17.5 C
Tijuana
sábado, junio 22, 2024
Publicidad

15 mil migrantes en Tijuana; sistema de citas para ingresar a EU, saturado

Trece migrantes de la República Islámica de Mauritania fueron asegurados en Tijuana en las inmediaciones de un hotel. La Policía Municipal acudió al inmueble en atención a un reporte de “personas escapando de un lugar y corriendo a pie tierra sobre el fraccionamiento Las Lilas”. Acto seguido implementó un operativo y capturó a los fugitivos. Ninguno de los extranjeros portaba documentación.

A decir del titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal, José Fernando Sánchez González, no quedó establecido qué fue lo que llevó a los mauritanos a intentar huir. El funcionario municipal asumió que pretendían internarse a Estados Unidos.


Publicidad


El delegado federal único Jesús Alejandro Ruiz Uribe, indicó en conferencia de prensa que en total se aseguró a 79 migrantes el martes 28 de febrero, incluidos los mauritanos detenidos por la Policía Municipal. Explicó que el aseguramiento efectuado por los elementos municipales procedió a consecuencia de un allanamiento emprendido por el Instituto Nacional de Migración (INM), con apoyo de la Guardia Estatal de Seguridad, en tres hoteles con ubicación en la delegación La Mesa.

Centro Integral pa a el migrante, Carmen Serdan,Colonia Presidentes, foto: Ramón T. Blanco Villalón

Del total de personas aseguradas, la Secretaría de Gobernación informó el 2 de marzo que eran procedentes de Mauritania, Afganistán, Ecuador, Colombia, Nicaragua, Eritrea, Congo y Angola. Todas quedaron a disposición del INM, aseveró en su momento Ruiz Uribe.

En alusión a los asegurados por la Policía Municipal, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal (SSPCM) informó: “Los detenidos se identificaron como Yeslmou ‘N’ de 40 años; Abd ‘N’ de 40 años; Hamed ‘N’ de 36 años; Hamed ‘N’ de 32 años; Dah ‘N’ de 31 años; Mouhamed ‘N’ de 30 años; Alih ‘N’ de 30 años; Lemrabott ‘N’ de 28; Cheikh Mohamed ‘N’ de 28 años; Abdullah ‘N’ de 25 años; Abdrabou ‘N’ de 22 años; Mohamd ‘N’ de 22 años y Mouhamed ‘N’ de 21 años”.


Publicidad

 


En entrevista con ZETA, el titular de la Dirección de Atención al Migrante, Enrique Lucero Vázquez, refirió que “por las características” del aseguramiento de los 13 mauritanos, éstos posiblemente “venían con esa intención de cruzar (a Estados Unidos), pero a lo mejor con una guía”. Observó que el caso pudiera sumarse a los episodios registrados “en los últimos días y semanas”, en los que personas de Ghana y Somalia han pretendido burlar el muro fronterizo a la altura de la colonia Alemán.

“No sabemos más (gente) si hay de esta comunidad, de este país, de la República Islámica (en Tijuana), pero seguramente estas personas venían guiadas ya desde su lugar de origen”, recalcó el funcionario municipal. 

“Estamos en un crisis migratoria a nivel global, la Organización Internacional para las Migraciones en su último reporte informó que en el mundo se mueven 280 millones de personas por distintas razones: oportunidades de empleo, hambre, guerras, regímenes autoritarios, desastres naturales; y Tijuana por estar cerca de Estados Unidos es una ruta internacional para la migración, ya consolidada desde hace años, desde que llegaron los haitianos, y no nos sorprende ver migrantes de todos los continentes”, contextualizó.

De ahí que, a su modo de ver, la presencia de los desplazados de la República Islámica de Mauritania “reúne todos estos componentes” de lo que se ha visto recientemente: “Estos intentos de cruce clandestinos” por la Avenida Internacional.

En cuanto a la situación de las personas aseguradas, Jesús Alejandro Ruiz Uribe se limitó a decir el 1 de marzo que estaban en una estación migratoria en Baja California, con la supervisión de organismos internacionales y procuradurías locales. De acuerdo con información proporcionada por la delegación del Gobierno Federal en Baja California, los indocumentados tendrían opción de solicitar asilo, refugio o permiso temporal, en lo que decidían si se iban o se quedaban en México.

15 MIL MIGRANTES EN TIJUANA

El aseguramiento del 28 de febrero se dio en un contexto en el que diariamente llegan a Tijuana “200 personas del sur”, mientras que de Estados Unidos son deportadas “300”, estableció el director de Atención al Migrante.

Lucero Vázquez especificó que desde el 18 de enero están ingresando a EU 200 solicitantes a diario por la Garita de El Chaparral, en virtud de la aplicación móvil CPB One, con la que el Gobierno de Estados Unidos permite la entrada a ese país a personas “sin los documentos correspondientes”, en aras de “reducir los tiempos de espera” y llevar “un proceso seguro y ordenado”.

4 mil 890 menores repatriados por Tijuana en 2022 … seguir leyendo

El titular de la dependencia municipal detalló que al menos “6 mil 600 personas” ya habían ingresado a la Unión Americana bajo ese esquema.

Aun así, obvió que esos ingresos no son suficientes para hacer frente a la concentración de migrantes que prevalece en la ciudad: “Es muchísima la demanda por muy poca oferta. Ese es el problema. Son 200 para una población aproximada de migrantes de 15 mil y que diario lleguen nuevos”.

Refirió que de ese total, los 30 albergues que operan en Tijuana alojan 6 mil personas, en tanto que el resto de migrantes “pueden estar en domicilios o en hoteles”.

Fuera de las estancias suele haber presencia de personas desplazadas en la vía pública, en diversos puntos de la ciudad como detrás de la Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe, sobre la calle Artículo 123, Delegación Centro, donde opera un tianguis en la banqueta, con venta de jarrones, fruta, ropa, cables, zapatos, limas, peines, carteras y calcetas, frecuentado por haitianos, tal como se pudo atestiguar en un recorrido.

En opinión de Lucero Vázquez, es preciso que Estados Unidos incremente las citas por CBP One. Expuso que si bien la aplicación vino a amortiguar el esquema de expulsiones inmediatas de venezolanos implementado por EU desde el 12 de octubre de 2022, así como de cubanos, haitianos y nicaragüenses a partir del 6 de enero del año en curso, actualmente el sistema se satura.

La política de expulsiones a México, implementada por el Presidente norteamericano Joe Biden, aplicó para migrantes que no tramitaran permiso desde su lugar de residencia para viajar a EU y a quienes les sería negado el acceso si entraban de manera irregular a Panamá o a la República Mexicana.

Adriana Minerva Espinosa Nolasco, subsecretaria de Asuntos Migratorios en Baja California, refirió a este Semanario que con motivo de esa medida, sólo en la Unidad Deportiva Reforma, habilitada como albergue en Tijuana, se recibieron “arriba de mil 300 personas” de Venezuela, Cuba, Haití y Nicaragua.

“Los venezolanos tenían su ruta por Juárez, se entregaban y listo, pero se les desbordó la frontera, entonces tenían como 8 mil venezolanos en centros de detención y le dijeron a México: ‘Oye, México, ayúdame, te voy a regresar venezolanos’. México aceptó y a partir del 12 de octubre comenzaron a regresar por distintas garitas venezolanos bajo el Título 42, nosotros logramos contabilizar más o menos, como hasta diciembre, ya habían retornado por Tijuana entre 5 mil y 6 mil venezolanos”, asentó a su vez Enrique Lucero.

El Título 42 se implementó inicialmente en Estados Unidos para evitar la propagación de COVID-19 y consiste en la expulsión de personas a sus países de origen o a México.

Lucero Vázquez manifestó que de acuerdo con cifras de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), de octubre de 2022 a enero de 2023 “tan sólo por San Diego” retornaron 69 mil 052 personas, en cuyo caso 31 mil 052 eran de México, 409 de El Salvador, 406 de Guatemala, 196 de Honduras “y el resto de otras partes”.

ALBERGUES “CASI AL LÍMITE”

De los 30 albergues existentes en Tijuana, el Centro Integrador para el Migrante y el Santuario Migrante son institucionales; el resto pertenece a asociaciones civiles. No todas las estancias cuentan con conexión a internet, o en dado caso, la conectividad presenta deficiencias, lo que de acuerdo con encargados consultados por este medio, da lugar a que los huéspedes prolonguen su estadía en esos lugares a la espera de concretar solicitud de ingreso a Estados Unidos por la aplicación CBP One.

En la colonia Libertad, cerca de la Garita de San Ysidro, los albergues Ejército de Salvación y Volviendo a la Patria presentan un aviso de advertencia sobre la acera, en el que se indica que no hay cupo.

El Mayor Gerardo Ortiz Garibay, director de Ejército de Salvación (hombres), dijo haber 98 personas en esa estancia, “entre colombianos, venezolanos, hondureños, salvadoreños, guatemaltecos, mexicanos”.

En referencia a los venezolanos, sostuvo que “son los primeros que hace poco los regresaron de Estados Unidos para acá”. Agregó que algunos de ellos ya lograron ingresar a ese país con el uso de la aplicación móvil y que el 3 de marzo se iría uno, en tanto que el 12, dos.

También habló de estar en vías de adquirir “aparatos más sofisticados”, con cargo al recibo telefónico, en el ánimo de que no se fuera la señal de internet en el lugar y otros huéspedes pudieran concretar la solicitud de ingreso a EU. Según dijo, a ese albergue llegan “de ocho a nueve personas” a solicitar alojamiento a diario.

Albergue.- Ejercito de Salvacion, colonia Libertad, foto: Ramón T. Blanco Villalón

El entrevistado reveló que el sitio cuenta con espacios reservados para migrantes recién deportados: “Apartamos siempre 20 lugares para las personas que nos trae Migración o Grupo Beta, o la Coalición Pro Defensa del Migrante”. Se refirió al hospital Oasis y a la Iglesia Metodista como instancias que brindan apoyo al alberge. Observó que, de parte del gobierno, la estancia no recibe respaldo.

Un migrante proveniente de Guerrero, de nombre José Manuel y con intenciones de cruzar a Estados Unidos, indicó haberse desplazado a Tijuana desde hace mes y medio para escapar de la delincuencia prevaleciente en aquella entidad. “A cada rato hay tiroteos allá, a mí me golpearon y me rompieron el pie”, mencionó. Dijo tener una hermana, albergada en otra estancia, con quien arribó a BC con apoyo de una prima radicada en Estados Unidos.

José David Martínez Marín, procedente de Bogotá, manifestó que llevaba casi dos meses en Tijuana. “Tenía un negocio un negocio allá en Colombia y me amenazaron, entonces me tocó salir del país obligado”, expuso. Afirmó haber arribado con un sobrino, a quien identificó como su ex socio en la venta de verduras y otros productos. “Nos tocó salir porque la extorsión ya era bastante”, narró.

En referencia al uso de la aplicación CPB One, manifestó: “Difícil, difícil de coger una cita y que el sistema nos siga dando, porque llegamos hasta cierto punto y se bloquea”.

En cuanto a su ritmo de vida diario, “normalmente estoy aquí en el albergue, colaborando aquí, (con) lo que necesiten”.

En la estancia Volviendo a la Patria, sobre la calle 20 de la colonia Libertad parte alta, el encargado reveló: “Aquí no hay internet suficiente para las aplicaciones, y si hay 20 personas y todas están metidas, se satura el internet y no les da acceso a ninguna”.

Hasta el martes 28 de febrero, en ese lugar, donde se cobran 200 pesos semanales por el alojamiento, había 36 personas, “venezolanos, haitianos, michoacanos, de Honduras”, detalló el entrevistado; algunos de ellos con actividad laboral para la cobertura de la cuota, otros con apoyo de familiares.

“Tienen acceso a estufa, para que cocinen, se les da trastes, todo eso. Llegan donaciones de gente de Estados Unidos, que vienen a traer latitas, se les deja ahí para que puedan agarrar ellos para cocinar, para solventar gastos”, expuso.  El gobierno no nos está apoyando ahorita, nada”, agregó.

Recientemente arribaron a la estancia personas canalizadas de la Unidad Reforma, en cuyo caso se dispuso su cierre a partir del 21 de febrero, en razón de que las instalaciones (utilizadas como albergue en acuerdo con la administración estatal) volverían a ser ocupadas por el gobierno municipal en cumplimiento a un programa de actividades deportivas.

El encargado de Volviendo a la Patria comentó que a ese albergue se solía canalizar a migrantes que ya hubieran concretado su cita por CBP One.

“Cuando allá ya ven que tienen su aplicación, que ya sacaron su aplicación, ya no pueden en el albergue, entonces ya los traen aquí, donde están más cerquita para ir (hacia EU)”, ejemplificó.

Hay 50% menos haitianos en escuelas de Tijuana …seguir leyendo

A decir del director de Atención al Migrante, en Tijuana “los albergues, todos están casi al límite, en su máxima capacidad”, lo que hace que la dependencia municipal monitoree “dónde hay espacios para reubicar” a personas, aprovechando que “los migrantes rotan constantemente”.

TERCER PAÍS SEGURO

Lucero Vázquez señaló que “en la práctica” México funciona como tercer país seguro, esquema consistente en retornar de Estados Unidos a la República Mexicana a migrantes extranjeros que utilicen el territorio nacional para internarse a territorio estadounidense.

México “no lo ha aceptado formalmente (semejante esquema)”, pero “lo vemos todos los días. Nos convertimos en este país tercer seguro y nos ha puesto en jaque a las ciudades fronterizas esta condición por la cantidad de migrantes”, indicó el funcionario municipal.

El XXIV Ayuntamiento de Tijuana otorga apoyos económicos a albergues de manera ocasional, para llevar a cabo remodelaciones o adquirir despensas. Recordó que a las estancias para migrantes, la Federación les dejó de proporcionar “una partida mensual directa”, lo cual “puso todavía más difícil la situación”.

Se pronunció porque los tres órdenes de gobierno apoyen los albergues “tanto con recursos como con capacitación”, y dijo apostar por “agilizar todos los procesos de inclusión de los migrantes” a la sociedad, flexibilizando “las barreras burocráticas”, de tal suerte que se garantice su acceso a los servicios de salud o que se puedan incorporar al sistema educativo o al ámbito laboral. “Si no lo hacemos, se va a convertir en un caos la frontera”, remató.

Autor(a)

Eduardo Andrade Uribe
Eduardo Andrade Uribe
Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana Ciudad de México; con certificado de terminación de la maestría en Cultura Escrita otorgado por el Centro de Estudios Sor Juana. Activo en semanario ZETA dese 2005.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas