11.5 C
Tijuana
jueves, febrero 22, 2024
Publicidad

Crece impunidad contra desaparecidos

A partir de 2016 que las autoridades empezaron a llevar registro, hasta el corte de mayo de 2023, BC acumuló 2 mil 380 víctimas no localizadas

Al reducir la cifra de víctimas, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien en campaña buscando el voto se comprometió a buscarlos, dejó claro que los desaparecidos y sus familias, en su gobierno, no cuentan.


Publicidad


La mañana del 14 de diciembre de 2023, en su conferencia vespertina, el titular del Poder Ejecutivo federal informó que, de acuerdo a un supuesto censo realizado por Servidores de la Nación, en México, un país con miles de restos humanos en las fiscalías sin identificar, sólo hay 12 mil 377 personas desaparecidas, cifra que fue rechazada tajante y públicamente por colectivos de familias buscadoras.

Números que lucen ridículos frente al reporte de 111 mil 042 víctimas a inicios de 2023 por el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO), o a las 61 mil 637 que reconoció su gobierno al inicio de la administración.

Por eso, madres, padres, abuelos y hermanos de las víctimas reclamaron al primer mandatario que no robara la verdad y no volviera a desaparecer a sus desaparecidos.  Este golpe bajo del Gobierno de México para evitar cumplir con la obligación de encontrarlos, lastimó a las familias de por sí ignoradas en sus estados por fiscalías que dejan el trabajo de búsqueda a los colectivos, pero al mismo tiempo los sacudió.


Publicidad

 


De por sí activos, los grupos de madres rastreadoras empezaron a moverse. Incluso, la semana entrante llegarán a Tijuana las Madres Buscadoras de Sonora como lo hacen de manera periódica desde hace varios años, a buscar y hablar de sus hijos para que no sean olvidados.

Por su condición de frontera, Baja California es uno de los estados más visitados para búsqueda por colectivos de otras entidades, ya que les resulta imposible revisar los deficientes registros del Servicio Médico Forense y ser atendidos por esa oficina a larga distancia.

Sin embargo, llegan a enfrentarse a la falta de recursos, la corrupción, la impericia y el desdén de las autoridades que ya padecen y reclaman sus colectivos homólogos locales.

De hecho, la ultima semana de diciembre de 2023 y la primera del presente enero, los colectivos se enfrentaron al Gobierno del Estado encabezado por  Marina del Pilar Ávila Olmeda por la falta de resultados y de atención a los reclamos, y en la conferencia del miércoles 3 de enero, fue cuestionada por los periodistas, luego que el 1 de enero fueran desalojados ocho integrantes del Movimiento Estatal por los Desaparecidos, quienes habían bloqueado los accesos a las instalaciones de la Comisión de Búsqueda reclamando que se aprobara la Ley Estatal en Materia de Desaparición Forzada, se eligiera al nuevo comisionado y se realizara un censo real, no como el presentado por AMLO.     

Al respecto, Alfredo Álvarez Cárdenas, secretario general, aseguró que en la charla que tuvo el subsecretario Luis Moreno en las instalaciones rodeadas por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Ciudadana no hubo violencia. Del censo respondió que el Presidente puso el tema a mayor nivel, lo que sea que eso signifique para el funcionario.

Además, advirtió que la Ley que originalmente se anunció estaría lista en octubre de 2023, sigue en discusión, pero esperan -aunque no hay fecha establecida- tenerla lista a finales de enero para después someterla a la revisión de los colectivos. Así que la única opción que les dejaron, es seguir esperando que cumplan sus promesas.

Al final de esa conferencia, el comunicado oficial de la gobernadora ni siquiera trató el tema, el encabezado y contenido sólo hicieron referencia a “Combate Marina del Pilar maltrato Animal”, mostrando así dónde quedó su interés. Aunque de acuerdo a lo dicho por el secretario, atienden todas las llamadas de las buscadoras personalmente.

En respuesta, el 4 de enero, el Movimiento Estatal por los Desaparecidos de Baja California convocó a rueda de prensa en la Comisión Local de Búsqueda en Tijuana, ahí rechazaron la versión del secretario, dijeron que fueron desalojados con violencia y que no atacaron al guardia, quien los dejó pasar porque los conoce de tantas vueltas que dan. Y le dejaron una pregunta a la gobernadora: “Si usted tuviera a dos hijos desaparecidos, ¿qué haría si el gobierno no está haciendo nada por buscarlos?”.

De acuerdo al informe de Red Lupa, a partir de 2016 que las autoridades empezaron a llevar registro y hasta el corte a mayo de 2023, BC acumuló 2 mil 380 víctimas no localizadas. Al 3 de enero de 2024, son 2 mil 652 los desaparecidos reconocidos por la Comisión Nacional de Búsqueda en la entidad

Sin embargo, la entidad no cuenta con un censo oficial, y aunque para lo joven gobernadora puede ser un tema nuevo, los familiares de desaparecidos empezaron a reclamar la atención de las autoridades y la opinión pública desde los años 2006-2008, cuando la violencia se recrudeció en la región.

Así que los colectivos albergan a familias desesperadas, algunas suman más de 17 años reclamando justicia, apoyando a los que se han unido en fechas más recientes al dolor, a las búsquedas y a la lucha sin tener una respuesta real y satisfactoria de sus gobiernos. Entonces, es lógico, están desesperados, sus familiares fueron víctimas de un crimen impune, y merecen más que mentiras o excusas.

Autor(a)

Rosario Mosso Castro
Rosario Mosso Castro
Editora de Semanario ZETA.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas