23.7 C
Tijuana
martes, abril 9, 2024
Publicidad

Juzgados familiares: Entre señalamientos de corrupción, tráfico de influencias y violencia procesal

Carlos Alemán Rodríguez, fundador del colectivo Victoria Mía y también denunciado por violencia vicaria y sustracción de menores, publicó el pasado 7 de febrero en las redes sociales de la asociación que el miércoles 21 del mismo mes podría ver a su hija; sin embargo, dicha información no había sido notificada ni a la madre de la menor ni a su abogada, hasta el lunes 12. El mismo día, publicó una fotografía con el magistrado presidente Poder Judicial del Estado, Alejandro Isaac Fragoso López.

El caso se hizo mediático desde agosto de 2023, cuando trascendió que Carlos Alemán se había llevado a su hija y no los podían localizar, hasta septiembre, cuando se viralizó la Alerta Amber, por parte de la Fiscalía General del Estado y finalmente la menor fue hallada en un domicilio de la colonia Altamira, donde residían familiares del papá, dos de ellas empleadas del Poder Judicial, las secretarias actuarias María Elena Vázquez Zúñiga y María Jisseth Alemán Vázquez.


Publicidad


En entrevista con ZETA, Alemán Rodríguez relató que el problema surgió tras la separación de su pareja de común acuerdo, y aunque no lograron un arreglo en la separación de bienes, sí acordaron tener la custodia compartida de la menor de año y medio de edad.

Afirmó que, al ser su ex pareja abogada, y trabajar con Humberto Tamayo, Juez Mixto de Rosarito, logró que éste le pidiera apoyo a la Jueza Luz Adriana Mota Picasso, del Juzgado Séptimo de lo familiar, para que le diera la custodia provisional, acusándola de tráfico de influencias.

“Nosotros supimos, por muchas maneras, que él intervino y tuvo que ver en esta situación que pasó, la está apoyando porque yo no vi venir lo que me hicieron… al ser un juez consejero, hizo una llamada; habló con la Juez Séptimo de lo familiar, que es con quien se abrió el expediente… Es lo que nos han dicho, lo que sabemos, lo que hemos investigado”, dijo.


Publicidad

 


La menor fue localizada en un domicilio de la colonia Altamira, el 15 de septiembre, en donde se realizó un operativo por parte de diversas corporaciones, en donde la niña fue entregada de manos de María Elena Vázquez, actuaria del Poder Judicial y tía de Alemán Rodríguez.

“Tengo evidencia de grado testimonial; no de papel o físico, pero sí de testimonial porque la Juez Séptimo de lo familiar habló con una persona y reconoció que ella no tenía nada contra mí, que no es nada personal, que ella solamente estaba siguiendo instrucciones”.

“Yo, afortunadamente tengo familiar, vaya, conocidos más que familiar; conocidos, en el Juzgado donde ella trabajaba. Entonces siempre me notificaban ‘vino a hablar con el Juez, entró a una hora, salió”, admitió; además que, durante el primer mes del proceso, sus abogados no tuvieron acceso al expediente y no recibían las notificaciones.

Desde hace tres meses que Alemán Rodríguez creó la asociación Victoria Mía para padres víctimas de violencia vicaria, y han juntado alrededor de 70 personas, además de un equipo de abogados.

Inconsistencias

En respuesta, Adhilene, ex pareja de Carlos Alemán, señaló a este Semanario que durante su matrimonio fue víctima de violencia vicaria, física, psicológica, sexual, económica y patrimonial, razón por la que levantó una denuncia en su contra, así como por sustracción de menores, cuando se llevó a su hija.

“Él dice que hay tráfico de influencias, por lo que me permito aclarar que, si bien me encuentro adscrita como auxiliar administrativo en el juzgado civil de primera instancia de Playas de Rosarito, actualmente estoy en periodo de licencia”, recalcó.

Adhilene comentó que en la reunión que se sostuvo entre el colectivo Cesodi con Isaac Fragozo López, magistrado presidente del Poder Judicial del Estado, el pasado 4 de enero, se mencionó que Alemán Rodríguez jamás había solicitado ver a la menor, una vez que regresó a su madre, por lo que, a los días, apareció esta solicitud.

“Todo lo que decimos o hacemos, se lo hacen saber a las contrapartes, así que aprendimos a decir lo mínimo de nuestros casos, para no poner en sobre aviso a los agresores; porque entre los mismos abogados, o los secretarios de acuerdos se conocen y se pasan la información”, dijo Estefania Plascencia, fundadora del colectivo Cesodi, contra la violencia vicaria.

Quejas

El caso de Adhilene vs. Carlos Alemán sólo es uno de tantos donde hay quejas por parte de las denunciantes en contra de personal del Poder Judicial, ya sea por tráfico de influencias, conflictos de interés y/o corrupción.

Plascencia señaló que, aunque los 32 miembros del colectivo tienen su denuncia ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos en contra de empleados del Poder Judicial, únicamente dos quejas han trascendido en el Consejo de la Judicatura.

Estas dos quejas oficiales son en contra de los jueces Gustavo Adolfo Villarespe Muñoz, Juez Tercero de lo familiar; Guillermo Antonio Escobedo Bravo, secretario de Acuerdos, bajo el expediente 97/2023; y la 64/2022 en contra de Josefina Magaña, Juez Segundo de lo familiar.

Cabe destacar que en el caso de Villarespe Muñoz, ya había una queja previa en su contra de 2019, razón por la que había sido trasladado a San Quintín; sin embargo, a decir del colectivo Cesodi, al buscar la reelección en la presidencia, Fragozo López lo trajo de vuelta.

En esta ocasión, la queja 97/2023 está relacionada con una audiencia que nunca se realizó, ya que Plascencia desestimó, esto a pesar de que en el Boletín Oficial se anunció que sí se había realizado, que habían llegado a un acuerdo, y además constaban las firmas de los involucrados.

“Sacó un acuerdo de una audiencia que no se llevó a cabo; en esta queja, el proyectista del Juez es papá de la abogada del progenitor. Aquí el juez debió de excusar de oír el caso por conflicto de interés y no lo hizo”, mencionó Estefania.

En cuanto a la queja contra la Jueza Josefina Magaña, se realizó por irregularidades en los acuerdos y autorizó que el progenitor pudiera sacar el pasaporte de un menor de un día para otro, sin la firma de la madre.

La denunciante, Montserrat, destacó que hubo tráfico de influencias, ya que su ex pareja es abogado, así como sus hermanos y madre, quien, además, es maestra de la Universidad Autónoma de Baja California y ex empleada de la Fiscalía General del Estado.

Sin respuesta

Desde el 4 de enero de 2024 ya no han vuelto a tener otra mesa de trabajo con Alejandro Isaac Fragoso López, quien está informado de ambas quejas, así como de las que aún no son aceptadas por el Consejo de la Judicatura.

“Ni siquiera estamos pidiendo que nos den la razón, sino que sean imparciales; el mismo Magistrado ha dicho que son problemas que se resuelven en 45 minutos, con una llamada, entonces ¿por qué tenemos que esperar meses para tener una respuesta? Y además estarles pidiendo de favor, casi rogarles para que nos pongan atención”, dijo Estefania.

“A nosotros nos impiden grabar, no podemos entrar con celular a las mesas de trabajo, mucho menos tomar fotografías o video; de hecho, Fragoso nos pide que no publiquemos que hubo mesa de trabajo, que no lo mencionemos. Le temen a la exhibición, pero sí aparece en una fotografía con una persona que está denunciado por violencia y por sustracción de menores”, añadió.

Menor expuesta

La reunión que Carlos Alemán Rodríguez tendría con su hija Victoria, este 21 de febrero no se llevó a cabo, ya que Adhilene, madre de la menor, aseguró que no iba a exponer la imagen e integridad de la niña.

En un comunicado, Adhilene exigió a las autoridades proteger la imagen de la niña, pues tiene derecho a la intimidad y privacidad, que se apliquen los protocolos donde intervienen niños, niñas y adolescentes cuando hay antecedentes de violencia, y sobre todo, que dejen de filtrar la información a las contrapartes.

Esto lo hizo debido a que Alemán Rodríguez contestó una historia en Instagram, en donde afirmaba que haría una transmisión en vivo con la menor, desde el Centro Estatal de Convivencia.

ZETA solicitó entrevista con Alejandro Isaac Fragozo López, presidente del Poder Judicial del Estado, sin embargo, la respuesta fue que el Tribunal no emite posturas particulares en procesos.

“Con relación a si existen denuncias ante el Consejo sobre el actuar de jueces familiares, no se comparte información para no entorpecer las investigaciones en el supuesto que existieran”, fue su respuesta.

Mientras que la relación a la fotografía con Alemán Rodríguez, contestaron que fue un evento público, en Playas de Rosarito, donde el fundador de Victoria Mía acudió como participante y la foto fue una más de las que Fragozo se tomó con quienes le solicitaron.

Ocho quejas

La Comisión Estatal de Derechos Humanos ha registrado ocho asuntos relacionados con violencia vicaria, en lo que va de 2024; entre ellos, cuatro gestiones: dos remisiones al Consejo de la Judicatura por hechos relacionados con el Poder Judicial; así como dos Quejas dirigidas a la Fiscalía General del Estado.

En los expedientes de Queja, los principales derechos humanos presuntamente vulnerados han sido: Derecho a la Seguridad Jurídica, Derecho al Trato Digno y Derecho a la Integridad y Seguridad Personal.

Sin embargo, se aclaró que, aunque se tenga registro respecto al Poder Judicial, la CEDH no tiene competencia sobre la institución, por lo que las quejas se remiten al Consejo de la Judicatura.

Además, en 2023 la CEDH realizó una gestión ante la FGE por hechos relacionados con violencia vicaria, aunque el colectivo Cesodi afirmó que las 32 integrantes han interpuesto algún tipo de denuncia ante la Comisión para que haya un precedente en sus quejas.

Autor(a)

Ángela Torres Lozano
Ángela Torres Lozano
Soy licenciada en Comunicación por UABC, periodista desde 2008, reportera en ZETA de temas generales y especializada en periodismo de ciencia y salud, también soy miembro de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia desde 2017.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas