19.6 C
Tijuana
lunes, mayo 6, 2024
Publicidad

Microsismos y ‘huachicol’, causas del agua contaminada en CDMX: AMLO; Ejército aplica Plan DN-III

Martí Batres Guadarrama, titular de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, informó, el 10 de abril de 2024, que su Administración identificó el punto donde se originó la problemática por el agua contaminada en la alcaldía Benito Juárez,

Elementos del Ejército mexicano instalaron dos plantas potabilizadoras en el Parque San Lorenzo, en la alcaldía Benito Juárez, de la Ciudad de México, como parte del Plan DN-III, en el auxilio de la población de dicho territorio, ante la supuesta problemática de agua contaminada, lo cual fue denunciado por vecinos de varias colonias de dicho territorio, quienes incluso acusaron afectaciones en su salud.


Publicidad


Dichas plantas tienen la capacidad de purificar o potabilizar hasta 5 mil litros de agua cada hora, lo que permitirá a los habitantes que acudan con sus garrafones y adquieran el agua sin tener que pagarla. Debido al supuesto problema del agua contaminada, habitantes de varias colonias de la alcaldía Benito Juárez mantenían un bloqueo en avenida Insurgentes Sur, al cruce con Xola, para exigir que se resolviera la situación.

Más temprano, durante su conferencia de prensa matutina -llevada a cabo desde el Salón Tesorería del Palacio Nacional-, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que la empresa paraestatal Petróleos Mexicanos (PEMEX), colaboraba con el Gobierno de la Ciudad de México -encabezada por Martí Batres Guadarrama-, en determinar las causas de la contaminación del líquido.

“Se está haciendo la investigación, lo primero en estos casos es la protección a la población civil, que no vaya a presentarse una explosión por lo que haya en el drenaje en estos pozos hidrocarburo. Eso es lo primero. La Ciudad de México ha estado atenta y hay técnicos de Pemex investigando las causas”, indicó el mandatario nacional.


Publicidad

 


Asimismo, el político tabasqueño destacó que se estaban revisando todas las instalaciones subterráneas de PEMEX en la zona, midiendo la presión del ducto para descartar una fuga, y que aún se desconocía la sustancia específica que contaminó el pozo.

“Se llegó al pozo donde sí hay estas sustancias químicas, pero no se conoce todavía. Yo creo que ya el día de hoy se va a tener más información de lo que contamina el pozo. Hay algunas empresas que se clausuraron y se está revisando un ducto que está como a 500 metros; además, se están revisando todas las instalaciones subterráneas de PEMEX”, detalló el titular del Poder Ejecutivo Federal.

“No se ha encontrado que haya una fuga, pero se está actuando de manera muy responsable. Se está midiendo la presión del ducto para ver si hay fuga, porque en esa zona hubo una especie de temblores, o temblores que pudieron haber afectado un ducto o una toma clandestina. Hasta ahora, no hay nada de eso; se están haciendo los estudios, estamos pendientes”, dijo el presidente.

“Pero también es natural; estamos en temporada de calor [de campañas], y se aprovechan: ahí van. Es lamentable, pero así es y esto suele pasar en todo el mundo cuando hay temporadas de calor. En Estados Unidos es exactamente lo mismo”, expresó López Obrador, quien descartó que se tratara de un sabotaje, aunque reconoció que podría haber intenciones de manipular el caso con fines electorales.

“Hay quienes hablan de que pudo haber intención de tirar combustible en el pozo; no hay elementos para eso. No va a haber ningún problema y [se va a] resolver el problema de los vecinos, protegerlos y resolver el problema; y no [debemos] extrañarnos de que haya manipulación. Porque, si la hay desde tiempos normales, ¿cómo no la va a haber ahora?”, añadió el mandatario nacional.

Por su parte, el titular de la Jefatura de Gobierno de la capital de la República dijo que no había certeza sobre cómo se contaminó el agua de al menos ocho colonias de la alcaldía Benito Juárez. “Hay hipótesis variadas”, mencionó, sin especificar cuáles eran.

Durante una conferencia de prensa, Bartes Guadarrama defendió las acciones gubernamentales y mostró videos de personas agradeciendo la atención recibida. Afirmó que su Administración había manejado el tema de manera independiente.

El jefe de Gobierno capitalino también reafirmó la decisión de clausurar el pozo Alfonso XIII y reiteró que esa fue la fuente del agua contaminada. Aunque no especificó la sustancia, insistió en que pertenecía a la familia de los aceites y lubricantes.

CLAUSURAN POZO DE AGUA EN CDMX, DONDE PRESUNTAMENTE SE ORIGINÓ CONTAMINACIÓN DEL LÍQUIDO

El 8 de abril de 2024, Batres Guadarrama confirmó la presencia en el agua surtida a las colonias San Juan, Nochebuena, Nápoles, Del Valle, Ciudad de los Deportes, Tlacoquemécatl y Narvarte, de una sustancia perteneciente a la familia de lubricantes o aceites, pero insistió en que no eran hidrocarburos.

Martí Batres Guadarrama, titular de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, informó, el 10 de abril de 2024, que su Administración identificó el punto donde se originó la problemática por el agua contaminada en la alcaldía Benito Juárez, lo cual fue denunciado por vecinos de varias colonias de dicho territorio, quienes incluso acusaron afectaciones en su salud.

Durante la noche del 9 de abril de 2024, tras denunciar un fuerte olor a combustible, elementos del Ejército y la Guardia Nacional, así como personal de la Secretaría de Protección Civil de la capital de la República, aseguraron el pozo subterráneo Alfonso XIII, ubicado en la alcaldía Álvaro Obregón.

“El Gobierno de la Ciudad de México informa que fue identificado y cerrado el punto donde se originó la problemática del agua reportada por vecinos del poniente de la alcaldía Benito Juárez. En el marco de estos hallazgos, fue cerrado un pozo de agua en la Álvaro Obregón, que únicamente abastecía a Benito Juárez”, escribió Batres Guadarrama, en su cuenta de la red social X, antes Twitter.

“También fueron cerradas precautoriamente dos industrias que manejan diversos componentes y sustancias en la zona. Petróleos Mexicanos (PEMEX) verificó sus ductos ubicados en la región sin encontrar variación en la presión de los mismos. Los trabajos coordinados continuarán y el Gobierno capitalino seguirá informando”, detalló el mandatario capitalino.

Una tarde antes, decenas de vecinos cerraron la avenida Insurgentes Sur, en protesta por el agua contaminada, que, según afirmaron, se distribuía por varias colonias de la alcaldía Benito Juárez. Durante la protesta, señalaron que incluso mascotas habían sido hospitalizadas y que la irregularidad en el líquido la detectaron desde hacía alrededor de dos semanas antes.

El 2 de abril de 2023, personal especializado del Laboratorio Central de Control de Calidad del Agua del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX), inspeccionó el líquido de la alcaldía, cinco pozos, sin detallar cuáles, y un tanque de distribución. Dicha institución concluyó que era de buena calidad, apta para el uso y consumo humano.

Luego, el 6 de abril de 2024, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México descartó que el líquido de la alcaldía estuviera contaminado con hidrocarburo, pero un día más tarde, las autoridades capitalinas localizaron en el poniente de Benito Juárez, el punto de origen del mal estado del agua.

El 8 de abril de 2024, Batres Guadarrama confirmó la presencia en el agua surtida a las colonias San Juan, Nochebuena, Nápoles, Del Valle, Ciudad de los Deportes, Tlacoquemécatl y Narvarte, de una sustancia perteneciente a la familia de lubricantes o aceites, pero insistió en que no eran hidrocarburos.

Foto: Cuartoscuro

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedo
Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarezacevedo.com
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas