15.7 C
Tijuana
lunes, mayo 6, 2024
Publicidad

Empresa del Tren Maya en viaducto opaco y al vapor en Tijuana

Key Capital SAPI de CV, empresa que desarrolló la ingeniería del Tren Maya, participó en la elaboración del proyecto ejecutivo del Viaducto Elevado de Tijuana, según lo manifestado por personal militar a residentes del fraccionamiento El Mirador. Sin embargo, no existe contrato alguno por asesoría o elaboración del proyecto ejecutivo de la obra en Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

En ese portal sólo se encuentran publicados seis contratos asignados a la empresa entre 2019 y 2022. El más cuantioso es el de la ingeniería del Tren Maya, por 346 millones 825 mil 679 pesos, otorgado en agosto de 2019 por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) bajo la licitación pública LA-021W3NOO3-E66-2019.


Publicidad


Tal contrato fue observado por Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la revisión de la Cuenta Pública 2019, al identificarse que existió “duplicidad en los pagos del personal directivo y técnico” en la propuesta dela empresa.

La ASF estimó un probable daño al erario por 50 millones 269 mil 961.25 pesos, luego de que Fonatur omitió analizar la propuesta económica licitante, en la cual “la contratista consideró tiempos y personal superior a los indicados en sus mismos programas del personal encargado de la ejecución de los servicios, lo que generó un costo mayor”.

También observó gastos innecesarios y adicionales por 6.2 millones de pesos (mdp) por el derecho de vía, debido a que no se contó con un trazo final para los tramos 1 y 2 del Tren Maya; tarea que debió hacerse en el marco del contrato C-TM-008/2019/LPN, asignado a Key Capital (en consorcio con Senermex Ingeniería y Sistemas, SA de CV; Daniferrotools, SA de CV; Geotecnia y Supervisión Técnica, SA de CV).


Publicidad

 


Ignacio Carlos Huerta, ex presidente del Colegio de Arquitectos de Tijuana, Foto: Julieta Aragón

Según el Registro Público de Comercio de la Secretaría de Economía federal, el socio mayoritario de Key Capital es Enrique Guillermo Prieto Flores, quien ha sido relacionado mediáticamente al gobierno panista de Guanajuato, titulado por Diego Sinhue Rodríguez Vallejo.

Además del contrato para la ingeniería del Tren Maya, Key Capital ha obtenido contratos relacionados con obras insignia de la Cuarta Transformación, entre los que destacan:

* Contrato DGDFM-19-21, por 10.4 millones de pesos (IVA incluido) para la elaboración del proyecto geométrico y obras de drenaje para la construcción del ramal ferroviario Estación Ingeniero Roberto Ayala-Dos Bocas en Tabasco.

* Contratos DGDFM-07-21 y DGDFM-08-21 por monto conjunto de 7.1 millones de pesos (IVA incluido) para la elaboración del proyecto de los pasos a desnivel transversales a la ampliación del tren suburbano Lechería-AIFA.

Key Capital, SAPI de CV fue constituida el 12 de febrero de 2015 en Ciudad de México. Su principal objeto social es “prestar, por cuenta propia o de terceros, o contratar toda clase de servicios técnicos y de consultoría incluyendo capacitación y desarrollo, así como estudios y trabajos de investigación, tanto en territorio nacional como internacional”, así como tener representación en calidad de comisionista, agente, intermediario o factor, representante legal o apoderado de toda clase de empresas o personas, según su acta constitutiva con el folio mercantil 531182.

COMUNIDAD DE EL MIRADOR, CONSTERNADA

La comunidad del fraccionamiento El Mirador se encuentra “consternada” por la propuesta de cambio del trazo del Viaducto Elevado de Tijuana que plantea la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que consiste en hacer un puente en el Cañón del Matadero, en lugar de un túnel debajo del fraccionamiento La Isla.

Está “consternada” no sólo por el corte que tendría el parque y el talud del fraccionamiento, sino porque la percepción es que “como no funcionó el Plan A, salió al vapor este Plan B”, comentaron residentes a ZETA.

El 6 de abril de 2024, personal de Sedena -encabezado por el Capitán Julio César Briones Hernández- se reunió con cerca de cien residentes, a quienes se les mostró un video de la vialidad y se les explicó que el resultado de los estudios en el parque definirá si la afectación al área verde (propiedad de Gobierno del Estado) será de 5 o 10 metros.

Los estudios también determinarán las características técnicas del recubrimiento del talud luego de ser cortado, para evitar que haya desprendimientos de tierra con las lluvias. La propuesta de Sedena implica hacer mejoras en el área verde restante, como un camino e iluminación.

El Viaducto Elevado contará con el túnel más largo del país, de un kilómetro. El avance de los trabajos es de alrededor de 200 metros del lado del Cañón del Matadero hacia el fraccionamiento Soler, y de 35 metros en el otro extremo. Se prevé que el ascenso y descenso de la vialidad elevada sea por un carril por sentido sobre la carretera a Playas, igual que en el área de la Garita El Chaparral. Según lo referido por personal castrense, la obra concluirá en diciembre próximo.

No obstante, en diferentes momentos de la reunión, vecinos expresaron su desacuerdo con que el viaducto descienda y ascienda en las inmediaciones de El Mirador. Pidieron que la obra conecte con el Libramiento Rosas Magallón e hicieron notar que ellos no tendrán acceso directo a la nueva vialidad que terminará por aumentar el flujo de vehículos en Playas, provocando un cuello de botella.

Sobre la perspectiva de hacer un retorno más corto para evitar saturación en Playas, el Capitán Briones Hernández se salió por la tangente y comentó que esa obra estaría a cargo del Municipio, lo que no fue bien visto por la comunidad de El Mirador, que entregó un documento con los motivos por los que solicitan se replantee la propuesta de Sedena.

Ante tal panorama, un grupo de 10 residentes señaló a ZETA su intención de presentar un amparo colectivo en próximos días. “Ya hay un análisis preliminar con un abogado”, que indica el recurso legal es procedente, puesto que hay muy pocas áreas verdes en El Mirador y en Tijuana, y “no podrían disponer de ellas, aunque el suelo esté bueno y hagan estudios, es un área destinada para área verde; además, nuestro derecho de movilidad estaría siendo afectado, porque no vamos a poder salir y entrar tan fácilmente”.

“No sentí apertura de parte del Capitán. Presentamos una fotografía de la vía alterna que está sugiriendo un arquitecto de la comunidad, la vio, se rio y dijo ‘definitivamente no’. O sea, es un no rotundo, eso es lo que nos preocupa”, manifestaron.

No estamos en contra de un viaducto, únicamente que no afecte negativamente a ninguna comunidad, Fotos: Cortesía

Más de la mitad de los residentes de El Mirador y la colonia Miramar son personas de la tercera edad, “queremos algo que no afecte en el ambiente, el ruido, el tráfico, buscamos la mejoría, no estamos en contra de un viaducto, únicamente que no afecte negativamente a ninguna comunidad”, plantearon.

En la reunión del sábado, el Capitán Briones Hernández afirmó que el diseño del Viaducto Elevado contempló tránsito de vehículos de carga, y para la circulación, solamente transitarán vehículos ligeros. Ello discrepa de la justificación del Viaducto Elevado señalada en el convenio de colaboración para liberar el derecho de vía, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 19 de enero de 2023, ya que en ese documento se consideró que el proyecto vial “favorecerá la circulación de vehículos que se dirijan a la Aduana de Tecate en el lado este, y Ensenada al oeste, a través de la autopista Tijuana-Rosarito, agilizando la movilidad del tránsito del comercio exterior”.

Una inquietud de los residentes fue que no existe un portal de internet donde pueda consultarse el proyecto ejecutivo, los estudios de impacto vial y ambiental. Una vecina comentó a este Semanario que la única Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) es de un proyecto anterior al de Sedena, e interrogó si se cuenta con la MIA actualizada, la cual deberá modificarse al cambiar el trazo que se está proponiendo actualmente.

En voz de Ignacio Carlos Huerta, ex presidente del Colegio de Arquitectos, se solicitó el proyecto ejecutivo y se propuso que una comisión de residentes de la zona y especialistas de los colegios de Arquitecto e Ingenieros Civiles de Tijuana puedan tener acceso a los proyectos y estudios del viaducto.

El Capitán Briones Hernández manifestó que se cuenta con todos los estudios y se dijo dispuesto a mostrarlos a quienes acudan al campamento de Sedena, instalado en las inmediaciones de la Garita de San Ysidro.

Sin embargo, en la Gaceta Ecológica que emite periódicamente la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) solamente se encuentra la MIA del proyecto del Viaducto Elevado El Soler-Garita-Aeropuerto, promovida por el Gobierno del Estado en la administración de Jaime Bonilla Valdez.

A diferencia de la MIA regional para el cruce internacional Mesa de Otay II, presentada por la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) el 6 de septiembre de 2022 y resuelta el 24 de marzo de 2023, de acuerdo con la publicación de la Semarnat.

COMISIÓN DE ESPECIALISTAS BUSCA TENER PROYECTO

El 10 de abril de 2024, el Colegio de Arquitectos de Tijuana ya había definido a cuatro de los cinco especialistas que conformarían la comisión que buscará un acercamiento con la Sedena para conocer el proyecto ejecutivo del Viaducto Elevado.

Los arquitectos que participarán son el presidente de la asociación, Juan Carlos Cornejo, así como Joseph Krile Ponce, Luis Duarte y el propio Carlos Huerta, comentó él mismo.

En entrevista con ZETA, confirmó que ya se acercó al Colegio de Ingenieros Civiles (presidido por Jorge Muñoz) que habrá de definir a sus participantes para que en próximos días haya un acercamiento con la Sedena para agendar un encuentro.

A título personal, Carlos Huerta consideró que podrían participar los ingenieros civiles Fidel Pérez Velarde, Manuel Becerra Lizardi, Antonio Gutiérrez, Marco Berumen, César Ulises López Torres y David Mascareño.

En cuanto a los residentes, externó que mostraron interés en conformar esta comisión: Roberto Ruiz, René Argüelles, Gloria Sandoval y Saúl Torres, pero igualmente la comunidad tendrá que determinar a sus representantes. Definición que también estaría en vísperas de darse.

“Estamos pidiendo más que un render, más que un cinito, más que todas esas diapositivas que están muy bonitas, tener los planos, los trazos geométricos; queremos ver los estudios, los Manifiestos del Impacto Ambiental, los estudios viales, el proyecto ejecutivo”, reiteró Carlos Huerta, confiado en que pueda dársele seguimiento a esta obra por la disposición mostrada por el Capitán Briones Hernández.

Por otro lado, recordó que el presupuesto del viaducto ha ido incrementándose de 2 mil 500 millones de pesos (cuando era un proyecto del gobierno de Francisco Vega de Lamadrid), luego 5 mil millones de pesos en el gobierno de Jaime Bonilla y, actualmente 10 mil millones de pesos.

“Estamos hablando de una inversión muy fuerte para la ciudad, qué bueno que venga esta y muchas más, pero con la participación de la sociedad”, dijo el arquitecto tras referir los artículos 26 y 40 Constitucional, que facultan la participación ciudadana.

En ese sentido, resaltó la necesidad de que no se repita lo ocurrido con proyectos como el Bulevar 2000 o la Ruta Troncal (SITT), en los que no se dio la oportunidad de opinar y los resultados para la ciudad y sus residentes han sido lamentables en ambos casos.

“Que se haga ingeniería y el urbanismo que merece Tijuana, basta de tanta improvisación, tenemos lleno de improvisación por todos lados, ya no se merece Tijuana más de eso”, pugnó.

Autor(a)

Julieta Aragón
Julieta Aragón
Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Xochimilco. Cursé la maestría de Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y sigo en proceso de tesis. Soy reportera de ZETA desde 2017.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas