21.6 C
Tijuana
lunes, junio 17, 2024
Publicidad

Protestan residentes de Colinas de California por falta de agua en CESPT (VIDEO)

Un grupo de habitantes de la zona de Colinas de California protestaron este martes 31 de enero de 2023 en la Comisión Estatal de Servicios Públicos (CESPT) contra las continuas interrupciones en el suministro de agua y la falta de presión que padecen desde hace tres años, cuando comenzó a crecer la construcción de nuevos fraccionamientos en el área.

A nueve días, desde el último corte (del 23 de enero) algunas calles, como la Santiago, del fraccionamiento Colinas de California, permanecen sin agua y en otras partes la presión es baja. Debido a la situación que afecta a 7 mil personas fueron suspendidas las clases del kínder y la primaria en la localidad, ya que fue robado un tanque que habían puesto los padres de familia en uno los planteles, comentó Jesica Ramírez Jaramillo, integrante del Comité de Vecinos de Colinas de California.


Publicidad


El problema de intermitencias en el servicio se agravó, sobre todo en la parte alta, desde diciembre pasado, cuando sólo medio mes tuvieron agua, pues “cada tres o cuatro días” se quedaban sin agua y cuando llegaba tenía poca presión. Con el corte de agua del 23 de enero en la zona se fue el agua dos días antes de la fecha programada pero en la calle Santiago, es hora que no ha llegado, denunció.

“Hacemos reportes constantes y las razones siempre son diversas: el nivel del tanque, una reparación, y pueden hablar dos personas al mismo tiempo y siempre las explicaciones son distintas, sabemos que es algo que no es real”


Publicidad

 


Ramírez Jaramillo señaló que muchos residentes han colocado tinacos en sus viviendas, pero otros no pueden por la estructura de esas edificaciones. “Tenemos que subsanar nuestras necesidades con garrafones y cubetas”.

El señor David acusó que el fin de semana pasada el costo de una pipa se duplicó, de 500 a mil pesos. En una semana he tenido que gastar 2 mil pesos ante la falta del líquido, mientras llegan los recibos de agua más caros por un agua que no tenemos, dijo un residente de la calle Santiago, la más afectada.

Minutos después de las 10 horas fueron atendidos por funcionarios de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana, encabezados por el director del organismo Víctor Amador Barragán, quién tras escuchar los reclamos ciudadanos les aseguró que la paraestatal ya contrató la construcción de una línea de conducción, en la que se invertirán aproximadamente 27 millones de pesos y se terminará en junio próximo.

A decir del funcionario es suficiente el tanque que suministra a la zona, donde se han construido últimamente más fraccionamientos. Dijo que actualmente se cuenta con el agua suficiente -alrededor de 18 millones de metros cúbicos- para abastecer a la ciudad. Cantidad que se incrementará con la línea binacional a 21 millones de metros cúbicos en verano, apuntó.

Otro acuerdo fue la instalación de mesas de trabajo cada 15 días para revisar el avance de la obra, y para dar seguimiento al pliego petitorio hecho por los residentes, entre los que incluye definir un plan de abastecimiento fijo o calendarizado, recibir el plano de distribución de la conexión de la red de toda la zona de Colinas de California, así como el apoyo de pipas de agua de la CESPT en caso de que el cierre de válvulas sea mayor a tres días.

En su pliego petitorio los colonos también exigieron una pausa de los permisos para nuevos fraccionamientos de las empresas KYO, GIG y futuras construcciones. Además de exigirles que esos nuevos fraccionamientos se conecten a la obra el Rosario, del periférico Rosas Magallón.

Sobre la atención que dieron las autoridades de la CESPT, Ramírez Jaramillo comentó que la preocupación de los residentes es que la problemática de escasez de agua continúe, “que el próximo corte que tienen programado para febrero nos lleve una semana o diez días más como en esta ocasión”

Consideró que el director de la CESPT no dio una solución concreta sobre posibles afectaciones hasta junio, pero se mostró confiada en que el acercamiento con la paraestatal mejorará su situación hasta que se repare la obra.

“Confiamos y queremos que se resuelva, pero si no pues entonces tendríamos que recurrir a otras medidas”, otras acciones más fuertes.

Autor(a)

Julieta Aragón
Julieta Aragón
Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Xochimilco. Cursé la maestría de Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y sigo en proceso de tesis. Soy reportera de ZETA desde 2017.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas