17.3 C
Tijuana
viernes, junio 21, 2024
Publicidad

Fosa en Mexicali es de Los Coyotes

Los Coyotes, grupo de sicarios de la célula del Cártel de Sinaloa conocida como Los Rusos, está relacionado con la desaparición de tres jóvenes en el bar Shots en Mexicali. A tres meses de la denuncia, como parte de la indagatoria, el miércoles 12 de julio localizaron una fosa clandestina con cuatro cadáveres.

Los matones son encabezados por William López Barraza alias El Willy, El 78 y/o El Coyote, principal operador de Alfonso Peralta Medina el P1.


Publicidad


En los primeros cuatro meses de 2023, cinco personas desparecieron después de acudir al bar Shots, pero el número total de personas no localizadas después de visitar la zona de antros en Mexicali llega a once.

Un día después del hallazgo, en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) que titula, Ricardo Iván Carpio encabezó una conferencia de prensa el 13 de julio, en la cual informó que las diligencias realizadas sobre los últimos jóvenes desaparecidos en abril, arrojó este punto ubicado en la colonia Miguel Alemán, considerada la última demarcación que colinda con el municipio de San Luis Río Colorado, Sonora.

Mediante testimonios, mensajes anónimos y geolocalización obtenida de la última conexión de celulares, los agentes delimitaron un perímetro y ubicaron el sitio. Para llegar a la escena criminal, usaron un vehículo 4×4, similar al que deben tener los asesinos, al tratarse de una zona de difícil acceso y arenosa, a la orilla de donde fluía el Río Colorado.


Publicidad

 


En el lugar, reportaron el hallazgo de restos humanos aparentemente de cuatro personas, tres son piezas óseas y un cuerpo en proceso de descomposición.

Según el director del Servicio Médico Forense (Semefo), César Raúl González Vaca, dos de los cadáveres estaban incompletos, faltando algunas piezas. Únicamente en un caso se determinó la causa de muerte: disparo de proyectil de arma de fuego. Otro de los restos presentaba una placa a la altura de la pierna, derivada de -al parecer- una operación.

Agregó que la data de muerte se estima de uno a tres meses, dependiendo el caso, toda vez que -al parecer- no todos los cuerpos se encontraban en la misma profundidad, lo que modifica un poco las características de los restos y la propia descomposición.

El fiscal Carpio declaró que aún no es posible establecer si los restos óseos corresponden a David Alfonso Melecio Rodríguez, Manuel Bramasco y Mauricio Andrés Verdugo Fragoso, de 23 y 22 años, tres jóvenes desaparecidos el 8 de abril en el bar Shots, pero sí se manifestó que fueron las indagatorias de este caso específico, las que les permitieron llegar al lugar donde se encontró la fosa.

Respecto al caso de los tres jóvenes, el funcionario informó que hay siete órdenes de aprehensión expedidas y dos personas detenidas, una de ellas identificada como José Rolando Sepúlveda Sotelo, bajo proceso por el delito de desaparición forzada entre particulares; otro es Cristian Alexis Mendoza Guillén el Plaga, quien fue asegurado por otro hecho delictivo -ambos inocentes en tanto no se determine su responsabilidad, según el Artículo 13 del CNPP-.


LOS COYOTES O LOS ZORROS

Aunque no se logra identificar la causa específica por la cual los jóvenes desaparecieron y es poco probable que hubiera alguna relación entre los once ausentes, la FGE considera que hay indicios para determinar que al menos los cinco casos del Shots tienen al mismo victimario.

EL titular de la FGE bajacaliforniana confirmó que el narcomenudeo de esa zona era controlado por un grupo delictivo que amedrentaba a los dueños de bares para permitirles la venta de droga principalmente en los baños. El bar Shots era operado por un hombre cercano a Alfonso Peralta Medina, alias El P1 y/ o Ponchito de la Lima, jefe de sicarios de El Ruso, pero todo parece indicar que no se trató de una orden directa de él, sino una decisión de encargados del narcomenudeo del antro.

Toda esa zona de antros tenía como encargado -según fuentes de las Mesas de Seguridad- a William López Barraza,considerado el administrador o financiero de la estructura del P1 y de su hermano, conocido como El Peque o el P2; también responden a un hombre conocido como El Zorro.

El encargado directamente del centro nocturno era el distribuidor conocido como Roberto Sanz Mireles el Porkys, quien a su vez, respondía directamente a las órdenes del Coyote y por el que se tiene un mandamiento judicial por el caso de desaparición.

Originario de Culiacán, Sinaloa, el apodado Coyote fue detenido a mediados de junio durante un operativo por parte de agentes investigadores y estatales en la Zona Dorada de Mexicali, donde se suscitó una persecución que culminó en el Bulevar Carranza, al Oriente de la ciudad; estaba acompañado de dos escoltas y su pareja sentimental, a quienes también aprehendieron. Otro vehículo tipo pick-up logró escapar de la escena.

El fiscal Ricardo Carpio aseveró que este grupo delictivo inició como una célula de Los Rusos -dirigidos por Jesús Alexander Sánchez Félix-, pero mantenían operaciones independientes, algunas de estas, precisamente las desapariciones en centros nocturnos de la ciudad.

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas