10.6 C
Tijuana
jueves, febrero 22, 2024
Publicidad

Siguen inconclusas las inversiones en“tramo de la muerte” y área de ASIPONA

Los avances en la rehabilitación de 6.2 kilómetros de carretera Chapultepec-Maneadero, mejor conocido como “tramo de la muerte”, merece el reconocimiento de la sociedad porque no solamente viene a resolver un problema de seguridad vial muy importante, sino que se convierte en una obra detonante de la economía de la región.

Así se expresó Sergio Torres Martínez, presidente de Compañías Mexicanas de la industria de la Construcción de Ensenada (COMICE), quien destacó que por esa vía
transita la carga de mercancías que vienen desde la parte continental del país vía Baja California Sur y la que se produce en esa entidad para ser exportada a Baja California y California, en los Estados Unidos.


Publicidad


A eso se suma, añadió, que por ahí pasan alrededor de 45 mil usuarios diarios, toda la producción agrícola, pesquera y materiales que se producen en el sur de Baja California,
y las mercancías que van de norte a sur para surtir al comercio y consumo doméstico desde Maneadero hasta el Paralelo 28 y de ahí hasta La Paz y Los Cabos en,
Baja California Sur.

No obstante, lamentó, que los casi 800 millones de pesos que ha costado esa vialidad, es casi lo único que ha recibido en el municipio en tres años -en la costa del
Pacífico-, con presupuestos 2022-2023 y 2024, lo cual resulta mínimo frente a los hasta 2
mil millones de pesos anuales de inversión federal que se recibían en sexenios anteriores.

Aún quedan pendientes las obras complementarias como la semaforización, alumbrado del camellón central, guarniciones y banquetas para terminar esa vialidad, para la cual no se tiene previsto presupuesto por parte de la Secretaría de Infraestructura Comunicaciones y Transportes (SICT), precisó.


Publicidad

 


Se reconoce la apertura que han tenido las autoridades de la SICT en Baja California en su relación con la sociedad y los grupos organizados, pero eso no compensa la falta de
obras para responder al crecimiento de la población y darle a la región una mayor productividad y competitividad económica, dijo.

Torres Martínez recordó que desde hace varios años desde el derrumbe de la carrera escénica Tijuana-Ensenada, que dejó semi incomunicado el norte con el sur del estado, los sectores productivos han estado pugnando por la construcción de una vía alterna.

Se ha dicho que la obra está en etapa de proyecto, pero nadie conoce los detalles, apuntó, de la misma manera como se ha venido posponiendo la terminación del Libramiento Ensenada y el inicio de la segunda etapa desde la salida a Ojos Negros hasta El Cañón
Buena Vista en Maneadero, para que, de una vez por todas el tráfico pesado deje de afectar las vialidades de la ciudad cuyo mantenimiento debe ser pagado con recursos de
los ensenadenses.

Como complemento de esa misma obra, advirtió, aún falta la modernización del entronque y un tramo en la salida rumbo a Ojos Negros que tiene meses sin avanzar,
señaló el presidente de Comice.


ASIIPONA NO CUMPLE


Por otra parte, Torres Martínez recordó que la Administración del Sistema Portuario Nacional de Ensenada (ASIPONA Ensenada) hizo el compromiso de invertir en el proyecto ejecutivo del Nodo El Sauzal y no cumplió.


Tampoco ha realizado las obras de modernización ofrecidas para esa zona donde se genera una gran movilidad del transporte que viene a cargar y descargar al puerto, no obstante que el impacto de la logística portuaria afecta gravemente a la población.


Ante todo lo anterior, subrayó, es deseable que la federación considere invertir en la cudad de Ensenada en donde

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas