14.1 C
Tijuana
martes, febrero 20, 2024
Publicidad

Primaria Venustiano Carranza: negligencia y omisión ante daños estructurales

El paso del huracán “Norma” en octubre de este año, fue el punto de partida de la lucha de la sociedad de padres y madres de familia de la escuela primaria Venustiano Carranza ante evidentes daños estructurales, cuya gravedad no era reconocida por autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

En entrevista para ZETA, Airam Cota Carillo, representante de la Asociación de Padres y Madres de Familia, expuso paso a paso la negligencia y omisión gubernamental que, de no ser por la intervención de la comunidad escolar, pudo poner en riesgo al estudiantado.


Publicidad


Recordó que, tras el impacto del fenómeno meteorológico, el Consejo Estatal de Protección Civil determinó suspender clases el lunes 23 y martes 24 de octubre. A pesar de que muchas colonias seguían sin agua y sin luz, el gobernador del estado, Víctor Castro Cosío, ordenó el retorno a las aulas al día siguiente.

Al regreso, el miércoles 25, revisaron las instalaciones y se percataron de la aparición de grietas considerables; incluso uno de los salones del primer piso presentó desnivelaciones de suelo y en otras aulas ni siquiera cerraba la puerta por los daños en el edificio.

Es ahí donde los padres y madres comienzan un movimiento, acordando que no habría acceso para el alumnado sin que la SEP y Protección Civil llevaran a cabo una revisión previa.


Publicidad

 


La respuesta provocó indignación ya que, sin inspección adecuada, las autoridades les informaron que el edificio estaba en condiciones para el regreso a clases.

“El dictamen elaborado por ISIFE decía que el edificio está en condiciones, pero si había otro fenómeno como un sismo, no se hacían responsables”, comentó Airam Cota.

Al percatarse del riesgo por la omisión institucional, constatado con el dictamen realizado por el Instituto Sudcaliforniano de Infraestructura Física Educativa (ISIFE), que calificaron como superficial, la comunidad escolar tomó acciones definitivas en el asunto.

Por medio de la organización, contactaron a ingenieros especializados y la misma asociación aportó para pagar el servicio. Es en este punto que Protección Civil clausuró la primaria, una de las más antiguas de La Paz.

La respuesta del estudio que contrataron de forma privada arrojó lo que ya esperaban: el edificio no contaba con las medidas para seguir con reparaciones superficiales por lo que debía ser demolido.

“Supuestamente ISIFE iba a entregar su dictamen y se iban a comprar, lo cual nunca sucedió porque no hicieron en primera instancia el estudio”, mencionó.
“Si no nos movemos, si no pagamos el estudio por nuestra cuenta, sabrá Dios qué hubiera pasado”, enfatizó la madre de familia.

Foto: Gilberto Santiesteban Flores

Inicia la demolición: no hay garantía de reconstrucción

Poco antes de que terminara el año, las autoridades del ISIFE iniciaron con la demolición del edificio en la Venustiano Carranza, que tiene más de 70 años de antigüedad.

Sin embargo, aunque se ha ordenado la destrucción de este espacio, no significa que tendrán salones nuevos, por lo menos no próximamente.

Airam Cota señaló que la explicación que recibieron fue que la reconstrucción dependía del presupuesto en febrero y de los registros de preinscripción, ya que será con base en la matrícula si se decide que habrá un edificio nuevo

El director del ISIFE, Pablo Cota Núñez, señaló que básicamente afinaron detalles desde el punto de vista técnico normativo.

En este escenario, subrayó que la SEP estableció mecanismos de coordinación con padres y madres de familia, así como la dirección del plantel, para que el alumnado tome clases en sedes alternas.

“Por ahí se obtuvieron los resultados de los dictámenes técnicos estructurales, tanto lo que se realizó por parte de la sociedad de padres de familia como el Instituto Sudcaliforniano de Infraestructura Física Educativa, en la cual ya se están elaborando los documentos normativos en los cuales tengamos que hacer la justificación”, dijo.

El área de comunicación de la SEP confirmó que más de 300 estudiantes ya han sido reacomodados y ahora toman clases en tres sitios distintos: la parte de la primaria que no está dañada y en las primarias “Francisco J. Mújica” y “Ciudad de los Niños”.

Asimismo, la instancia reconoció que el recurso para la reconstrucción no se contempló en el Presupuesto de Egresos 2024 que fue aprobado por la XVI Legislatura del Congreso del Estado el 15 de diciembre.

Autor(a)

Gilberto Santiesteban
Gilberto Santiesteban
Reportero sudcaliforniano, egresado de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS). Me dedico sobre todo a dar voz y cobertura a las causas ciudadanas en mi estado. Ante todo creo en la libertad de expresión y la libertad de prensa, incluyendo las responsabilidades y retribuciones que estas conllevan.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas