23.8 C
Tijuana
martes, abril 9, 2024
Publicidad

Guerrero, un Estado fallido

Las acciones que desarrolla el crimen organizado en Guerrero, en combinaci贸n con diversos grupos de poder pol铆tico, empresarial y sindical para precarizar porciones territoriales que se encuentran abandonadas por las autoridades y feudalizadas por la delincuencia, son muestra del colapso en que se encuentra el Estado mexicano en sus tres 贸rdenes de gobierno y que amenaza con la generaci贸n de mayor violencia e ingobernabilidad.

El asesinato de un estudiante de la Escuela Normal Isidro Burgos de Ayotzinapa, aunado al montaje oficial de la supuesta investigaci贸n y la fabricaci贸n de delitos, acrecentaron la crisis pol铆tico-social que padece esa entidad desde hace varios a帽os.


Publicidad


Homicidios de aspirantes a puestos de elecci贸n popular y de funcionarios p煤blicos, enfrentamientos entre grupos delincuenciales, cobro de piso a comerciantes, productores, choferes y ahora hasta a pobladores por vivir en sus casas, abrieron la caja de pandora en la que se observa la mano del crimen organizado en casi todas las actividades de la sociedad guerrerense.

La inacci贸n o complicidad de algunas autoridades que se re煤nen con los jefes de las mafias, la intervenci贸n de jerarcas de la Iglesia Cat贸lica para mediar entre l铆deres de c谩rteles y los estragos que dej贸 el paso del hurac谩n Otis la madrugada del 25 de octubre de 2023 en Acapulco, mantienen empinado al Estado meridional.

La muerte del joven Yanqui Rothan G贸mez Peralta, estudiante normalista el jueves 7 de marzo a manos de un polic铆a estatal a las afueras de Chilpancingo y la manipulaci贸n del caso para incriminarlo junto con otra de las v铆ctimas de la agresi贸n, asi como la posterior fuga del asesino, deriv贸 en la crisis que llev贸 a la sociedad a manifestarse, a senadores a solicitar la desaparici贸n de poderes en esa entidad ante el desgobierno y a la mandataria Evelyn Cecia Salgado Pineda -el 14 de marzo- a cesar al secretario de Gobierno, Ludwig Marcial Reynoso N煤帽ez; al secretario de Seguridad, Rolando Solano Rivera; y a la fiscal general, Sandra Luz Valdovinos Salmer贸n, 鈥渉ubo un intento de fabricar hechos que no correspond铆an a la realidad鈥, se帽al贸 la titular del Poder Ejecutivo guerrerense.


Publicidad


En el caso de la fiscal Sandra Luz, militar de carrera, hubo necesidad de llevar su caso hasta el Congreso del Estado para que fuese removida del cargo, pues la Teniente Coronel se rehusaba a dejar el cargo, lo que finalmente aconteci贸 tras la sesi贸n del pleno del Congreso guerrerense el 19 de marzo tras un acuerdo parlamentario.

Resulta que, adem谩s, Valdovinos Salmer贸n incumpli贸 con las evaluaciones de Control y Confianza y no investig贸 hechos de violencia de alto impacto, expresando la gobernadora a trav茅s de un oficio que la entonces fiscal pon铆a 鈥en riesgo la paz del Estado鈥. La 煤ltima vez que la ex funcionaria cumpli贸 con las evaluaciones de Control y Confianza fue en agosto de 2019, sin que antes se expresara algo al respecto.

Por su parte, el Presidente Andr茅s Manuel L贸pez Obrador reiter贸 su total respaldo a Salgado en todas las decisiones asumidas tras el crimen del joven G贸mez Peralta y asegur贸 que ya se estaba haciendo justicia. El 15 de marzo dijo sobre la gobernadora de Guerrero: 鈥淣o est谩 sola, tom贸 la decisi贸n de quitar al secretario de Seguridad y al de Gobierno. Y tambi茅n est谩n solicitando que el Congreso, de conformidad con la Constituci贸n, lleve a cabo el cambio de la fiscal estatal, porque en este gobierno no hay relaciones de complicidad con nadie. Cero corrupci贸n y cero impunidad鈥. El tabasque帽o solicit贸 a la Fiscal铆a General de la Rep煤blica (FGR) realizar una investigaci贸n a fondo del asunto para que no exista impunidad.

Entrevistado por ZETA respecto al tema, el pol铆tico guerrerense, ex diputado federal y ex senador de la Rep煤blica, Armando R铆os Piter, expres贸 su pesar por lo que ocurre en su estado natal: 鈥淒esafortunadamente las noticias recientes forman parte de una secuencia progresiva que se ha mantenido desde hace ya bastantes a帽os, donde la erosi贸n institucional ha evidenciado que hay importantes tramos del territorio guerrerense que hoy son ocupados por la actividad criminal, donde la confrontaci贸n entre grupos por dominar el trasiego, especialmente de goma de opio prevalece, pero donde los recientes hechos ocurridos en Acapulco dieron una muestra clara de la incapacidad gubernamental, en sus tres 贸rdenes, de hacer que impere el Estado de Derecho.

鈥淟a verdad es que, lo que hoy vemos en distintas partes de la geograf铆a guerrerense, suma uno de los contextos m谩s delicados del pa铆s, donde, ya sea con el uso de drones en la Sierra Madre del Sur para dejar clara la confrontaci贸n entre c谩rteles de la droga, hasta el cobro de piso del que hoy son objeto no solamente los comercios y negocios, sino donde en algunos casos ya se ha llegado a que las bandas delincuenciales cobren piso a la gente por vivir en sus casas. Eso nos da un ampl铆simo espectro, un ampl铆simo universo de la problem谩tica que ah铆 se presenta y que, reitero, es muestra muy puntual del colapso del Estado mexicano en sus tres elementos, y de su incapacidad para garantizar vida y libertad a quienes ah铆 habitan鈥, agreg贸 el autor del libro 鈥淒erecho al cannabis鈥.

CONTUBERNIO CRIMINAL

Guerrero, entidad federativa de gran riqueza mineral, basta flora y fauna, de personas trabajadoras y gran producci贸n agr铆cola, ha figurado hist贸ricamente en el mapa de los sucesos m谩s impactantes que han sacudido al pa铆s como cuna del surgimiento de movimientos insurrectos y como escenario del embate del Estado para terminar con los l铆deres de cualquier expresi贸n antigobiernista, al grado de utilizar a las Fuerzas Armadas y registrarse una primera 茅poca de desapariciones forzadas en M茅xico en la d茅cada de los setenta.

La entidad tambi茅n es conocida por su prol铆fica producci贸n de marihuana y amapola para su procesamiento en goma de opio y hero铆na, y recientemente afamada por la desaparici贸n de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa el 26 de septiembre de 2014 en Iguala de la Independencia, a煤n no esclarecido.

En los 煤ltimos a帽os la violencia ha incrementado en esta regi贸n del pa铆s, pero s贸lo del a帽o pasado a la fecha (2023-2024) han sido asesinados diez actores pol铆ticos, varios de ellos aspirantes a presidencias municipales, y otros funcionarios p煤blicos o personas relacionadas con campa帽as electorales. En el mismo periodo se registraron cruentos choques armados entre las organizaciones criminales Los Ardillos, Los Tlacos, C谩rtel Jalisco Nueva Generaci贸n (CJNG), Guerreros Unidos, Los Rojos y La Nueva Familia Michoacana, por mencionar algunas que operan en Guerrero y muertes de polic铆as. Tambi茅n se cuentan manifestaciones en favor de agrupaciones delictivas apoyadas por alcaldes y diputados, secuestros, asesinatos y privaci贸n de la libertad de periodistas.

Destacan las reuniones de convivencia o negociaci贸n entre miembros de la delincuencia organizada y funcionarios, como la visibilizada en julio de 2023, cuando se observa a trav茅s de un video la relaci贸n entre la alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hern谩ndez Mart铆nez, con el presunto narcotraficante Celso Ortega Jim茅nez alias El Ardillo Mayor, uno de los hermanos que lidera el grupo criminal Los Ardillos, a su vez, familiares del diputado local Bernardo Ortega Jim茅nez, del Partido de la Revoluci贸n Democr谩tica (PRD).

El Presidente L贸pez Obrador inform贸 en la conferencia ma帽anera del 7 de julio de ese a帽o que se investigar铆a la reuni贸n, pero no pas贸 a mayores.

En febrero de 2024, jerarcas de la Iglesia Cat贸lica de Guerrero reconocieron haberse reunido con l铆deres criminales para pactar paz en sus comunidades, pero se帽alaron que no hubo acuerdos. AMLO dio su visto bueno a las reuniones de los obispos guerrerenses con los malosos en busca de pacificar al pa铆s: 鈥淭odos los que pueden ayudar, lo hace la Iglesia, me consta en Michoac谩n y lo hacen en otras partes. Nosotros lo vemos bien, lo vemos muy bien, m谩s que nada de acuerdos que signifiquen conceder impunidad, privilegios, licencias para robar, pero el que quiere abandonar ese infierno, 驴c贸mo dice la canci贸n? La jaula aunque sea de oro, 驴no? No deja de ser prisi贸n. Lo puede hacer鈥.

Por su parte, F茅lix Salgado Macedonio, padre de la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado y fallido aspirante a ese cargo, asegur贸 que los ministros de culto no deben asumirse como negociadores con  criminales: 鈥淣o tiene por qu茅 la Iglesia meterse en asuntos del Estado, que entiendan, hay una separaci贸n de Iglesia y Estado. Ustedes nada m谩s imag铆nense que hubiera un gobernador o una gobernadora que dijera: Iglesia, ay煤dame; Iglesia, m茅tete, 隆bueno!, por supuesto que no. En este pa铆s puede haber obispos que representen a Dios y puede haber obispos que representen al diablo, ya no sabemos a qui茅n representan. Cero Iglesia Cat贸lica en asuntos de gobierno, cero鈥.

POL脥TICA Y CRIMEN

El ex senador Armando R铆os Piter advierte que la violencia que vive su entidad natal no es exclusiva, pero es desfavorablemente ejemplar del fen贸meno nacional.

聽鈥淢e parece que lo preocupante del caso de Guerrero, es una manifestaci贸n muy contundente del tipo de c谩ncer que hoy corroe amplias partes del territorio nacional, pero que al estar concentradas de manera muy puntual en esa geograf铆a de la parte del Sur del pa铆s, pues nos da muestra de distintos procesos preocupantes que evidencian el colapso del Estado mexicano en sus tres 贸rdenes de gobierno鈥.

Por primera vez en el sexenio, Guerrero se col贸 en los indicadores criminales en los primeros seis estados, donde se concentra el 47.6% de los homicidios en M茅xico, s贸lo por debajo de Guanajuato, Estado de M茅xico, Baja California y Chihuahua, y apenas por encima de Jalisco y Michoac谩n.

En 2024 destacan los asesinatos de Marcelino Ruiz Esteban, precandidato a la alcald铆a de Atlixtac por el PRD, el 24 de enero. El 3 de marzo fue victimado Alfredo Gonz谩lez D铆az, precandidato a la alcald铆a de Atoyac de 脕lvarez por el Partido del Trabajo (PT); seis d铆as m谩s tarde, Tom谩s Morales Patr贸n, candidato a la alcald铆a de Chilapa por Morena; y apenas el 19 de marzo mataron a Antonio Crespo Bola帽os, regidor  del mismo municipio, tambi茅n por Morena.

鈥淟os asesinatos de candidatos o integrantes de Cabildo, como recientemente ocurri贸 en el caso de Chilapa, pero tambi茅n el asesinato de un candidato en Atoyac, son muestras de algo que est谩 pasando en M茅xico. Al 13 de marzo, si no mal recuerdo, iban, en 13 d铆as, 26 personas asesinadas, ya fueran candidatos, candidatas o personas relacionadas con campa帽as pol铆ticas. El problema de la violencia pol铆tica y de los actores criminales irrumpiendo en los procesos locales para sacar de la contienda a quienes sean como un estorbo porque est谩n apoyando a otros candidatos, es un ejemplo claro, desde Guerrero, de lo que est谩 pasando en el pa铆s. No nos vayamos m谩s lejos: en Maravat铆o ocurri贸 recientemente y en muchos otros lugares del territorio mexicano est谩 pasando鈥, se帽al贸 el ex legislador.

鈥淓l tema de que los pol铆ticos, los funcionarios, en su car谩cter de candidatos, como fue evidenciado por parte de la hoy presidenta municipal de Chilpancingo, ya como presidenta en funciones o candidatos previamente, repito, interact煤en con esos grupos criminales, pues tiene que ver desde c贸mo llegan al poder y c贸mo administran el poder, ya no como autoridades, sino muchas veces como sujetos de subordinaci贸n de estos grupos que, al tener m谩s capacidad de fuego, al tener m谩s penetraci贸n, sojuzgan a la autoridad leg铆timamente electa鈥, agreg贸.

En su opini贸n, el problema no es distintivo 煤nico de Guerrero, 鈥減ero que est谩 ah铆 presente, y hoy, desafortunadamente existe en muchas partes del pa铆s, donde la convivencia entre las autoridades y los criminales se configura en el proceso electoral y se mantiene en el momento de gobernar; ejemplo de eso, esa reuni贸n que se hizo p煤blica de la hoy presidenta municipal de Chilpancingo y el tipo de competencia por dominar las actividades licitas que hoy tienen los grupos criminales鈥.

En cuanto a la intervenci贸n de los obispos de la Iglesia Cat贸lica para mediar, 鈥渆n el caso de Chilpancingo y de todo Guerrero,  para poner de acuerdo a los criminales y que dejaran de confrontarse, con un acuerdo impl铆cito de qui茅n es el due帽o de cobrar piso de tal o cu谩l ruta de transporte, deja muy claro que la autoridad est谩 rebasada. Y lo peor del caso, es que deja la impresi贸n, un mal sabor de boca, de que est谩 coludida en los tres 贸rdenes de gobierno鈥.

Armando R铆os reconoce que la violencia actual es m谩s grave que la de la 茅poca de la Guerra Sucia de los gobiernos de Gustavo D铆az Ordaz y Luis Echeverr铆a 脕lvarez: 鈥淪in duda alguna, porque en aquel momento era muy evidente qui茅n provocaba las violaciones en los derechos humanos. Se ten铆a muy claro que era el Estado, y que era contra grupos en particular que ten铆an una forma diferente de pensar y de actuar; el problema es que ahora todo est谩 revuelto.

鈥淎hora la actividad criminal convive con la autoridad. Las violaciones de los derechos humanos, como qued贸 evidenciado en el caso terrible de la desaparici贸n de los 43 j贸venes de Ayotzinapa, dio muestra de la colusi贸n entre autoridades, el entendimiento y el reconocimiento de c贸mo funciona la actividad criminal relacionada con el tr谩fico de drogas desde Iguala hacia Estados Unidos, donde esa colusi贸n, que es evidente, en ese caso 鈥榙id谩ctico鈥, por usarlo como un caso did谩ctico, de que todos los 贸rdenes de gobierno participan de una u otra forma, en la violaci贸n de los derechos humanos de los habitantes, de las comunidades鈥, finaliz贸 el hombre identificado socialmente con el sobrenombre El Jaguar.

Autor(a)

Luis Carlos S谩inz
Luis Carlos S谩inz
Reportero desde 1989 en W Radio, Promomedios Radio, TV Azteca, Canal Ocho, Grupo ACIR, Ocho Columnas, Associated Press y ZETA; Consejero Editorial en Mural 2010-2011. Autor del libro Rejas Rotas.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas