18.4 C
Tijuana
sábado, enero 7, 2023
Publicidad

Posadita

Entre una administración y otra, nunca saben para quién trabajan, pero el que de plano se está brincando la barda (casi literalmente) es el director del Centro de Formación y Capacitación Policial (Cenfocap); lo que era la Academia de Policía, pues. Resulta que Pedro Cruz Camarena, quien titula esa institución, ha tomado las instalaciones como propias, especialmente las de la Preparatoria Militarizada que, a un lado del Centro, construyó el ex fiscal Guillermo Ruiz Hernández para brindar formación académica y militar a jóvenes carentes de oportunidades, adolescentes hijos de personas privadas de su libertad, miembros de familias afectadas por la delincuencia, la inseguridad y la pobreza.  Ahora, en el comedor de las magníficas y abandonadas instalaciones de la Preparatoria Militarizada -por cierto, construido a favor de la institución por Grupo Abadi y Jesús Vizcarra, de la empresa SuKarne-, Cruz Camarena ha convocado para hoy viernes 16 de diciembre a la posada del Cenfocap. Por supuesto, el director, heredado de la administración de Jaime Bonilla a la de Marina del Pilar Ávila, ha dicho a todos los colaboradores del Centro que la comida y las amenidades van por cuenta de la institución, pero las bebidas alcohólicas para deleitarse en la reunión navideña, corren por cuenta de cada quien. Y pues, nadie sabe para quién o para qué trabaja. El comedor, habilitado para 400 personas, con mobiliario y equipamiento de última generación, pagado por empresarios para que jóvenes en situación difícil tomaran su instrucción académica y en este caso sus alimentos provistos por el Estado, ahora servirá como salón de fiestas para la posada de Pedro Cruz Camarena, con todo y los alcoholes, prohibidos de hecho, en las instalaciones de una preparatoria.


Publicidad


Casi…

Foto: Archivo

Con la novedad que otro de los ex funcionarios de Jaime Bonilla Valdez, implicados en el caso Next Energy, está muy cerca de ser declarado absuelto del delito de uso ilícito de atribuciones y facultades, además de peculado, gracias a una revisión de la justicia federal. Se trata del ex oficial mayor y ex subsecretario del Trabajo de la administración de Marina del Pilar Ávila Olmeda, Marco Octavio Hilton Reyes, uno de los implicados en el supuesto quebranto al erario derivado de la presunta confabulación por parte de varios ex funcionarios para beneficiar a la empresa regiomontana que pretendía abastecer de energía eléctrica al acueducto que traslada agua del Río Colorado a Tijuana. Según la plataforma del Consejo de la Judicatura de la Federación, el 1 de diciembre del año en curso, el Juez Cuarto de Distrito, Rogelio Alberto Ayala Gutiérrez, determinó proteger mediante la justicia federal a Hilton y “paralizar” el proceso en tanto no resuelva el caso. Por presuntos errores procesales, a través de su abogado, Marco Octavio presentó una demanda de amparo contra la vinculación a proceso por el caso Next Energy, pues -como es sabido- al igual que otros ex bonillistas, firmó el procedimiento y los contratos en beneficio de la empresa. Al hacer un estudio general, el juez decidió que había suficientes elementos para llevar a cabo un análisis de fondo, por lo que otorgó la suspensión provisional y luego definitiva ante la vinculación a proceso, por lo que el Ministerio Público se verá obligado a detener el proceso en contra de Hilton Reyes, en tanto no se emita una sentencia de la demanda de amparo. Básicamente, el juez federal le dijo que si bien el hoy imputado lleva su proceso en libertad, está obligado a asistir a todas las audiencias que le requieran, lo que representa una limitación a su libertad. Por ende, esta suspensión definitiva detendrá toda la investigación cuando llegue a la etapa intermedia, proceso que duraría hasta un año y, por experiencias anteriores, el otorgamiento de la suspensión definitiva brinda una gran probabilidad de recibir sentencia favorable. Si la justicia federal determina una sentencia absolutoria, el caso se caería para Octavio Hilton y se convertiría en el segundo absuelto, sólo por detrás de Amador Rodríguez Lozano, liberado de toda culpa por el juez Bernardino Ahumada.

Culto a la personalidad

Foto: Cristian Torres

Desde que terminó la administración de María Esther Rentería Ibarra, la principal queja del Poder Judicial fue la falta de recursos y apoyo por parte del Poder Ejecutivo para las obras de infraestructura necesarias para el funcionamiento de los Juzgados de la entidad. En las épocas de Armando Vásquez, sobre todo de Salvador Ortiz Morales, la falta de recursos llegó a un nivel tan grave que hubo catorcenas en las que no se contó con dinero ni para pagar sueldos, por lo que prácticamente se tenía un Poder Judicial debilitado y colapsado. Todos esos conflictos vinieron a dejarle la mesa servida al hoy magistrado presidente, Alejandro Isaac Fragozo López, quien ha tenido una gestión mucho más tersa que sus antecesores, pero particularmente este año, con el apoyo económico para emprender los proyectos que le complacen. Su segundo año de gestión fue la primera vez, en 10 años, que el Poder Judicial recibe un presupuesto acorde a sus necesidades, pero además, se le autorizaron -sin mayor contratiempo- varias ampliaciones presupuestales -y transferencias- para solventar nuevas necesidades. El ego es algo que vence a todos los políticos, y el magistrado Fragozo utilizó como pretexto la transparencia para ofrecer un informe de labores de carácter público, que tuvo como único objetivo enaltecer su imagen y sus actividades. La tarde del 14 de diciembre, en el Auditorio de CETYS Universidad en la Zona Dorada de Mexicali, rindió su “informe de labores”, donde todo se trató del magistrado presidente y sólo hizo algunas menciones de magistrados y jueces de forma genérica. No hubo cuestionamientos, nadie lo iba a increpar, sólo se limitó a presumir sus logros, para luego dejarse consentir con aplausos, abrazos y fotos por parte de su personal. En años anteriores se quejaban de la falta de dinero, pero ahora se gasta en un inmueble, lonas, mamparas, cámaras, equipo para realizar transmisiones, un video promocional -donde siempre destaca Fragozo-. En fin, todo lo que pudiera enaltecer el nombre e imagen de Alejandro Isaac Fragozo López, quien se dejó consentir por colegios de abogados afines, sus propios empleados, invitados especiales y la propia gobernadora Marina del Pilar Ávila, a quien no dejó de elogiar y reconocer durante el evento. El Poder Judicial, que debe ser el menos partidista de todos, se dejó seducir por el culto a la personalidad. Ni el protagonismo que caracterizaba a María Esther Rentería, Armando Vásquez y Salvador Ortiz, les alcanzó para tanto.

- Publicidad -

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas