23.8 C
Tijuana
martes, abril 9, 2024
Publicidad

“Maquillan” feminicidios en Ensenada

Debido a que en 2023 el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública únicamente clasificó tres feminicidios en Ensenada y 10 en Tijuana, organismos de la sociedad civil y activistas muestran preocupación de que autoridades los estén catalogando como homicidios dolosos.

La Red de Mujeres Unidas por Baja California y el Observatorio de Feminicidios de Ensenada se mostraron dudosos con esta estadística, pues el año pasado hubo 250 homicidios dolosos contra mujeres a nivel regional.


Publicidad


Ana Daniel García Salgado, coordinadora de la citada Red en Ensenada, compartió a ZETA el reporte titulado Información sobre Violencia contra las Mujeres. Incidencia Delictiva y Llamadas de Emergencia 9-1-1. Centro Nacional de Información, con corte al 31 de diciembre de 2023.

En el apartado de presuntos delitos de feminicidio, el Secretariado reportó 827 casos a nivel nacional, con el primer lugar para el Estado de México (89), seguido de Nuevo León (73) y Ciudad de México (55).

Baja California aparece hasta el lugar 14, con 20 casos; en forma similar a Colima e Hidalgo, con igual número de reportes.


Publicidad

 


Más adelante, aparecen los 100 municipios con incidencia de presuntos feminicidios, donde los tres primeros lugares son ocupados por Ciudad Juárez, Manzanillo y Puebla, con 26, 14 y 12 casos, respectivamente.

Tijuana ocupa el quinto lugar, con 10 casos, para una población de más de 935 mil 581 mujeres, mientras que Ensenada está indicado hasta el lugar 51, con tres casos, para una población de 280 mil 918 féminas.

Destaca que Mexicali y Tecate, en los lugares 87 y 88, solamente aparecen con dos casos de presunto feminicidio para el año pasado, aunado a que no son mencionadas las demás localidades bajacalifornianas.  

En cuanto a presuntas víctimas mujeres de homicidio doloso, el Secretariado refirió 2 mil 581 casos, donde BC ocupa el tercer lugar con 250 asesinatos, por debajo de Guanajuato y Estado de México, con 378 y 283, respectivamente.

“Nosotras tenemos el indicio de que no están catalogando de forma correcta los feminicidios. De 250 que hubo en el Estado, existe el temor de que estos no hayan sido revisados de forma correcta por la autoridad y no hayan sido catalogados algunos de ellos”, expresó Daniela García Salgado.

Recordó que estadísticamente, la mayoría de las víctimas son asesinadas por sus parejas sentimentales, lo cual es una de las hipótesis en las que entra el feminicidio. “Creemos que, en base a que hemos estado alzando la voz en forma constante, la autoridad pudiese estar maquillando las cifras”, advirtió.

Lo anterior está relacionado con la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), emitida el 25 de junio de 2021, en la que solamente se bajó en una ocasión recurso federal -de la Conavim- para programas de erradicación contra esta problemática.

García Salgado expuso que fueron 6 millones 833 mil 187 pesos, pero se reintegraron a la Federación más de 400 mil a pesar que la violencia de género iba en aumento, siendo 2018 cuando se disparó la cifra.

“Durante 2022 y 2023 no se gestionaron recursos y el grupo interdisciplinario a cargo no ha sesionado en más de 20 meses, por lo cual no nos coincide que, si no están trabajando en la erradicación, ni se emplea recurso federal o estatal en programas preventivos, ‘mágicamente’ estén bajando los números. Es por eso que tenemos una duda razonable”, señaló.

De este dinero, de acuerdo al análisis hecho por la Red en cuestión, el 70 por ciento se gastó en nómina y el resto en adquirir un vehículo por un millón 972 mil pesos, y otra unidad por 249 mil 900 pesos, al igual que equipo de cómputo por 16 mil 498.73 pesos.

También se mostraron extrañadas por los perfiles que aparecen en la nómina, pues únicamente refieren apartados como Ciencias Jurídicas, Psicología o Trabajo Social, pero desconocen si la persona es criminóloga o abogada, pues no aparecen los títulos profesionales, aunque sí sus salarios de 18 mil a 30 mil pesos por mes.

“No tenemos información de realmente cuál fue el proyecto, no dice qué clase de carros o para qué se ocupaban. No dice cuál era el fin de contratar esas personas, ni qué resultados obtuvieron de esto. Lo único que presentan son fotografías de una persona sentada en un escritorio con otra. ¿Qué evidencia es esa? Toda la evidencia que hay de ese recurso son cinco fotos, esa es toda la evidencia fotográfica de 6 millones de pesos”, concluyó Ana Daniel García Salgado.

APRECIA OBSERVATORIO 9 CASOS EN 2023

Contra las cifras oficiales divulgadas sobre el año pasado, el Observatorio de Feminicidios de Ensenada indicó que, desde su espacio, registraron nueve casos en el municipio porteño.

Lo anterior, pese al descenso en las estadísticas de homicidios dolosos de mujeres registrados durante 2022.

“Los números oficiales arrojan que Ensenada tuvo tres feminicidios en 2023. Desde nuestro espacio registramos nueve casos que ocurrieron en circunstancias de feminicidio durante el año pasado, como lo hemos mencionado antes, nuestra función, más allá de contar mujeres asesinadas y reducir el fenómeno a algo tan manipulable como lo pueden ser las estadísticas, es mantener visible la génesis del problema”, remarcaron.

Foto: Benjamín Pacheco

Mediante un posicionamiento solicitado por ZETA, las activistas puntualizaron la importancia de identificar la escala de las violencias machistas que derivarían en feminicidio, ya que este crimen no se gesta de manera espontánea ni aislada.

Rumbo a las conmemoraciones por el Día Internacional de la Mujer, el Observatorio consideró que va “un inicio de año bastante doloroso” al registrar dos feminicidios en el municipio, mismos que fueron perpetrados por la pareja y ex pareja de las víctimas.

En este contexto, analizaron que la disminución de casos oficiales a partir de la entrada en vigor de la AVGM, no corresponde a una realidad en la que los feminicidios están directamente ligados con el resto de las violencias patriarcales. “Es decir, resulta discordante que se reduzca la cantidad de homicidios dolosos contra mujeres y de feminicidios, pero exista una elevada cantidad de violencia de género contra las mujeres, como lo indican las estadísticas del Secretariado, donde Baja California se posiciona en los primeros tres lugares nacionales por homicidio doloso, corrupción de menores, trata de personas, acoso u hostigamiento, violencia de pareja y violencia familiar”, puntualizaron.

De igual forma, acusan “censura y omisión de información” sobre los casos de homicidio en Ensenada por parte de las autoridades a los medios informativos, pues resulta preocupante la posibilidad de que no sean reportados todos los asesinatos “y que los homicidios dolosos contra mujeres que sí se oficializan, no sean investigados como lo indica la Suprema Corte de Justicia de la Nación con la Sentencia Mariana Lima Buendía, con el fin de reducir las cifras de feminicidio y favorecer la imagen de los gobiernos, por ejemplo, con el aparente cumplimiento de las recomendaciones de la AVGM”.

El Observatorio advirtió que la falta de una lectura con enfoque diferenciado e interseccional acerca del crimen organizado por parte de las instituciones, genera revictimización para las mujeres vinculadas a ese ámbito, “ya que no se toman en cuenta las posiciones de poder normalmente subordinadas que ocupan ahí, así como las violencias estructurales que las orillan a involucrarse en este medio y, además, criminaliza a las víctimas por sus relaciones con las personas implicadas en estas redes delictivas, desechando, a priori, la posibilidad de que sus asesinatos se realicen por causas feminicidas”.

También remarcaron que BC cerró 2023 con el primer lugar nacional en llamadas de emergencia por violencia de parejas, es decir, las personas que cometen más del 70% de feminicidios en México y en todo el mundo, de acuerdo a estudios de instancias como ONU Mujeres y el Centro de Justicia para las Mujeres de Baja California.

“Finalmente, consideramos que un solo feminicidio es suficiente para continuar con el análisis, la incidencia y el acompañamiento para exigir justicia por las víctimas y víctimas indirectas de feminicidio, así como por las que vivimos el riesgo latente de ser las próximas”, reflexionaron.

Foto: Benjamín Pacheco

EN 15 MESES, MÁS DE 3 MIL REPORTES DE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR: ESCUADRÓN VIOLETA

Para dimensionar las agresiones que viven las mujeres en Ensenada, ZETA consultó las estadísticas del Escuadrón Violeta, que refieren más de 3 mil reportes de violencia intrafamiliar en 15 meses de trabajo.

María Elena Monreal Mendoza, subdirectora de Prevención al Delito de Seguridad Pública en Ensenada, reveló las cifras registradas en la Unidad de Atención a Víctimas (Unavi) Escuadrón Violeta, creada en octubre de 2022 tras la firma de convenio entre gobierno estatal y el XXIV Ayuntamiento de Ensenada.

Para atender el problema, usan tres unidades tipo panel totalmente equipadas y con ocho elementos (cuatro hombres y cuatro mujeres), a quienes constantemente se ve circular por la ciudad tras las llamadas al número de emergencia 911.

“De los años 2022 y 2023, se atendieron más de 3 mil reportes exclusivamente en violencia intrafamiliar”, refirió Monreal Mendoza para este reportaje, además de que la Unavi atiende más de 25 llamados de emergencia por turno, y, a su vez, se desprenden avisos de fiscalía o acompañamiento a albergues temporales.

Ejemplificó que en diciembre de 2023, detectaron cinco puntos en Ensenada con más incidencia delictiva, con reportes de violencia de género o familiar: Colonia 1989, Delegación Maneadero, Indeco Lomitas, Zona Centro y ex Ejido Chapultepec.

En este contexto y tomando en cuenta la escala de los 30 puntos de un violentómetro, a las y los agentes les ha tocado atender casos relacionados con abuso sexual, privaciones de la libertad, amenazas de muerte, al igual que denuncias por cachetear, patear, empujar, golpear “jugando” o caricias agresivas, por citar algunas situaciones.

“De una forma mensual podría mencionar que han puesto a disposición, por violencia intrafamiliar, de tres a cinco agresores. Estamos hablando que el 80 por ciento son hombres”, estimó la subdirectora sobre este panorama.

ARTE CONTRA LA VIOLENCIA

Rocío Ramos Plascencia y Saraí Hernández sostienen con orgullo un vestido titulado Sólo por Hoy, en el que representaron el valor de un hijo al momento de defender a su madre.

“Ya no más golpes a mi mamá porque ya tiene quién la defienda. Antes estaba chiquito, pero ya crecí”, cita el mensaje escrito en la parte delantera, junto con otras leyendas y detalles colocados para visibilizar temáticas como la violencia intrafamiliar.

Sólo por Hoy habla de cuántas veces las mujeres han sido asesinadas sin pensar en que deseamos vivir. Es de lo que habla nuestro vestido: ya basta, no más golpes, no más maltratos, no más humillaciones”, explica Rocío, residente de la Asistencia de Adicciones Casa Miel, AC, centro de rehabilitación en la Colonia 1989, donde ha recuperado su dignidad, valores y saber que merece ser respetada.

La prenda forma parte de la muestra Vestido Naranja: Mujeres en el Arte vs la Violencia, exposición de ocho vestidos de manta de 50 centímetros de altura que durante los días 29 y 30 de enero, se pudo apreciar en el vestíbulo del Gobierno del Estado de Baja California.

A su vez, estos trabajos forman parte de un proyecto impulsado por la maestra Rebeca Maltos Garza, directora de Gente Diversa, AC, quien en 2020 organizó un taller con 30 mujeres artistas, promotoras, diseñadoras de moda y académicas de Mexicali.

Foto: Benjamín Pacheco

En la actividad se les habló sobre los tipos de violencia y se les entregó un vestido en blanco, a manera de lienzo, para que denunciaran y se manifestaran a través de dicha prenda.

“No podemos erradicar lo que no vemos, lo que no existe. Con esta exposición se visibiliza que es la violencia hacia las mujeres. Cada obra que se va presentando tiene diferentes mensajes”, detalló el día de la presentación, en la que recibieron apoyo de la Secretaría de Inclusión Social e Igualdad de Género.

A la fecha, la colección alcanza las 50 piezas hechas por mujeres de Mexicali y Tijuana, y recientemente se sumaron 30 artistas en proceso de recuperación de Casa Miel, quienes abordaron las prendas en forma colectiva.

“Va más allá de la estética y la contemplación: exploramos las historias de mujeres que han experimentado la violencia inherente al estigma asociado al consumo de drogas y abogamos por la creación de espacios donde sus voces no sólo sean escuchadas, sino también respetadas y comprendidas”, expresó la psicóloga Soraya Guzmán Loza.

Por su parte, Saraí Hernández afirmó que no deben ser excluidas por el hecho de ser adictas, pues su voz también vale.

“Como el intento de violación por mi padre: le comenté a mi mamá y me decía que era por mi culpa. Por el hecho de tener alguna sustancia en mi cuerpo, nosotras nos lo ocasionamos. Hasta la propia familia abusa de nosotras”, compartió desde su experiencia.

Para Guadalupe Morales, el vestido La Sangrienta Realidad es para denunciar los casos de personas que han sido violadas y, por desgracia, asesinadas. La prenda se distingue por palmas de un vivo color rojo.

“Fue muy taller muy fuerte para nosotras, pero nos dejó un gran mensaje, una gran lección. Al principio no creíamos que nosotras teníamos voz ni voto y, conforme va pasando el tiempo, nos damos cuenta que sí tenemos”, expresa.

A su vez, su compañera Fernanda indica que el vestido refleja cómo dejan a las mujeres tiradas en los baldíos, además de vidas dolorosas y llenas de sufrimiento, junto con otros mensajes como

Mi sí no es válido si estoy drogada, alcoholizada o dopada”.

“Muchas veces nos pasa que andamos en adicción, andamos tomadas, te violan y (ellos, las autoridades) no lo creen, por el simple hecho de que andas mal. Entonces, eso te hace recaer más y más y más, y se vuelve una enfermedad muy difícil de sanar”, afirmó.

Por último, Susan Carmona, subdirectora de Casa Miel, destacó el trabajo que han logrado con 43 usuarias de 14 a 60 años de edad, a quienes han brindado terapia psicológica y consejería. Con firmeza, resume el trabajo del sitio y lo que buscan proporcionarles a las mujeres sobrevivientes de violencia: “Llegan desubicadas, con su cara triste, muy mal. Ahí tratamos de darles lo que el adicto necesita: amor”.

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas