decir que no existan academias de formación policías municipales en ciudades de tres estados: Nuevo León, Chihuahua y Puebla, donde se cuenta con instituciones locales de seguridad pública que brindan formación inicial.

El hecho que en Baja California, el Ayuntamiento de Mexicali haya iniciado el procedimiento para operar su propia Academia de Policía y generar 200 elementos al año, ha inconformado al secretario de Seguridad Ciudadana, General Leopoldo Tizoc Aguilar Durán, quien ha sido reiterativo en declaraciones públicas en torno a que la única academia que cumple con todos los requisitos para la capacitación de formación inicial es el Instituto de Estudios de Formación Interdisciplinaria, que está bajo su tutela y se ubica en Tecate, con capacidad máxima para formar 500 elementos de las diez corporaciones de seguridad por año; mientras que en Ciudad de México, Estado de México y Nuevo León, egresan entre mil y 2 mil cadetes.

Norma Bustamante, Presidenta Municipal de Mexicali

La polémica sobre la reapertura de la academia de Mexicali arreció luego que la alcaldesa Norma Alicia Bustamante Martínez refirió en una entrevista para ZETA que ese proyecto sería parte de su legado, pues antes de concluir su gestión arrancaría operaciones.


LA ACADEMIA DE MEXICALI

En 1978, cuando el presidente municipal en turno era Francisco Santana, la Capital bajacaliforniana reconoció la necesidad de colocar un centro de adiestramiento policial que tuviera la capacidad de formar el trabajo operativo de un agente municipal, para lo cual inició con las gestiones en un terreno ubicado en la colonia Zacatecas con el objetivo de construir allí los cimientos de la que sería la nueva Academia de la Policía Municipal.

En la página del Ayuntamiento de Mexicali existe confusión sobre la fundación, pues en una parte indica que la gestión corrió por cuenta de Eduardo Martínez Palomera, pero en otra lo adjudican al periodo de Santana.

La edificación se encuentra sobre un terreno ubicado junto a un campo deportivo sobre Avenida Zacatecas en la colonia del mismo nombre, muy cerca del Centro Cívico de Mexicali. La mayor parte es una unidad deportiva y sólo una pequeña explanada para rendir honores, tres aulas y una oficina, conforman el centro de capacitación policial.

Hasta 2010, la Academia de la Policía Municipal capacitó a más de 30 generaciones de agentes, muchos de los cuales permanecen en la corporación.

Con la reforma implementada en 2009 por el entonces Presidente de México, Felipe Calderón, y la conformación de la nueva Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se establecieron acreditaciones para que todos los policías del país tuvieran la misma formación, y ante la necesidad del cumplimiento de 13 requisitos de infraestructura y operatividad, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) priorizó cargar la responsabilidad a las entidades federativas.

Fue así como la Secretaría de Seguridad Pública concentró la responsabilidad de formación policial a partir de 2010, cuando su titular era Daniel de la Rosa Anaya, por lo cual era requesito que todos los aspirantes acudieran a un internamiento de seis meses en las instalaciones de la academia policial en El Hongo (Tecate), institución que opera desde 1999.

A partir de la reforma de Calderón, durante los últimos 14 años, la formación policial ha sido absolutamente responsabilidad de la Secretaría, y todas las fuentes consultadas por ZETA consideran que los resultados de dicha academia han sido positivos. Sin embargo, coinciden que ante las condiciones actuales de inseguridad y violencia, es necesario incrementar el número de agentes, lo cual requiere otro tipo de medidas.

Para Ángel Zaizar Prado, presidente del Comité Ciudadano de Seguridad Pública (CCSP), al no generar condiciones para la ampliación de la Academia de Seguridad Pública de Tecate, se respalda la intención del Ayuntamiento de Mexicali de operar un instituto propio.

Marco Antonio Carrillo Maza, ex director de la Policía Municipal de Mexicali, aseguró que si bien es una propuesta interesante, a su juicio no se cuenta con las capacidades para que un proyecto de esta naturaleza se lleve a cabo en las instalaciones de la colonia Zacatecas, pues es muy pequeño y la mayor parte del lugar es propiedad de la comunidad, como la unidad deportiva.

Hasta 2023, la Academia de la Policía Municipal de Mexicali cumplía con las acreditaciones necesarias para ser Nivel C, que es exclusivamente para capacitación continua, pero desde enero de 2024 pasó a Nivel A, de formación inicial, según se confirma en el listado del SESNSP, donde se cuenta con 91 unidades educativas, de las cuales 41 son Nivel A.

LOS 13 REQUISITOS

Cuando al General Leopoldo Tizoc Aguilar Durán se le pregunta sobre la posibilidad de la academia municipal, refiere que sus instalaciones carecen de infraestructura y permisos para ser considerada una institución Nivel A para formación policial, no se opone abiertamente, insiste en que no están preparados.

La Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Título Tercero, Capítulo III) refiere que una Academia o Instituto “es el espacio responsable de la formación inicial y continua de los elementos en activo de las instituciones de seguridad pública, conforme al Programa Rector de Profesionalización”.

El documento rector del diseño de las políticas de seguridad en el país, anota que “cada entidad federativa cuente con al menos una Academia o Instituto con las capacidades mínimas conforme a los siguientes 13 rubros de equipamiento e infraestructura”. 

Los requisitos son:

1. Aulas suficientes para la matrícula 

2. Aula de cómputo 

3. Sala de Juicios Orales 

4. Comedor 

5. Cocina 

6. Dormitorios suficientes para alumnos de pernocta 

7. Pista de prueba física o pista del infante 

8. Sala con equipo audiovisual 

9. Servicio médico 

10. Stand de tiro 

11. Área de entrenamiento 

12. Explanada o pista de práctica vehicular estándar

13.- Plantilla de instructores y docentes.

Todas sus instalaciones deben ser propias.

Según el Diagnóstico Nacional sobre las Policías Preventivas de las Entidades Federativas, signado en 2018, de las 45 academias o institutos (o planteles) existentes, sólo 10 cumplen con los 13 rubros mínimos; Baja California es uno de los pocos estados que -hasta ahora- cumplen con todas las especificaciones.

Para el General Aguilar Durán es claro que la dependencia municipal no cuenta con estos puntos, principalmente con el campo de tiro, dormitorios y la explanada de práctica vehícular.

Por su parte, Ángel Zaizar Prado aseveró que durante la gestión del General Gilberto Landeros Briceño, tanto él como Pedro Mendívil García, director de la Policía mexicalense, plantearon la posibilidad de habilitar la Academia de Policía para aumentar la capacidad de egresos.  Insiste que durante esa gestión hubo entendimiento y acuerdo, siempre y cuando se cumpliera con la Ley. Sin embargo, al arribo de Aguilar Durán cerró la puerta a esta posibilidad.

Existen dos maneras de cumplir con los requisitos para una academia policial. La primera es que la Secretaría de Seguridad del Estado otorgue la venia para abrir una filial en Mexicali, con el mismo esquema y determinaciones de la dependencia estatal; tal esquema es utilizado en entidades como Estado de México, principalmente por las condiciones geográficas y poblacionales, pero al Ayuntamiento de Mexicali le fue negada su petición de abrir una filial para preparar a sus agentes policiales.

Por ello, iniciaron trámites directamente con la Secretaría de Gobernación, segunda vía para operar una Academia de Policía.

Durante el proceso de cumplimiento de requisitos, el Ayuntamiento de Mexicali gestionó dos donaciones sustanciales para cumplir con algunos lineamientos: para el área de dormitorios, Eduardo Torres, vicepresidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Mexicali, donó dos trailas con literas, y Raúl Vázquez Krauss, de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), construyó una cocina.  También han adquirido computadoras y habilitado una sala audiovisual.

Respecto a la certificación de sus instructores, la corporación municipal cuenta con 16 que cumplen con todas las acreditaciones, que incluso comisiona a la Academia de Tecate para prestar sus servicios.

En esas condiciones, el Secretariado de Seguridad realizó una inspección a las condiciones de la Academia en Mexicali; corrió a cargo de Clara Luz Flores Carrales, ex alcaldesa de Escobedo, Nuevo León -primer municipio en tener una Academia de Policía independiente en 2020-, y esta otorgó el permiso al Ayuntamiento de Mexicali con la condición de que en un periodo de 90 días habilitaran un campo de tiro.

Durante la inspección de Flores Carrales, también acreditó la academia de la FGE en Tecate -ubicada a un costado de la Academia de la Secretaría de Seguridad Ciudadana- y la del Sistema Penitenciario en Mexicali.

Respecto al campo de tiro en Mexicali, la Dirección de Seguridad Pública había utilizado para esas prácticas un terreno de la Comisión Nacional del Agua en el parque lagunar al Sur de la ciudad, sin embargo, cuando se verificó que no contaban con permisos para utilizar esa propiedad, lo abandonaron y realizaron convenios con campos de tiro particulares.

Para cumplir con el requisito de la Secretaría de Gobernación (Segob), el Ayuntamiento de Mexicali deberá adquirir un predio y habilitarlo como campo de tiro, dado que el requisito indica que todas las instalaciones deben ser propias. Del plazo de 90 días que establecieron para cumplir con este apartado, han transcurrido 30.

Zaizar Prado comentó que los requisitos para recibir los permisos de la academia deben cumplir con todos los lineamientos, pero en ninguna parte establece que deben ubicarse en un solo lugar, por lo que sugiere, el campo de tiro podría ubicarse en otra instalación.

De hecho, el planteamiento que se hizo al Gobierno Federal fue que si bien en la academia de la colonia Zacatecas no cabe gran parte de la infraestructura, el Ayuntamiento sí cuenta con capacidad para ello en otros puntos. Fue así como ofrecieron las instalaciones del estacionamiento del Centro de Espectáculos FEX como explanada para el entrenamiento vehicular e iniciaron las gestiones administrativas para construir un campo de tiro en un terreno municipal en el Kilómetro 25 de la carretera Mexicali-San Felipe, donde anteriormente se planteó construir un cementerio. 

Con 130 mil metros cuadrados, ese predio no sólo albergaría el campo de tiro, sino a largo plazo, las nuevas instalaciones de la Academia de la Policía Municipal, donde sí contarían con toda la infraestructura requerida en un solo lugar, incluso otros espacios para ejercicios como rappel y campos deportivos. Para el mantenimiento y operación, se proyectará en el presupuesto un recurso de 30 millones de pesos anuales.

Para la ejecución del proyecto se ha establecido un presupuesto de 90 millones de pesos, provenientes de ingresos propios. Antes de que ello suceda, si el Ayuntamiento cumple en los siguientes 60 días con la habilitación de un campo de tiro propio autorizado por la Secretaría de la Defensa Nacional, para agosto de 2024 emitiría su primera convocatoria para la formación inicial de agentes. Aunque no sería del todo autónoma a la Academia de la Secretaría de Seguridad estatal, pues el Artículo 47 de la Ley Federal del Sistema Nacional de Seguridad Pública determina que “Federación y las entidades federativas establecerán y operarán Academias e Institutos que serán responsables de aplicar los Programas Rectores de Profesionalización”.

La academia estatal

Las instalaciones del Instituto de Capacitación de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Baja California, superan por mucho la poca infraestructura del Ayuntamiento de Mexicali, incluso de otros estados de la República, pues cuenta con 18 aulas, plantilla de 30 instructores y docentes (varios de ellos comisionados por las corporaciones de seguridad local), dos aulas de cómputo, Sala de Juicios Orales con capacidad de 25 personas, un comedor para  200 personas, además de todos los aditamentos para el campo de tiro y campo de manejo; a lo que se le suma un laboratorio de criminalística, un consultorio de psicología, salas de tiro virtual, sala de conducción virtual, gimnasio, áreas deportivas, un ring de box para prácticas, entre otras que superan las exigencias del Gobierno Federal.

Buscar mecanismos para que agentes permanezcan en la corporación: Carrillo Maza

La mayoría de las corporaciones del país cuenta con un número de agentes inferior al mínimo requerido para un funcionamiento óptimo para la prevención y procuración de justicia, pero Baja California es una de las entidades con los números más complejos.

Marco Carrillo Maza, ex director de la Policía Municipal de Mexicali, considera que si bien una academia propia es un proyecto interesante, uno de los grandes conflictos para habilitar los espacios es que el Centro Estatal de Control y Confianza (C3) no acredite a los agentes necesarios.

Por semestre, poco más de 300 agentes desean formar parte de la Policía Municipal, pero ha habido generaciones en las que sólo el 10 por ciento de los aspirantes cumplen con los requisitos para su ingreso.

Carrillo Maza comentó que, durante su gestión, cada año egresaban 100 agentes, pero otros 100 dejaban su trabajo por concepto de jubilaciones o cualquier otro factor. Actualmente un aproximado a 200 policías salen de la corporación al año; así, de los mil 970 que se tenían en 2021, ahora son poco más de mil 700.

Para el ex jefe policíaco y académico, en lugar de buscar habilitar una nueva academia, sería más productivo y menos costoso encontrar mecanismos para que los agentes permanezcan en las filas de la corporación.

Información oficial del Ayuntamiento de Mexicali refiere que el 34% de los policías de Mexicali alcanzan los 50 años de edad, por lo que estarán próximos a jubilarse, lo cual incrementará el déficit de agentes.

Egresarían más agentes si otorgaran más presupuesto

En entrevista para ZETA, el director de la academia de Tecate, Capitán Carlos Jesús Carmona Suárez, comentó que la dependencia atiende las necesidades y la capacidad que se tiene, pero reconoció que pudieran egresar hasta a 350 agentes por semestre si se contara con el respaldo presupuestal y de espacios necesarios. 

“Hay que considerar, sí, el presupuesto, pero también los espacios, porque independientemente que tenemos capacidad para alojarlos, hay que tomar en cuenta las aulas, los espacios de capacitación y adiestramiento. Entonces, pudiera incrementar el número, posiblemente, pero sí se requiere apoyo y recursos presupuestales. Creo que no se ha diseñado con más dadas las condiciones que existen, y también con el reclutamiento”, opinó.

Además, cada semestre, de acuerdo a Carmona, hay una deserción aproximada al 5 por ciento.

Respecto a la posibilidad que el Ayuntamiento de Mexicali tenga su propia academia, “todas las instituciones, todas las corporaciones, tienen esas capacidades o posibilidades de hacerla, obviamente se requiere cumplir con los lineamientos, tener las instalaciones suficientes que ya están definidas; no es una cuestión del Estado, sino de las instancias federales, que son las que aprueban y supervisan todo eso, mientras tengan las áreas, lo pueden hacer, es lo recomendable”, externó.

En la actual situación, los agentes de todas las corporaciones se conocen, lo cual sirve para ofrecer un sentido de compañerismo cuando se encuentran en las calles patrullando o atendiendo una emergencia.

Desde 2004, la Policía Municipal de Mexicali había mantenido -aproximadamente- el mismo número de agentes, pero por primera vez, durante esta administración, se ha tenido un mayor número de jubilaciones y renuncias.

Autor(a)

Eduardo Villa
Eduardo Villa
Periodista desde 2011 y corresponsal en Mexicali del Semanario Zeta. Participante del Border Hub del International Center for Journalists y coautor del libro “Periodismo de Investigación en el ámbito local: transparencia, Acceso a la Información y Libertad de Expresión”
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas