22.8 C
Tijuana
martes, abril 9, 2024
Publicidad

Policías asesinos

De acuerdo a indagatorias, videos y cateos, a Josué Ramírez Canales, agente de la Policía Municipal de Tijuana, lo asesinaron dos de sus compañeros de la corporación.

A las 12:40 horas del jueves 18 de enero de 2024, el agente, que no estaba de servicio en ese momento, fue atacado cuando caminaba en ropa deportiva junto con su esposa frente al negocio Pelayo Línea Blanca, situado en Calle Libramiento de la colonia Cuartel Quinto Batallón, frente al Swap Meet Fundadores.


Publicidad


Testigos declararon que el asesino llegó caminando y disparó a Ramírez por la espalda a la cabeza; vestía prendas de color verde y huyó apoyado por un cómplice en una camioneta Liberty color gris con rumbo al Bulevar Cuauhtémoc. La víctima fue trasladada al Issstecali, donde falleció.

Josué Ramírez era un elemento activo de 39 años con 18 de servicio en la corporación; hasta antes de su deceso, era escolta del jefe de Distrito en la delegación Presa Rural. Es el décimo agente asesinado en la administración de la alcaldesa morenista Montserrat Caballero.

Hace poco más de 14 años, Ramírez Canales fue incluido en un controvertido expediente de corrupción policiaca en el que intervino la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). El sábado 7 de noviembre de 2009, tres policías municipales de Tijuana fueron detenidos: el oficial Luis Nevárez Amaro y los hermanos Juan Carlos y Josué Ramírez Canales, hijos de José Luis Ramírez Pineda, detenido el 11 de noviembre de 2008. Posteriormente, todos serían liberados en diferentes periodos y reinstalados.


Publicidad

 


Aquel 2009, a Josué Ramírez lo capturaron luego que presuntamente fuera señalado por el criminal Edgar Zúñiga Nuño alias El Mono de tener nexos con el crimen organizado, de servir al Cártel Arellano Félix y haber participado en la planeación del intento de homicidio en contra del Teniente Julián Leyzaola, que se perpetraría el 1 de noviembre de ese año y que autoridades evitaron mediante un operativo ejecutado el 31 de octubre, en el que detuvieron a once criminales tras un enfrentamiento -vestidos de soldados en carros militares apócrifos- mientras esperaban la orden para salir a la calle a cometer el crimen.

En la audiencia encabezada en noviembre de 2009 por Blanca Messina Nevárez en Washington ante la CIDH, en representación de los familiares de los 25 policías de Tijuana que denunciaron ser víctimas de tortura a manos de militares para que se desistieran de las denuncias que habían interpuesto, también denunciaron que los hermanos Ramírez habían recibido una golpiza.

Posterior a su liberación y reinstalación, no se volvió a publicar información de Ramírez Canales hasta el día que le quitaron la vida y se inició el expediente de homicidio

0204.2024-02813.

La siguiente noticia se conoció cuando su compañero policía municipal, Jesús Gerardo Madrid Torres la Morsa, de 40 años (Se presume inocente, mientras no se declare su responsabilidad por la autoridad judicial. Art.13, CNPP), fue detenido con un vehículo Toyota Sienna modelo 2006, placas 6VLW834 y serie 5DTZA23C365460748, auto que fue identificados como participante en el operativo homicida contra Ramírez.

A Madrid lo aprehendieron otros policías municipales a las 02:46 horas del 14 de febrero en Calle Miguel F Martínez y Baja California, Zona Norte de Tijuana.

En el parte informativo narraron:

“Sobre recorrido se aborda un vehículo con una persona abordo el cual estaba haciendo maniobras en el volante y al abordarlo e indicándole el motivo de la intervención y al hacerle una revisión ocular se le aprecia un arma de fuego entre las piernas siendo un arma de fuego tipo pistola color negra Glock 19. Marca Austria 9×19. Sin serie visible, con un cargador marca Glock made in Austria con 10 cartuchos útiles indicando que era para su protección y la de su familia, ya que anteriormente se quisieron meter a su domicilio”.

Madrid Torres fue puesto a disposición de la delegación de la Fiscalía General de la República (FGR) por la posesión de la “pistola calibre 9 MM, Marca Glock, con 10 cartuchos útiles”, donde el Ministerio Público solicitó su prisión preventiva y está detenido bajo proceso.

Al recibir el reporte de la captura, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que le ejecutarán en prisión la orden de aprehensión en su contra por el homicidio de su compañero.

De acuerdo a los resultados de la investigación, dos policías participaron en el asesinato Josué Ramírez. La identidad del segundo participante fue revelada por elementos de la Mesa de Coordinación por la Paz y Seguridad del Estado: Martín Sotelo Jiménez, adscrito al Distrito Dentro en la sección de patrullas, quien ha recibido incapacidades médicas subsecuentes desde el año pasado en el hospital de Issstecali, las cuales le son entregadas por la doctora Selene Petris.

Jesús Gerardo Madrid Torres, “La Morsa”, policía de Tijuana /Martín Sotelo Jiménez, policía de Tijuana

Las dos órdenes de aprehensión fueron concedidas luego que el Ministerio Público integrara una serie de videos de cámaras de videovigilancia, además de la información de armas y droga encontrada en domicilios relacionados con los policías que fueron cateados.

“Nosotros creemos que están involucrados en más homicidios, incluidos otros policías”, informaron desde la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal de Tijuana, en tanto, desde la FGE se confirmó: “Esas carpetas apenas se están integrando”.

Información del posible móvil del homicidio fue proporcionada a ZETA de manera extraoficial: “Los datos encontrados indican que ninguno andaba bien, tanto la víctima como los victimarios pertenecían a la misma célula delictiva (Se presume inocente, mientras no se declare su responsabilidad por la autoridad judicial. Art.13, CNPP), con operatividad desde la colonia Obrera hasta la Zona Norte de Tijuana y por alguna razón salieron mal”.

AGENTE, UNO DE LOS HOMICIDAS DE ACTIVISTA BUSCADORA

Angelita Meraz León, presidenta del colectivo de búsqueda Unión y Fuerza por Nuestros Desaparecidos Tecate BC fue asesinada el 8 de febrero, pero los homicidas intentaron matarla un día antes. 

Autoridades en la Mesa de Seguridad lo concluyeron al análisis de imágenes que quedaron grabadas en cámaras de videovigilancia. De entrada, la mujer que sirvió de halcón para ubicar a la víctima, fue identificada como Mirna Yadira Aguilar, quien se presume inocente.

El 5 de marzo en conferencia, María Elena Andrade, titular de la FGE, confirmó la captura e informó que Aguilar fue vinculada a proceso como participante y cómplice del asesinato de la activista.

Destacó la participación de los parientes de Angelita, reconociendo que a través de ellos han podido avanzar en la investigación; también dijo que las familias de la víctima y sus atacantes se conocen.

Las imágenes de vigilancia revelan que, en vísperas del ataque homicida, Mirna fue dos veces al salón de belleza propiedad de Angelita, ubicado en la colonia Loma Alta en Tecate, para corroborar si la dueña estaba presente.

La primera vez fue el miércoles 7 de febrero, pero no la encontró, lo que sí sucedió en el segundo intento, alrededor de las 14:00 horas del jueves 8. El día del crimen, Mirna se estacionó frente al local y entró, revisó algunos artículos y se metió lo suficiente al local para poder ver al fondo, la zona del área de masajes, donde se dio cuenta que la víctima sí estaba.

Salió y, con las luces, dio una señal a los hombres que estaban en el vehículo Audi color negro, placas 31B2Z6 del Estado de California, en la cuadra de frente a ella y se retiró. El lugar que dejó vacío fue ocupado por los asesinos del auto después que dieron una vuelta.

De acuerdo a datos en posesión de las autoridades, el carro que llevaba el matón era conducido por el hermano de Mirna, el policía municipal Julio Aguilar Hinojosa, quien aparentemente lo había conseguido para el delito.

El homicida masculino bajó del Audi, ingresó al negocio perteneciente a la activista y sin mediar palabra detonó su arma en diversas ocasiones, para después darse a la fuga con apoyo del policía, en el carro que después fue localizado incendiándose sobre la calle Culiacán, a un kilómetro de la escena del crimen.

A partir del día del asesinato, el agente Aguilar dejó de presentarse a laborar y se encuentra prófugo.

Meses antes de su muerte, Ángela Meraz fue amenazada a través de la página de Facebook Tecate sin Lacras, administrada por integrantes del grupo criminal Cártel de Sinaloa, conforme a versiones de la Mesa de Seguridad. El 10 de febrero, dos días después del asesinato, apareció una narcomanta responsabilizando al CDS de la muerte de la activista.

Policía participó en homicidio de activista Angelita Meraz, Foto: Cortesía

Mencionaba a criminales y terminaba con el texto “Y AHORA MATANDO AL ACTIVISTA QUE FUE AMENAZADA POR GENTE DEL SALOMON YA QUE ESTABA ENCONTRANDO TODA LA GENTE QUE DESAPARECEN LACRAS TODO AQUEL QUE APOYE A ESTOS PENDEJOS MATA INOCENTES VA A CHINGAR A SU MADRE ATT “SONRIX” Y EL “PAQUILLÓ” O 41 OPERATIVA.TECATE ES DE LOS ARELLANO FÉLIX” y “APACHE TECATE ES DEL CARTEL ARELLANO FÉLIX”.

MUNICIPAL AMENAZA Y SE DICE SERVIDOR DEL MORENO

De regreso en Tijuana, el oficial Paulino Carmona Chávez, de 45 años, fue detenido la semana pasada por posesión de arma y hacer disparos al aire en la intersección de Bulevar Díaz Ordaz, entre Magnolias y Gardenias del fraccionamiento Del Prado.

Estaba acompañado de una mujer de 41 años y dos jóvenes de 18 años, iban a bordo de un vehículo tipo pick-up color gris marca Ford F150 modelo 2017 sin placas, el cual les fue asegurado al igual que una pistola marca Ruger color negro sin número de serie, calibre 9 milímetros, con un cartucho útil en la recámara y dos cargadores abastecidos.

Paulino Carmona Chávez, policía de Tijuana, Foto: Cortesía

“Al encontrarse sobre recorrido de vigilancia, agentes del sector escucharon diversas detonaciones de arma de fuego y se percataron que provenían de un vehículo tipo pick-up color gris sin placas de circulación, mismo que era conducido con notorio exceso de velocidad por lo que con torretas y sirena le marcan el alto”, informaron los agentes aprehensores.

“En el porta vasos del vehículo a simple vista se aprecia un arma de fuego, por lo que con comandos verbales se les ordena a los ocupantes descender del vehículo siendo asegurados

Al ser detenido, Carmona se identificó como policía municipal activo, comisionado en la sección de conducción de reos”.

ZETA fue informado que antes de ser asignado a Puntos Fijos, este agente fue removido de las delegaciones en Santa Fe, La Mesa y Playas de Tijuana. Sus compañeros informaron que en cada uno de esos lugares amenazó a otros policías después de hacer operativos. Presentándose como operador del Moreno del Cártel de Sinaloa de los hermanos Alfonso y René Arzate, presunto responsable de los ataques a los policías relacionados con el robo de drogas el 17 de noviembre de 2023, en la Privada Altitud 58 en Tijuana.

Después del domingo 3 de diciembre, cuando se reveló en redes sociales el contenido de la llamada telefónica amenazante entre el mencionado criminal y el agente Hugo Alejandro Murúa Rico, presuntamente implicado en el robo, su amenaza permanente ha sido “vas a recibir una llamadita como Murúa”.

Sin embargo, no han reunido elementos suficientes para una acusación formal.

“Por orden de un juez, el Ayuntamiento anterior aceptó la reincorporación de 17 policías que habían sido retirados del servicio por perdida de confianza, no les podían pagar y los regresaron. Y ahora nos están dando problemas a nosotros”, manifestaron desde la Secretaría de Seguridad municipal.

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas