15.4 C
Tijuana
lunes, mayo 6, 2024
Publicidad

Y ahora esperar 28 años

Miles de turistas nacionales y extranjeros viajaron a los estados de Sinaloa, Durango y Coahuila sólo para ver el eclipse total de Sol, el pasado 8 de abril, el cual no va a volver a ocurrir hasta dentro 28 años.

Cristina Ruiz dijo a ZETA que visitó Mazatlán, en donde el ambiente en la ciudad era de fiesta durante el fin de semana previo.


Publicidad


“Desde el sábado ya había muchísima gente; había personal de la NASA en una de las plazas, estaban enseñando rocas lunares y entregando lentes. La gente estaba muy emocionada tocando la piedra y haciendo preguntas… La playa estaba súper llena de gente de muchos lugares, muchos comerciantes, mucha comida y mucha banda”, describió Cristina.

Aunque a ella le tocó convivir con gente del Estado de México y de la Ciudad de México, que al igual que ella y su marido, sólo fueron a ver el eclipse, en realidad había visitantes de Francia y de Estados Unidos, a simple vista.

Misma situación ocurrió en Torreón, Coahuila, donde desde diciembre de 2023 la ocupación hotelera ya estaba casi al 100 por ciento en reservaciones para esta fecha.


Publicidad

 


Fernando Ávila Castro, representante del Observatorio Astronómico Nacional del Instituto de Astronomía de la UNAM, comentó a ZETA que este fenómeno también se vio en algunos estados de Estados Unidos, como Texas, Arkansas, Indiana, así como algunos poblados de Canadá.

Sin embargo, fue en México su mayor presencia, por la condición climática desértica que presentaban Sinaloa, Durango y Coahuila, razón por la que la base estuvo en el Planetarium, en Torreón.

Ávila Castro recalcó que el interés que despertó el pasado eclipse fue incluso mayor que el ocurrido en 1991, donde muchas personas pudieron verlo a través de un televisor; mientras que ahora no sólo fue un hito científico, sino que atrajo turismo y derrama económica.

Edyra Spriella, originaria de Matamoros Tamaulipas, viajó con su hija a San Juan Del Río, Durango, a ver el acontecimiento frente a la casa de Doroteo Arango, mejor conocido como “Pancho Villa”.

“En la bitácora pude ver gente, obviamente, de Durango, de Hermosillo -Sonora-, de Rusia, de China, de Estados Unidos, de Alemania; sólo nosotras íbamos de Tamaulipas”, recordó.

En el momento máximo del eclipse, todo se oscureció.

Fernando Ávila Castro destacó que el próximo eclipse total de Sol en México será en marzo de 2052, y será visible en Puerto Vallarta, Jalisco y Zacatecas, y es probable que una vez más en Durango y Coahuila; mientras que el siguiente anular será en el 2056.

Para Ávila Castro, este eclipse total de Sol marca un punto en la historia de la astronomía, al atraer a tanta gente alrededor de un hecho astronómico, ya que con las redes sociales este interés se incrementó.

El Comité Eclipses México seguirá trabajando en las próximas semanas para analizar los resultados cualitativos y cuantitativos del eclipse del 8 de abril, y a partir de ahí decidir de qué manera se continuará trabajando.

Autor(a)

Ángela Torres Lozano
Ángela Torres Lozano
Soy licenciada en Comunicación por UABC, periodista desde 2008, reportera en ZETA de temas generales y especializada en periodismo de ciencia y salud, también soy miembro de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia desde 2017.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas